Día del Trabajador: El trabajo dejó de ser el lugar a donde vamos

Workaneros

Esta año el día del trabajador se celebra de un modo diferente, sin actos, reuniones, fiestas o regalos (al menos físicos). Es un año del profesional y su empleo.  En Workana todos los años celebramos el día del trabajador, con alguna reflexión para compartir nuestra visión de cómo el mundo del trabajo está cambiando. Sin lugar a dudas, este año hay mucho por observar. 

La transformación del mundo del trabajo se intensifica y se amolda a cada Revolución Industrial. Basta observar que, entre la Primera y la Segunda – a mitad del siglo XVII – mudó a la población del campo y a la actividad agrícola hacia las fábricas, volviéndose éstos los principales espacios productivos de capital humano.

Más adelante, en la Tercera Revolución Industrial – después de la Segunda Guerra- aparecieron en el mundo las empresas más grandes, aquellas conocidas como multinacionales, y las personas pasaron por profundas transformaciones tecnológicas desde ese entonces. 

Actualmente, la revolución es otra. A partir del momento en que logramos un nivel de avance tecnológico que permite la automatización de muchos procesos, donde máquinas sustituyen a personas en algunas tareas, donde el procesamiento de datos y almacenamiento es posible a costo ínfimos, donde la inteligencia artificial y big data son protagonistas, donde la digitalización es clave y cubre todas las esferas de la sociedad, la variable distancia dejó de tener valor y es éste el momento en el que vivimos: en la Revolución 4.0 en el mundo del trabajo.

Las habilidades humanas no dejarán de existir, muy por el contrario, las “Soft Skills” van a ser todavía más requeridas y valoradas. Competencias socio-emocionales, creatividades, autogestión y perfil emprendedor son características del profesional capaz de comprender lo que el mundo del trabajo le espera en el futuro. 

¿Cómo el trabajo dejó de ser el “lugar a donde vamos”? 

Explico: despertarnos todos los días a la madrugada, pasar 2 horas atrapados en el tránsito para llegar a la oficina, fichar con huella digital con una tolerancia de 5 minutos y trabajar 8 horas seguidas con 1 de almuerzo… Todo esto, dejó de tener sentido para muchas personas, por más que esta descripción aún sea el verdadero significado de “ir a trabajar” para muchos todavía.

El sentimiento generalizado y compartido es que todas las empresas deben asegurarse de tener los mejores talentos dentro de sus compañías. Pero ellos mismos se agregan un obstáculo y la limitación de que el empleado debe vivir dentro de los 15 km de su oficina.

En las compañías híbridas, que entienden el trabajo remoto como una puerta abierta a una multitud de excelentes profesionales de cualquier parte del mundo, tienen esta frontera regional de mil o diez mil kilómetros, porque no importa dónde se encuentra, sino lo que sabe, trae y produce. Por este motivo, es importante que las empresas entiendan esto, que si no se adaptan, estarán compitiendo internacionalmente por el talento local.

Impacto del Coronavirus en el trabajo

Un efecto colateral inmediato del Coronavirus fue el gran aumento del número de personas trabajando desde sus casas. Cuántos de ellos podrán volver a la oficina sin pensar en lo remoto como una posibilidad? Cuántos de ellos conseguirán cortar con este modo una vez que la crisis del COVID-19 no exista más?

Por más que todavía no tengamos esa respuesta, muchas investigaciones y encuestas demuestran que los profesionales que pueden trabajar desde donde ellos quieren tienden a producir más, y esa productividad es apenas una de las ventajas que el trabajo remoto brinda

La realidad es que, incluso antes de que apareciera la pandemia global, el trabajo remoto ya era una tendencia por la flexibilidad y libertad que proporcionaba, logrando acercarse a una nueva idea del trabajo, con una mayor conciliación vida personal-vida laboral, incluso reforzado por el estilo de vida y propósito de la generación millennial.

El coronavirus fue un gran catalizador de este movimiento ya que obligó a las empresas a implementar algo que, quizás, ya estaban ensayando hace mucho tiempo pero no concretaban por diferentes razones. Quizás por no ser prioritario, quizás debido a no tener la aprobación de la gerencia que todavía sostenían que no era posible, sin comprender de que no solo es posible liderar equipos a distancia con los procesos, cultura, herramientas y comunicación correcta, sino que es más beneficioso. 

Podíamos ver cómo startups y algunas empresas de avanzada, ya permitían un «Home Office» una vez por semana como un beneficio y, por supuesto, atraían la atención de muchos. Pero la pandemia está obligando a las empresas a invertir en sectores donde el teletrabajo es posible, con más personas aprendiendo a usar tecnología remota.

Como resultado, es posible sentir un cambio más permanente hacia el trabajo remoto porque las personas están cambiando sus hábitos. Muchos han experimentado cosas que nunca antes tuvieron la oportunidad de hacer y, por lo tanto, pueden disfrutarlo más.

Dónde van a querer trabajar los profesionales de la era post COVID-19

Decidir para qué empresa trabajar no es solo el resultado del avance tecnológico o los caprichos de los millennials, sino una esfera que viene a responder preguntas más profundas sobre nosotros mismos. Como resaltaba uno de los Co-Fundadores de Workana Guillermo Bracciaforte en su charla TEDxCórdoba:

¿Alguna vez te detuviste a pensar qué significa el trabajo para ti? El trabajo debe tener un alto grado de libertad. Porque si no tenemos libertad y autonomía, ¿cómo vamos a dar lo mejor de nosotros mismos? 

Aunque es imposible predecir numéricamente cuántas empresas y personas se sumarán al trabajo remoto en el futuro, entendemos que las relaciones laborales se han visto muy afectadas por la pandemia y que el resultado de esto será el avance del teletrabajo en las esferas mundiales, que reunirá a grandes talentos y corporaciones.

Ese es nuestro deseo en este día y siempre: que puedas trabajar libremente para dar lo mejor de ti, sin importar desde dónde, ni cómo. 

Foto: Freelancer Day en Unilever Brasil

*Este artículo fue escrito por Daniel Schwebel, Country Manager de Workana en Brasil

También te puede interesar:

Miles de freelancers listos para comenzar a trabajar en tu proyecto.

Subscribe to the Workana newsletter and keep updated