10 tips de diseño para optimizar tus banners

Un banner efectivo puede hacer la diferencia entre el éxito y el fracaso de una campaña de publicidad online. O, al menos, tener un peso considerablemente importante.

Afortunadamente, mucho está bajo tu control. Elegir el talento para conformar tu equipo es clave y Workana es el trampolín ideal para lanzarte a reclutar los mejores perfiles freelance para tu próximo proyecto.

Antes de pensar en el diseño per se, debes entender exactamente qué quieres lograr o generar. Y aquí deberás responder preguntas básicas como cuál es el objetivo de tu campaña, cuál es tu audiencia target, qué mensaje quieres transmitirle, cuáles son los atributos a los que quieres asociar tu marca y los que no. Todo aquello que te ayude a comprender por qué estás haciendo la campaña de banners y por qué la harás de determinada forma y no de otra.

Si estás “bajando a tierra” tu plan de publicidad online y pensando cómo puedes optimizar tus banners, te damos algunos tips de gran ayuda:

1) Conoce la ubicación de los banners

No tendría mucho sentido una distribución random en diferentes sitios que no sean relevantes. Es mejor saber en qué sites clave ubicarás tus banners, en qué sección de la página, en torno a qué contenido o estructura, cuál es su audiencia, y hacer el diseño en base a esto.

2) Marca la diferencia

Procura que tus banners se diferencien del resto, que no pasen inadvertidos (sí, lamentablemente nuestro ojo humano ya ni siquiera “registra” los banners a menos que tengan ciertas características que los destaquen). Aquí, el condimento fundamental será la creatividad de tu diseñador, una de las habilidades esenciales que deberás utilizar como filtro a la hora de la selección.

3) Sé conciso

El mensaje que plasmes en el banner debe ser simple, breve, concreto. Esto deberá estar en línea con la imagen de marca que quieras transmitir. Cuán bien lo definas será clave para que tenga impacto. El título es prácticamente lo más importante, definitorio. El mensaje debe responder a las preguntas qué ofreces, por qué lo haces, cómo obtenerlo y por qué interesarse en ello.

4) Transmite un beneficio en concreto

No basta con que tengas un excelente producto/servicio. Debes poder darle a tu público un argumento sólido de por qué debería elegirte, por qué debería dejar de ver el sitio web que está visitando y hacer click en tu banner.

5)  Incluye el Call to Action

En el mensaje, si no le dices a tu público qué es lo que tiene que hacer, no lo hará. Invítalo a hacer click, de una manera sutil. Suele resultar mucho más efectivo que un llamativo e insistente “Click Aquí”.

6) No descuides el tipo de fuente

No son pocos los banners que fracasan por ser ilegibles, no sólo por el tamaño de la fuente, sino también por el estilo, el contraste, los colores, o por tener letras difusas, entre otros ejemplos.

7) Elige a conciencia los colores

Considera el impacto que pueden tener en base a su significado en  diferentes culturas, cuáles son los conceptos o emociones que se asocian con ese color, simbolismos, psicología, entre otros factores.  Hacer un research en Internet te puede ayudar mucho con esto 😉

8) Apela a imágenes

Una imagen vale más que mil palabras. Resulta muy práctico que puedas asociar el mensaje con un objeto o imagen que lo represente en concreto. También un excelente recurso son las animaciones, pero no abuses de ellas: deben ser un complemento del mensaje, ayudarte a empujarlo, y no sustituirlo.

9) Dale un marco

En general tendemos a centrar nuestra atención en aquello que tiene un marco. De hecho así lo hacemos en nuestro día a día, con fotos, películas y tantos otros ejemplos. Dale un marco a tu banner para aumentar su impacto. Es simple y práctico.

10) Evita los típicos errores

Descarta los banners invasivos, tramposos, que enmascaran contenido, que no tienen botón de “cerrar” y distraen al usuario. Tu objetivo es hacer un banner informativo, profesional, y efectivo.

Para cerrar, recuerda también optimizar tu sitio (eliminar bugs, proveer información relevante, que sea intuitivo, con una estructura clara y de fácil navegación) porque sin esto bien armado, tu campaña de banners no tendría sentido.  Y por último, mide, mide y mide para ir implementando mejoras a la vez que monitoreas la performance de tus banners. Compara, analiza y reajusta 😉