Post de invitado: Cómo disminuir riesgos al contratar (incluso cuando la especialidad no es la nuestra)

Desde Workana les queremos compartir un nuevo post de invitado. En esta ocasión, de la mano de Alejandro González, Abogado y Ejecutivo Comercial, que nos cuenta cómo disminuir los riesgos al contratar a un freelancer para una especialidad que no es nuestro fuerte. Además, nos comparte una serie de tips y requisitos fundamentales para acertar en la contratación, y nos muestra 4 pasos imprescindibles para evaluar a los candidatos, todo ello basado en su experiencia asesorando a clientes y profesionales de Workana durante más de dos años.

——————————————————————————————————————————–

En la vida cotidiana a diario debemos tomar decisiones sobre materias que quizás no sean nuestra especialidad. Desde elegir a qué mecánico llevar nuestro vehículo, hasta responder a un niño que nos interroga sobre la fotosíntesis.

Especialidad al contratar

Esto mismo se traslada a nuestras relaciones laborales, tanto desarrollando una actividad con otras áreas de una empresa como cuando queremos contratar a un profesional para un proyecto determinado.

¿Y cómo hacemos entonces? ¿Cómo logramos minimizar el riesgo de equivocarnos en la contratación de alguien, cuando desconocemos sobre su especialidad para evaluarla? ¡Pues tendremos las respuestas correctas, con las preguntas adecuadas!

Previo a analizar la especialidad del profesional, es importante comprender si su perfil es el adecuado para nuestro proyecto.

Miley CyrusComo ejemplo podemos acordar que contratar a Miley Cyrus para que cante en el cumpleaños de nuestra abuela no necesariamente es la decisión correcta, aunque sea un espectáculo costoso e importante.

Entonces, para saber qué clase de profesional necesitamos, lo primero es comprender la necesidad de nuestro proyecto. Y esto se resume en dos opciones:

  • 1. ¿Requiere de una vasta experiencia por ser de elevada complejidad?
  • 2. ¿Puede lograrse con un profesional con buena capacidad pero menor trayectoria?

Podemos entonces fijar algunos puntos que nos ayudarán a saber cuándo un profesional, más allá de cuál sea su especialidad, se amolda a nuestras necesidades.

Los profesionales adecuados para proyectos de alta complejidad suelen compartir ciertos elementos que los identifican:

  • Experiencia con una variada cantidad de trabajos terminados
    TIP: Solicitar muestras de trabajo
  • Perfil sumamente completo porque saben que el mismo ayuda a vender
    TIP: Corroborarlo ingresando y comparándolo con otros
  • Conocimiento de las últimas tecnologías de su materia
    TIP: Consultar sobre la herramienta que más se usa y si hay alguna nueva
  • Proceso de trabajo ordenado con avance por etapas
    TIP: Solicitar una propuesta de esquema de trabajo

Son estos 4 puntos los que debemos evaluar, más allá de su nivel de especialidad en la materia. Y podemos corroborarlos con su correspondiente solicitud.

Difícil es que un profesional que cumpla con estos 4 puntos no tenga un amplio conocimiento sobre el servicio que ofrece.

Los profesionales adecuados para proyectos de bajo o medio nivel de complejidad, tienen de por sí otros elementos distintivos:

  • Inmediata respuesta en la comunicación
  • Amplia flexibilidad para adaptarse a esquemas de trabajo
  • Mayor calidad que cantidad en trabajos de su portfolio

Workana además ofrece herramientas adicionales para la selección, tales como:

  • Certificaciones por evaluaciones de skills 
  • Calificaciones previas de otros clientes
  • Cantidad de proyectos finalizados
  • Medallas del perfil por cantidad y calidad de proyectos logrados
  • Posición en el ranking de profesionales de la plataforma

Especialidad al elegir

Con el uso de estas herramientas y consejos a la hora de comunicarse con los profesionales, sumado a la percepción que les generen las conversaciones con ellos, no tenemos duda de que el riesgo de equivocarse en la contratación disminuye muchísimo.

Recuerden: Sócrates no superaba en sabiduría a las demás personas por acumular más conocimientos que ellas, sino por reconocer su ignorancia en algunas materias y aprender a indagar sobre las mismas.

Autor: Alejandro González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *