Cultura organizacional y talento: las claves de Netflix para el éxito

Algunas compañías están lidiando con la cada vez más evidente escasez de talento directivo y con los cambios vertiginosos de los esquemas laborales. Otras, en lugar de luchar, están adaptándose y adoptando nuevos paradigmas. Una de esas empresas es Netflix, el coloso actual del entretenimiento y el streaming.

Aunque el auge de su visibilidad internacional es relativamente reciente, los chicos de Netflix llevan operando desde 1997. Y hoy en día, es una de las compañías más exitosas del mundo con cerca de cien millones de suscriptores a lo largo y ancho de casi doscientos países.

En el 2013 sus acciones triplicaron su valor y la empresa obtuvo tres galardones Emmy. El año pasado obtuvieron veinte.

¿Cómo lo logran?

Además de una propuesta de valor muy clara, Netflix ha apostado por una cultura organizacional y un enfoque de talento únicos.  

6 lecciones de Netflix para definir una CULTURA DE ÉXITO

cultura de Netflix

El Dream Team de Netflix

Como la mayoría de las empresas, Netflix quiere contratar a los mejores. Pero a diferencia de muchas, también se compromete con mantener solo al mejor talento, así que, si las habilidades o talentos de un empleado ya no están haciendo crecer a la empresa, esta los deja ir.

Utilizando un criterio general denominado “Keeper test”, se promueve que los gerentes no mantengan en su equipo elementos cuyo desempeño no les convence del todo.

La regla es muy simple, se les pregunta: “¿Estarías dispuesto a luchar por este empleado si decidiera dejar la compañía?”

Y, si la respuesta es “no”, se replantean ¿por qué no lo dejas ir desde ahora y hacemos espacio para alguien por quien sí pelearías?

“Lo mejor que puedes hacer por tu equipo de trabajo, quizá más que dejarles jugar futbolito o ponerles una barra de sushi gratuito, es contratar sólo empleados comprometidos. Colaboradores excelentes hacen que todo lo demás marche a la perfección” − Paty McCord, Gerente de formación de talento directivo en Netflix.

Un equipo de trabajo, no una familia

En empresas como Google, que se congracian de ser una “gran familia”, vemos cómo la falta de criterios concisos y la subjetividad de las relaciones jerárquicas provocan retrasos inusitados en proyectos que deberían resultar sencillos.

Netflix ha dejado de lado todo eso. Sus empleados deben familiarizarse una cultura organizacional en la que claramente postulan que son un equipo de trabajo, no una familia ni una “jardín de niños recreacional”.

Cada empleado que llega a Netflix debe leer un documento que contiene sus posturas con respecto a la cultura laboral, que incluyen de manera perfectamente clara los diez criterios que hacen que un empleado se quede o no en la compañía, ya que estos constituyen los verdaderos valores de una organización:

  • Buen juicio
  • Comunicación
  • Curiosidad
  • Valentía
  • Pasión
  • Lealtad
  • Innovación
  • Inclusión
  • Integridad
  • Eficiencia

Este documento con su política de responsabilidad y libertad ha causado revuelo entre las empresas de Silicon Valley. Y figuras tan importantes como Sheryl Sanberg, CEO de Facebook, han confirmado que probablemente sea uno de los postulados más importantes que definirán el rumbo de los recursos humanos en empresas de este tipo.

Equipos de trabajo orientados a objetivos

La mayoría de las empresas busca consolidar un equipo de trabajo estable. En Netflix, por otra parte, la dinámica tiene qué ver más con formar grupos de trabajo altamente eficientes que una vez que cumplen su objetivo se disuelven, se juntan en grupos nuevos y se disuelven otra vez.

Aunque no es el esquema laboral típico de las compañías, es el que define a los equipos de filmación en las películas de Hollywood y a las consultorías, por ejemplo.

Ser despedido de esta compañía no significa que un empleado sea malo, simplemente que no es un empleado espectacular.

Además, las políticas de trabajo de Netflix están específicamente orientadas a evitar los vicios más comunes que le restan productividad a los equipos de trabajo.

El énfasis está en los resultados y en las personas, no en los procesos, y si alguien obtiene resultados increíbles con poso esfuerzo, será recompensado por encima de quien obtiene resultados buenos con mucho trabajo.  

“A comparación con lo que queremos lograr, apestamos”

 

Una de las cualidades que diferencia al documento de políticas laborales de Netflix de otros, es que utiliza un lenguaje completamente abierto, franco, claro y que evita cualquier tipo de eufemismo políticamente correcto. Así, con toda naturalidad dejan establecido cómo interpretan el presente de la compañía y cuál es el futuro al que aspiran.

Los líderes de la compañía deben ser capaces de tomar decisiones que se anticipen al menos seis meses al futuro, empujar los límites de su productividad, probar cosas nuevas y encontrar estrategias que acerquen más rápido al equipo al alcance de sus metas.

En Workana, al igual que en Netflix, estamos convencidos de que la base de una gran empresa es su cultura. Haciendo click aquí puedes leer lo que opina al respecto Guillermo Bracciaforte, uno de nuestros fundadores

También creemos que se puede formar una cultura organizacional sólida y coherente con equipos remotos y trabajadores freelance. De hecho, más de la mitad de nuestros empleados trabajan bajo esa modalidad y eso tiene innumerables beneficios.

Y, sobre todo, somos 100% conscientes de que el mejor talento y los profesionales más comprometidos con tu proyecto pueden ser freelancers.

Si nunca lo has probado, o si crees que es momento de agrandar tu estructura sin sumar costos fijos, te invitamos a hacer click aquí y conocer más de Workana.

Escritora, redactora y entusiasta del marketing digital. Me encanta viajar, soy promotora del estilo de vida freela, y siempre que puedo ayudo a las personas a buscar una mejor calidad de vida por medio del trabajo autónomo.

Suscríbete al newsletter de Workana y mantente actualizado