De freelancers a socios emprendedores

De freelancers a socios emprendedores

Cristian y Pablo solían ser freelancers hasta que cruzaron sus caminos y decidieron crear su emprendimiento juntos, después de trabajar codo a codo en varias ocasiones. ¡Conoce su historia!

¿Cómo empezaron a trabajar juntos?

Pablo: Comenzamos a trabajar a partir de un proyecto que surgió por recomendación de Workana. El trabajo no era simple ya que necesitaba contar con un programador con experiencia Front-Backend, por lo que tuve que salir a buscar uno. En esa búsqueda me acordé de Cristian y le propuse encarar este proyecto juntos.

Luego de casi 2 meses de proyecto, al finalizar, fue una conclusión natural que debíamos trabajar en conjunto. La mecánica de trabajo de ambos es muy parecida y eso es una ventaja a la hora de encarar un proyecto.

¿Cuál es su visión compartida de negocio y los objetivos de su emprendimiento: Fryla?

Cristian: Durante mis años de trabajador en relación de dependencia, tuve a cargo la contratación de servicios de diseño y desarrollo web. En la mayoría de los casos encontraba buenos diseñadores pero no tenían una estructura sólida a nivel técnico para el desarrollo web. De igual manera, me contactaba con programadores expertos pero poco entendían de estética. Incluso probamos contratarlos por separado pero los resultados nunca fueron los ideales: fallaba la comunicación, era difícil aunar los esfuerzos y tener una visión común de los proyectos. Siempre conversamos con Pablo esta problemática, que él, desde otro lado, también la conocía muy bien. De allí nace Fryla Estudio, con el objetivo de brindar un servicio integral de diseño gráfico y desarrollo web. Buscamos dar soluciones completas, trabajando junto a nuestros clientes para comprender al detalle sus necesidades: el origen de su marca, hacia dónde quieren evolucionar, quiénes son sus clientes. De esa manera logramos alcanzar los objetivos de cada proyecto.

¿Qué soluciones brinda Fryla?

Cristian: Actualmente hacemos foco en tres tipos de proyecto. Por un lado, brindamos servicios de Branding para el desarrollo de marcas e identidad. Además, cubrimos todo el proceso de Diseño Gráfico, desde la fase de bocetado inicial hasta la gestión y control de imprenta.

En Fryla también realizamos desarrollos complejos para la Web, incluyendo soluciones de eCommerce e integraciones con sistemas Legacy de nuestros clientes. Nuestro equipo está formado por profesionales en distintos lenguajes y plataformas, por lo cual no nos limitamos solamente a WordPress o CMS particulares, sino que tenemos la flexibilidad de elegir la tecnología que más se adecue a las necesidades de cada proyecto.

¿Es posible entonces tener un estudio siendo freelancer?

Pablo: ¡Sí, claro! Muchas veces asociamos que un Estudio es un lugar físico, pero si tenemos en cuenta la forma en que trabajamos hoy en día, con todas las posibilidades de comunicación que existen y con la ventaja de herramientas como Workana, no se necesita tener una oficina en el piso 20, en el mejor barrio de la ciudad. Hoy se necesita ser profesionales en lo que hacemos, tener un equipo de trabajo sólido que permita dar soluciones a los clientes y manejar una excelente comunicación.
Es claro que estamos ante un cambio radical de la forma de trabajo, en donde ahora solo con estar conectados a internet podemos encarar proyectos con clientes de cualquier parte del mundo y lo único que importa es la calidad de finalización del proyecto, el trato con el cliente y los plazos de entrega. Fryla es un estudio que está en la nube, con sus directores en constante comunicación con sus clientes, siguiendo de cerca a su equipo de trabajo y con proyectos que fluyen a través de internet.

¿Cuál es su experiencia personal con Workana?

Cristian: Por mi parte, mi primera experiencia dentro de Workana fue como cliente. Necesitaba alguien que me ayudara con el proceso de Naming de mi emprendimiento y creé mi primer proyecto. Me resultó muy fácil hacerlo y en muy poco tiempo tuve varias propuestas interesantes. Una de ellas fue la de Pablo.

Pablo: Al igual que Cristian, pero desde el lado profesional, encontré en Workana la posibilidad de encontrar clientes y que me permitiera crecer profesionalmente. Así fue que Cristian se convirtió en uno de mis primeros proyectos. Al principio fue siempre un cliente, hasta que surgió la posibilidad de trabajar en conjunto en un proyecto grande. Luego nos dimos cuenta que teníamos que juntarnos y trabajar en conjunto porque observábamos que nuestros clientes necesitaban una solución más completa. Así nació Fryla.

A nivel profesional, Workana fue fundamental para formar nuestra cartera de clientes inicial. Cuando comenzamos a trabajar en forma independiente, no teníamos muy claro dónde promocionar nuestros servicios, y Workana funcionó como un intermediario excelente para acercarnos al mercado no solo local, sino de toda Latinoamérica y España.

¿Cómo los ayuda Workana con su proyecto?

Cristian: Por un lado en Workana hemos logrado obtener varios proyectos interesantes para cada uno de las servicios que brindamos, pero hoy en día nos resulta fundamental para hacer crecer y solidificar nuestra estructura interna de trabajo. Uno de los objetivos para el próximo año es ofrecer un nuevo servicio para desarrollo Mobile, y para ello nos hemos contactado con varios freelancers dentro de Workana que nos guían en este proceso y con los cuales seguiremos trabajando en el futuro. Funciona como un punto de encuentro entre profesionales que nos enriquece y a su vez, nos permite conocer a nuestros próximos clientes.

Cristian Marucci y Pablo Grande son freelancers destacados en Workana. Toca en sus nombres para conocerlos mejor 🙂

Para comenzar a trabajar de forma independiente, mira los proyectos publicados en Workana y postúlate.

O también puedes emprender para poner en marcha campañas como las que hoy te contamos: crea un proyecto en Workana y contrata freelancers que te ayuden a desarrollarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *