Día de la PYME: el caso Sirena y cómo consiguió poner en marcha su sistema de ventas en 5 días con 10 freelancers

En Workana trabajamos diariamente con emprendedores, pequeñas empresas y soñadores que deciden dar este paso y conformar su pequeño negocio. ¿Cómo lo hacen? ¿Qué desafíos encuentran? Mira como Sirena, el primer CRM de Whatsapp, logró potenciar su modelo de trabajo con la ayuda de freelancers profesionales.

Esta semana y desde 2017 por iniciativa de la ONU, se celebra el día de los pequeños y medianos empresarios en reconocimiento a su incidencia en las economías locales y globales. Según estudios de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) las PYMES representan la espina dorsal de la mayoría de las economías del mundo y su rol es crucial para países de Latinoamérica que en su mayoría se encuentran en vías de desarrollo. 

¿Algunos números? Según datos del Consejo Internacional para la pequeña empresa representan el 90% del total de empresas y son responsables de generar empleo para 60-70% de la población. 

Este es nuestro pequeño homenaje para todas esas PYMEs que mueven la economía de los países. 

Sirena es uno de esos casos con fuerte y joven empuje emprendedor. Se trata de  una herramienta que ayuda a los negocios a centralizar en un lugar todas las comunicaciones con los clientes para dar mejor atención y respuesta. Con esta APP, un equipo de ventas contacta a sus clientes en segundos, hace tres veces más seguimiento y duplica las ventas.

En la actualidad emplea a más de 50 personas y cuenta con oficinas en México, Argentina y Brasil.

La historia de Sirena empieza así:

Era el año 2016, Miguel Morkin, Julián Bender, Ezequiel Sculli y Lautaro Schiaffino hacían un sitio web llamado rodati.com, un sitio de soporte de ventas de autos. Mucho esfuerzo, mucha cabeza y una gran cantidad de postits en las paredes parecían indicar que esto funcionaría. Pero mientras rodaban también encontraron un problema que no esperaban y para el que -en la creación de rodati- habían desarrollado una solución.

Todavía en la actualidad, el flujo de comunicación entre clientes y vendedores era deficiente. Los intentos de contactos eran aislados, efímeros y poco eficientes. Las respuestas dependían de la plataforma, el momento y si en el camino te cruzabas a la misma persona. Además de que los tiempos que se manejaban no generaban ninguna simpatía en los usuarios/clientes/consumidores. La idea fue Sirena.

Como cuenta Julián, a través de Workana pudieron desarrollar y poner en marcha un proceso de prospección y de ventas telefónicas en menos de 5 días. Además pudieron potenciar su estrategia de contenido con más de 10 freelancers de distintos lugares. Eso les permitió tener calidad, cantidad, en poco tiempo y en todos los idiomas. Sumaron a más de 25 freelancers: entre diseñadores, virtual assistant, telemarketers, vendedores, entre otros, que trabajan habitualmente con ellos. 

Aprendizajes de este proceso

A lo largo del tiempo aprendieron mucho sobre ellos mismos y sobre las mejores formas de trabajar con freelancers. El primer consejo de Julián es contar con un job description muy detallado. De esta manera resulta mucho más fácil llegar a acuerdos, dar instrucciones más claras y el freelancer puede entender en qué tiempos y de qué forma puede llevar adelante el trabajo.

¿Qué impedimentos encontraron?

Para que esta nueva forma de trabajo funcione, en una primera instancia, tuvieron que combatir algunos mitos. ¿El miedo principal que manifestaron los equipos de la oficina? Los habituales: «no le vamos a ver la cara» o «necesitamos que esté sentado al lado nuestro para resolver las cosas de manera más fácil«. Para Julián esto no fue un tema relevante, “no eran más que mitos”, y los resolvieron eficientemente cuando pusieron foco en las personas.

«Cuando te das cuenta que del otro lado hay un profesional y este proceso está intermediado por la tecnología, con todas las herramientas para comunicarnos y hacer seguimiento de los proyectos no hay límites más que los que tus propios procesos tengan

Para el equipo Sirena no hay vuelta atrás, van a continuar trabajando de este modo. Es su forma: flexible, diversa, ágil y sobre todo… no tiene límites. Como cierre Julián le aconseja a otros que “también se animen a derribar sus mitos y que empiecen a probar crecer de esta forma”.

También te puede interesar:

En Workana trabajamos diariamente con emprendedores, pequeñas empresas y soñadores que deciden dar este paso y conformar su pequeño negocio. ¿Cómo lo hacen? ¿Qué desafíos encuentran? 

Muchos de ellos buscan consolidar su presencia online, dar sus primeros pasos de branding, necesitan ayuda profesional para el desarrollo del core de su negocio, necesitan colaboración para atender consultas de clientes, y mucho más. Conoce aquí algunos casos inspiradores

En lo que va del 2019, de los 30 mil clientes que utilizaron Workana para contratar freelancers, el 18% fueron PYMEs. 

Sabemos que detrás de cada una de ellas hay un esfuerzo por invertir de manera inteligente para que haya un retorno eficiente de esa inversión. Y, aún así, encontramos que el promedio de inversión mensual por usuario es de USD$ 230. En comparación con lo que invierten otros clientes (USD$ 125), este número representa casi el doble. ¡Esto nos muestra que las PYMEs saben muy bien lo que necesitan… y lo que necesitan ya!

Sigue creciendo con empuje emprendedor. 

Aquí te dejamos algunas herramientas/ideas de cómo potenciar la pyme con un freelancer y también algunos errores que puedes evitar.

¿Quieres compartir tu caso con nosotros? 

Completa este formulario y nos pondremos en contacto contigo. 

¿Qué es Workana?

Te invitamos a conocer Workana, la mayor plataforma freelance de América Latina. Desde 2012 nos esforzamos para seguir conectando empresas y emprendedores con trabajadores remotos de las más diversas especialidades.

 

Subscribe to the Workana newsletter and keep updated