Freelancing y ODS: el futuro de la sustentabilidad e inclusión en el trabajo

En el 2016, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) realizó un llamado internacional que promueve la adopción de medidas urgentes, trascendentes y pragmáticas orientadas a que la humanidad elimine la pobreza, proteja al medio ambiente y garantice paz y prosperidad a todas las personas para el año 2030. 

Estas metas fueron llamadas Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y cada día más gobiernos, instituciones y asociaciones los reconocen como los criterios que deben encaminar la toma de decisiones para el progreso. 

¿Cómo se relacionan la economía GIG, el trabajo remoto y el freelancing con los ODS?

Por muchas razones de índole económica, medioambiental y de desarrollo personal, el paradigma actual de trabajo presencial -al que se apegan las empresas y las políticas públicas en la mayor parte del mundo- no es sostenible y obstaculiza en buena medida la consecución de los ODS. 

Afortunadamente, también existe amplia evidencia de que modificar este paradigma migrando a nuevos modelos -como el aprovechamiento de las TIC´s para trabajo remoto y freelance- es una de las estrategias más efectivas para que la iniciativa privada, el sector público y el tejido social en conjunto cumplan parte importante de los objetivos de sustentabilidad de la agenda 2030. 

Fuente: m4social.org

¿Cómo colaboramos y qué herramientas tenemos para lograr un futuro de oportunidades?

Para cumplir con los ODS, la humanidad en su totalidad deberá aprender a hacer cambios profundos en todos los aspectos de la vida. Desde la trinchera de lo laboral, la iniciativa privada debe abrazar las virtudes de la economía GIG y las oportunidades de las nuevas tecnologías. Se trata de una apuesta insuperable para poner nuestro -no tan pequeño- granito de arena. 

Algunos de los ODS más importantes cuyo alcance se relaciona directamente con el fomento a la economía GIG son:

1. Combatir el cambio climático y proteger el planeta

La economía GIG no sólo puede hacer que las personas tengan más y mejores panoramas laborales, también, como veremos, puede ayudar a salvar al planeta:

  • Minimizar emisiones de transporte y congestionamiento urbano Si todas las personas cuya actividad laboral puede hacerse de manera remota ya no se vieran obligadas a trasladarse diariamente a una oficina, tanto el tránsito como la huella de hidrocarburos proveniente del transporte disminuirían de forma drástica en las ciudades. 
  • Descentralizar las grandes urbes: Una persona que trabaja de forma remota tiene la posibilidad de trasladarse a zonas menos gentrificadas. A su vez, esto promueve el rescate agrícola e industrial de las provincias y el florecimiento de la economía local. 
  • Disminuir el consumo irresponsable: la cantidad de basura y el consumismo excesivo de nuestro estilo de vida se vinculan con una industria de “lo inmediato”, que a su vez es consecuencia de la falta de tiempo para cuestiones básicas como preparar nuestros propios alimentos, arreglar en lugar de tirar, reciclar y reusar, etc. 

2. Poner fin a la pobreza y a la desigualdad

La simple adopción y fomento de tecnologías que permiten que la ubicación geográfica deje de ser un factor tan determinante en el acceso a oportunidades de trabajo, ayuda a disminuir la pobreza y la desigualdad.

  • Generar oportunidades de trabajo para todos: especialmente para personas que habitan en zonas rurales o inaccesibles, que padecen alguna discapacidad, que pertenecen a minorías o que por una u otra razón no pueden desplazarse diariamente a una oficina física.
  • Incrementar el nivel de autonomía económica: Las nuevas tecnologías diversifican y hacen más accesibles nuevas alternativas laborales y amplían en abanico de posibilidades de crecimiento económico para los individuos.
  • Fomenta que las personas sigan educándose y capacitándose: Quienes trabajan mediante esquemas más flexibles y en proyectos más diversos, tienen una tendencia más marcada hacia la capacitación constante, lo que redunda en un círculo virtuoso de aprendizaje y oportunidades. 

3. Garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad 

Además de sus ventajas económicas y medioambientales, el paradigma de trabajo independiente y/o remoto también fomenta que las personas tengan una mejor calidad de vida

  • Conciliar la vida profesional, familiar y personal: Al trabajar de manera remota, disponemos de un mejor control de nuestros tiempos y prioridades.
  • Disminuir los niveles de estrés de las personas: El trabajo remoto elimina muchas situaciones que por definición causan estrés, en especial la necesidad de trasladarse por ciudades abarrotadas y/o inseguras. 
  • Pluralizar la diversidad y las ideas: La economía GIG permite a las empresas aprovechar todas las ventajas de la diversidad en su plantilla laboral. 

Adoptar un esquema de trabajo remoto: Una forma de hacer el mundo más sostenible

Lo admitimos, en Workana estamos super orgullosos de nuestra plataforma, porque hemos apostado todo al florecimiento de la cultura del trabajo remoto, y los resultados no podrían ser más alentadores.

Hoy día somos la comunidad de freelancers más grande de América Latina, estamos expandiendo operaciones a Asia y hemos ayudado a miles de personas a mejorar su calidad de vida y sus horizontes laborales. 

Sabemos que trabajando en conjunto alcanzaremos las metas de sustentabilidad y bienestar mundial, pero la realidad es que todavía falta mucho por hacer y la GIG economy aún debe consolidarse mediante esfuerzo y compromiso de todos. ¿Estás listo para aceptar el desafío?

 

Escritora, redactora y entusiasta del marketing digital. Me encanta viajar, soy promotora del estilo de vida freela, y siempre que puedo ayudo a las personas a buscar una mejor calidad de vida por medio del trabajo autónomo.

Subscribe to the Workana newsletter and keep updated