Gympass nos cuenta cómo a través de su comunicación 100% digital logró crear proximidad en tiempos de distanciamiento

Presente en más de 14 países, con más de mil empleados de 17 diferentes nacionalidades, la multinacional brasilera Gympass fue una de las primeras en cerrar sus oficinas en todo el mundo. Para la segunda semana de marzo de este año, todos los trabajadores estaban desempeñando sus tareas de forma remota. 

Antes de empezar la cuarentena de Covid-19, había dudas sobre si las personas realmente trabajarían desde sus casas, por más que la empresa ya sostuviera internamente una política de trabajo remoto permitiéndole al empleado hacer home office vez por semana.

Con muchos cuestionamientos en el aire, el beneficio no era muy aprovechado por las áreas de la empresa y eran todavía las oficinas los lugares preferidos o más utilizados por los trabajadores. Ese era el escenario… hasta este año. 

Logística y comunicación en tiempo récord

Sin tiempo para planificar un cambio muy grande, el mayor desafío para la empresa fue garantizar en tiempo récord que todos los trabajadores tuvieran sus computadoras e infraestructura para trabajar desde sus casas (conexión a Internet, como prioritario).

Por otro lado, con una cultura de trabajo presencial, otra preocupación de los líderes de Gympass era asegurarse de que los trabajadores realmente cumplieran con el home office y que no salieran de sus casas para ir a trabajar. Ya que en el comienzo no había mucha claridad sobre la verdadera dimensión del Covid-19 y cómo sus ramificaciones afectarían al mundo entero.

Hoy en día, con más de 60 días implementando esta política de trabajo remoto, la preocupación de Gympass ahora es llevar calidad de vida a sus trabajadores mientras que la productividad se volvió un tema desafiante ya que el 100% del equipo está trabajando de manera remota en una industria de gimnasios, el modelo de negocio se está reconfigurando.

¿Qué nos enseña Gympass? 

En momentos como el que estamos viviendo, llevar adelante una gestión de crisis eficaz, garantizar la salud y el bienestar de todos los colaboradores se volvió la mayor prioridad. Gympass decidió poner el foco en las personas. 

Algunos cambios que consiguieron implementar rápidamente y que tuvieron mucho impacto para todos los colaboradores de la empresa, están relacionados con la forma en la que se prepararon para este contexto, logrando migrar las iniciativas de capacitación que anteriormente eran 100% presenciales a un ambiente online

Esta medida estratégica de volver las capacitaciones a un ambiente online fue crucial para poner en juego no sólo las habilidades duras de los trabajadores sino apoyarse en las Soft Skills de los colaboradores para garantizar que los objetivos de la empresa sean cumplidos… Poniendo en juego más de su creatividad, compromiso e inventiva.

Para cada unidad de negocio de Gympass existen 5 programas y cada uno de ellos cuenta con 3 módulos de entrenamientos específicos. Las sesiones estaban divididas en Pre Work (realizadas online con aproximadamente 8 horas de duración) y Post Work (con sesiones presenciales donde había intercambio de conocimiento y apropiación de lo aprendido).

Antes de las crisis, el 90% de estas capacitaciones se realizaba presencialmente. En solo un mes de aislamiento, la empresa había logrado migrar todos los entrenamientos existentes para el ámbito online, además de sumar nuevas capacitaciones que se volvieron esenciales para atravesar este momento. La empresa encontró en las capacitaciones una manera de acercar un poco de normalidad en un momento de compleja incertidumbre

Se realizaron modificaciones y adaptaciones, pasando a utilizarse más herramientas online como Zoom para que todos pudieran participar. A través de esta plataforma y gracias al protocolo implementado para su uso, crearon subgrupos, salas de discusión y sesiones de preguntas y respuestas para garantizar que todo el contenido sea asimilado por los participantes. 

Para Renato Basso, HRBP Director de Gympass, mantener los procesos que fueron establecidos pre-pandemia, fue importante para reforzar la idea de continuidad, de que las cosas seguían los caminos habituales, trayendo un poco más de tranquilidad a los trabajadores, a proveedores y para la misma empresa. 

Además de las capacitaciones virtuales, el equipo buscó crear respuestas rápidas para el negocio y para todo su ecosistema. Todavía hoy, están buscando innovar y acercar nuevas soluciones semanalmente para lidiar con la gestión de crisis  y para mantenerse cerca de sus trabajadores. 

Otro gran cambio incorporado, frente a este escenario, fue la incorporación de una reunión mensual con el CEO de la empresa, donde se fijaban, reajustaban y evaluaban los objetivos y metas con todos los líderes globales. Esta reunión pasó también a tener un espacio para conversar otros temas y profundizar puntos de discusión.

Al final, cada líder buscaba reunirse con su equipo para reforzar la comunicación de la empresa, en el idioma local, garantizando una bajada práctica, objetiva y transparente que afectara positivamente la productividad. Ésta se transformó en una oportunidad para entender cómo las personas se encontraban en ese momento, cuáles eran sus preocupaciones y otras cuestiones que debían atender. 

Todos estos cambios produjeron impactos positivos. El feedback de todas las áreas de Gympass es unánime al día de hoy: se sienten mucho más cerca. 

El futuro de Gympass 

La misión global de la empresa es acabar con el sedentarismo y ya anticipándose a lo que les depara el futuro, buscará ampliar esa misión a una solución donde la salud mental también sea parte de su preocupación y propuesta

Saber que todos nosotros estamos viviendo situaciones nunca antes vistas, pasa a ser una revelación: todos somos adaptables y necesitamos comprender que hay cosas que no podemos controlar. Qué hacemos con esto, es el aprendizaje.

También te puede interesar:

 

Miles de freelancers listos para comenzar a trabajar en tu proyecto.

Subscribe to the Workana newsletter and keep updated