La mujer Latinoamericana: trabajo y desarrollo profesional

La mujer Latinoamericana: trabajo y desarrollo profesional

En 1911 se realizó la primera conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora. 106 años después algunas cosas han cambiado, pero, ¿qué tanto?

Se estima que más de un millón de personas salieron a las calles en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza para exigir el derecho al voto, el derecho al trabajo, a ocupar cargos públicos, a la formación laboral y a la no discriminación laboral, como consignas principales. En América Latina el derecho al voto se ha conseguido en todos los países, pero ¿y el resto de las demandas?

 

Los estudios anuales de la ONU, OIT, CEPAL y el Banco Mundial, revelan datos preocupantes, aunque se han logrado avances muy importantes, lasmujeres siguen ganando menos que los hombres, tienen menor acceso a las oportunidades laborales, y sus posibilidades de crecimiento profesional están limitadas.

Otro dato que muestra explícitamente las condiciones desiguales y que favorecen la vulnerabilidad es este:

La brecha salarial ha mejorado, pero hay que tener en cuenta que las mujeres con un trabajo “formal” y declarado son la minoría, y sin embargo es una cruda realidad que muestra que:

Diariamente las mujeres dedican por lo menos 3 horas más que los hombres para hacer tareas del hogar y además:

Sin embargo, el 84% de los hombres en América Latina cree que las mujeres cuentan con las mismas oportunidades para el desarrollo profesional y alcanzar la independencia económica que ellos.

El anterior dato surge de una encuesta realizada por Workana, Hecho en América Latina y VidaFree.La a más de 5.000 Latinoamerican@s (emprendedor@s, emplead@s y freelancers) para conocer mejor sus condiciones laborales y las diferencias de género. Este informe será publicado en los próximos días, si quieres estar atento te recomendamos seguir en twitter las novedades.

¿Tienen entonces las mismas oportunidades los hombres y las mujeres para lograr la independencia económica y el desarrollo profesional?

Alanalizar las diferencias en la remuneración de l@s encuestad@s que trabajan en relación de dependencia, encontramos que:

El 10% de los hombres dicen ganar entre USD$2000–4000 mientras que tan solo el 4% de las mujeres obtienen ese salario. Teniendo en cuenta también que tan sólo el 9% de las grandes empresas son dirigidas por mujeres, y que apenas en el 21% de las empresas ubicadas en América Latina hay mujeres con cargos gerenciales, queda expuesto que al menos a nivel de ingreso, realizando las mismas tareas, estando igualmente preparadas y capacitadas que sus pares masculinos, hay desventaja.

La maternidad es otro de los grandes condicionamientos ya que desafortunadamente (digo desafortunado porque es triste y lamentable que como sociedad permitamos esto) convierte en vulnerables a las madres.

De las profesionales encuestadas, el 43% tienen hijos. En el siguiente cuadro podemos ver cuántos días de licencia por maternidad la ley otorga:

 

Pero ser madre es mucho más que dar a luz, y el desarrollo profesional se condiciona por la crianza de los hijos.

Mientras trabajan, el 49% debe cuidar a sus hijos ellas mismas, tan sólo el 9% de sus parejas se encargan de los hijos mientras ellas realizan sus labores profesionales.

En cambio sólo el 2% de los hombres cuidan a sus hijos mientras trabajan.

Los datos expresan por sí solos las diferencias sustanciales en el ingreso y las condiciones de trabajo, pero el dato más preocupante es este:

74% de las mujeres vio algún tipo de acoso / discriminación en un ámbito laboral.

Falta mucho aún para que podamos decir que hombres y mujeres cuentan con las mismas oportunidades de desarrollo profesional.

Conociendo mejor a la mujer profesional de América Latina

  • 52% son egresadas universitarias, 18% tienen estudios completos de postgrado, y el 21% estudios terciarios.
  • El 88% dedicó horas de su tiempo para capacitación profesional en 2016, y de ellas el 18% dedicó más de 100 horas para esto.
  • 18% son freelancers a tiempo completo.
  • El 9% son emprendedoras.
  • 38% son empleadas en relación de dependencia.

Entonces, después de 106 años de lucha las oportunidades laborales y de desarrollo profesional son evidentemente desiguales. No es justo que alguien tenga menos ingresos y posibilidades de crecimiento por su género, color de piel, edad, credo o ausencia del mismo, sexualidad, nacionalidad o cualquier otro factor que no sean sus cualidades y capacidades profesionales.

Estas son algunas de las definiciones de las mujeres, que mantenemos anónimas:

¿Cómo describirías a una #MujerFreela: libre y latinoamericana?

“Emprendedora, con ganas de aprender, ayudar y salir adelante.”

“Una persona valiente que elige no solo concretar su sueño, si no tambien cómo, dónde, cuándo y con quién hacerlo. Ponerle el pecho a esa búsqueda de libertad, sobretodo siendo mujer, en esta sociedad materialista y machista demuestra mucha fortaleza.”

“Independiente y con ganas de cumplir sueños.”

“Somos emprendedoras, fuertes, valientes, valiosas y con grandes talentos que dar.”

¿Qué es lo más difícil para el desarrollo profesional de la mujer?

“ El equilibrio entre el trabajo, la familia y la estabilidad económica.”

“ Que las sociedades siguen siendo muy machistas y subestiman el trabajo y el conocimiento de las mujeres.”

“Las expectativas bajas que la sociedad tiene de una mujer. Si dices que trabajas por tu cuenta o que eres independiente de alguna forma, las personas tienden a reaccionar con sorpresa como si no fueras capaz de hacer lo que haces.”

“Que crean en ella.”

Algunos casos de violencia / desigualdad en el ámbito profesional contados por ellas:

“ Por ser una mujer de color no fui elegida para un cargo gerencial.”

“Tuve la oportunidad de ser Jefa pero según los directivos el cargo debía ocuparlo un hombre porque, según dijeron ,’los hombres tienen más autoridad para manejar personas a cargo’.”

“Tuve que irme de una empresa por el acoso de mi jefe. Por no acceder a sus propuestas de índole personal, siempre me cargaba con excesivo trabajo. Desde RRHH ofrecieron que YO me cambiara de sector. ¿Por qué yo y no él? Porque yo era una simple Product Manager y el un Director para Latam.”

“He sufrido violencia psicológica ya que no he podido tomar algún trabajo en una oficina porque mi esposo dice que debo encargarme de la casa y de mi hijo.”

Durante los próximos días se estarán compartiendo más casos y experiencias. ¡Sigue el hashtag #MujerFreeLa en Twitter!


Te invitamos a contar tus historias y debatir sobre las oportunidades para el desarrollo profesional de tod@s.

Y, ¿cómo seguir creciendo equitativamente?

Por un lado tener empatía, entender que más allá de la situación individual y/o del círculo cercano, existen claras injusticias y diferencias de género (entre otras).

El auge de las nuevas tecnologías ha permitido una mayor difusión de las problemáticas sociales, los dispositivos móviles con internet otorgan una cámara, un micrófono y medios de comunicación para millones.

La mejora de las condiciones laborales para las mujeres son también una mejora para los hombres, pues la discusión no pasa por qué es para uno y qué es para el otro, se trata de mejorar las condiciones y tener un acceso equitativo para tod@s.

“ En cuanto más libres sean quienes me rodean y más profunda y amplia sea su libertad, más extensa, profunda y amplia será la mía” Mijail Bakunin.

Las nuevas tecnologías también han abierto una serie de oportunidades para emprender y trabajar.

La denomninada economía en internet genera nuevas necesidades para ser satisfechas, oportunidades para emprender. Así mismo las barreras de entrada se reducen, ya no es necesaria una gran inversión para empezar, no es obligatorio tener una oficina y equiparla gracias a la aparición de los co-working y el trabajo remoto (home office), tampoco es necesario empezar con grandes costos fijos en personal ya que el freelancing ofrece profesionales de calidad que trabajan por proyecto, ni tampoco se necesitan invertir fortunas para publicitar el naciente producto gracias a las redes sociales, los buscadores y el marketing digital.

El trabajo independiente y remoto, el freelancing, también ofrece una creciente serie de oportunidades. Nuevas profesiones y habilidades emergen con las nuevas tecnologías. Las plataformas de freelancing como Workana y Upwork ofertan diariamente proyectos (trabajos freelance) con clientes de cualquier lugar del mundo y para ser realizados por profesionales desde cualquier lugar del mundo, el freelancing ofrece autonomía (de tiempos y roles) y otra forma de vivir.

A medida que el emprendimiento y el trabajo independiente sean más accesibles y con mejores condiciones, el trabajo en relación de dependencia también será forzado a mejorar o sino pierde el atractivo para los profesionales.

Oportunidades para la #MujerFreela:

Nota:

Un agradecimiento muy pero muy afectivo para todas las personas que colaboraron con su testimonio en la encuesta. Especialmente a las mujeres que se animaron a contar casos y de parte de este autor mi empatía con su situación y el compromiso que desde el lugar en el que estamos y con el apoyo de Workana, seguiremos trabajando para una América Latina distinta, porque el trabajo y el emprendimiento son dignidad y oportunidades de libertad, desarrollo e independencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *