Proyectos a precio fijo o por hora: ¿Cuál es la mejor modalidad de trabajo con un freelancer?

Los freelancers llegaron para quedarse. El éxito de esta modalidad de trabajo descansa en las comodidades que presenta tanto para los trabajadores como para las compañías.

Un profesional freelance es una ventana de ideas frescas para un emprendimiento. Además, representa la posibilidad de ahorrarse pasos engorrosos, agilizar la comunicación, y modernizar las cosas.

A partir del informe anual de 2018 de Workana, evidenciamos el nivel de preparación de los freelancers. El 55% de los trabajadores remotos, tiene preparación universitaria, mientras que el 17% cuenta con estudios de posgrado.

Los freelancers logran sobrevivir en este mundo altamente competitivo, gracias a su preparación constante y trabajo diario en tendencia. Es por ello que su participación en un proyecto es garantía de innovación.

Además, el contacto de estos profesionales con una gama variada de proyectos y procesos les permite tener una visión más amplia de diferentes emprendimientos.

Por ende, se transforman no sólo en los ejecutores de tus ideas, sino también en tu consejeros en el camino para llevarlas a la realidad.

Pero entonces surge la siguiente pregunta:

¿De qué manera puedo contratarlos en Workana?

Vamos a evaluar cuáles son dos de las modalidades que te ofrecemos en la plataforma: proyectos a precio fijo o proyectos por hora.

Proyectos a precio fijo: el valor de un grupo de tareas específicas

La primera característica que debemos mencionarte en este caso es el deadline. Aquí, el plazo de trabajo es muy claro y es parte fundamental para finiquitar la contratación. Por ende, si tienes un tiempo establecido para cuando necesitas terminar el proyecto, comienza a considerar esta opción.

Si necesitas orientación para fijar claramente tu fecha de entrega, ¡te recomendamos leer este artículo de nuestro blog!

En este caso, entonces, tienes claro en cuanto tiempo necesitas que una lista de tareas sea ejecutada.

Asimismo, el hecho que cuentes con un lista clara de actividades a seguir, sugiere que puede trazarse un presupuesto claro para un conjunto específico. El freelancer, con lista en mano, realizará las aproximaciones
propicias de fechas y costos .

Vamos a plantearnos un caso hipotético. Necesitas encontrar un redactor freelance para realizar 5 artículos de tópicas específicas, que determinaste previamente. O sea, ya diseñaste la grilla, sabes la cantidad de palabras que requieres y tienes una fecha de entrega clara.

Con estos datos, creas un proyecto en Workana. Vamos con la modalidad de contratación.

¿Este puede ser un proyecto de contratación fija?

Cumple con dos criterios claves que ya mencionamos: tiene un deadline y, además, una lista de tareas clara.

¡Un proyecto a precio fijo es tu mejor opción en este caso!

Ahora vamos a plantearnos un otro escenario donde estás en búsqueda de un redactor para generar contenido para el blog de tu ecommerce.  Conoces el nicho a seguir, pero no tienes títulos definidos, ni estás seguro de la cantidad de artículos que requerirás.

Tu blog está desprovisto de contenido y deseas llenarlo con artículos. Se trata, entonces, de una necesidad que puede extenderse en el tiempo. Por lo tanto, no tienes facilidad para fijar un tope a estas entregas.

En este caso, el proyecto puede adaptarse mejor a otro tipo de modalidad. Volveremos a este ejemplo más adelante para darle resolución. Antes de eso veamos…

Ventajas del proyecto por precio fijo

Esta modalidad es compatible con proyectos pequeños, medianos y grandes. Como principales ventajas te ofrece la posibilidad de concretar tareas específicas en tiempos determinados y con un presupuesto cerrado. Desde el comienzo, sabes cuánto vas a pagar por un trabajo determinado y cuándo vas a recibirlo terminado.

Asimismo, te permite generar una organización clara del calendario. Parte fundamental de la negociación, es la firmeza de tu deadline. La premura es una de sus otras ventajas.

Como tercer agregado, podemos mencionarte que este tipo de contratación es compatible en los casos en los que estas recurriendo a un freelancer por una necesidad puntual de tu empresa. Es una herramienta para salir de una tarea puntual que pueda estar fuera de tu alcance en ese momento.

Si en algún momento las cosas se salen de control de nuevo y necesitas una mano extra, siempre puedes contactar de nuevo ese freelance y crear un proyecto para ese momento.

Si quieres probar Workana te invitamos a hacer click aquí y crear un proyecto a precio fijo.

Proyectos con precio por hora: diagnosticar, evaluar y diseñar

Ahora, te estamos hablando de un proyecto donde la fecha de cierre no está muy clara. Sin embargo, esto no significa que el proyecto no tiene deadline, nada más lejos de la realidad!

No estamos hablando de un proyecto infinito. Solo se trata de un grupo de tareas, donde la cronología no está tan clara y puedes necesitar incorporar un profesional freelance en diferentes momentos para hacer varias tareas relacionadas con su área de actuación.

Este tipo de contratación se da cuando surge algún vacío en tu empresa, y el freelance se transforma en un valor agregado, cuya función es ser una solución para la necesidad que surge.

Vamos a  verlo con un ejemplo, para que lo visualices mejor.

Como vemos aquí, las tareas de un community manager no son tan delimitadas, como un lista de artículos o el diseño de una aplicación. Se trata de una posición con un plazo largo, que además requiere de un primer diagnóstico.

A partir de allí, comienza a ejecutar un plan de acción. Pagarle por las horas trabajadas se adapta mejor, puesto que, a partir de los objetivos que se tracen en este proyecto, determinan que tanto tiempo estará dedicando el freelancer a su ejecución.

Esto significa, que podría ser necesario que el community manager trabaje dos veces a la semana, o tal vez los siete días a la semana, pero solo durante las horas de mayor tráfico en las redes.

Como quiera que sea, este freelancer pasa a ser parte de tu plantilla de trabajo, llenando una necesidad bastante clara, aunque sin una lista de tareas definida. ¿Visualizas la diferencia?

¿Recuerdas el ejemplo que hemos dejado abierto unas líneas atrás? Vamos a verlo ahora desde esta perspectiva.

Aquí te presentamos otro ejemplo. Esta vez se trata de un redactor freelance. Una vez más, existe una necesidad clara en tu emprendimiento, más no tienes una lista de tareas definida o puntual.

La meta es llenar el blog de contenido, pero los objetivos, que serían los artículos, aún no están diseñados. Se necesita de un diagnóstico del profesional.

Por ende, puede tomar algo más de tiempo, que un plazo fijo, para poder determinar que se redactará, hacerlo y mantener el blog en movimiento. Se trata además de un proyecto a largo plazo, pues la intención es que el redactor continue nutriendo el nicho.

Se ajusta bastante bien a las características de una contratación por hora, ¿no?

Ventajas de los proyectos con precio por hora

En esta modalidad puedes ser un poco más libre con tu demanda. Una de sus ventajas, es que no te exige que definas inmediatamente lo que necesitas, sino más bien que conozcas cuál es el producto final.

Además, permite una relación a largo plazo con un profesional, lo que se traduce en la comodidad de no tener que generar proyectos nuevos todo el tiempo, familiarizarte con una persona y poder desarrollar diferentes tareas que persiguen el mismo fin.

Te da la libertad de evaluar una necesidad y darle diferentes soluciones. De esta manera, queda cubierta la demanda de tu emprendimiento en su totalidad.

Te permite apoyarte con un profesional para definir un plan de acción. Esta contratación es ideal cuando no te sientes muy seguro sobre los alcances o sobre lo que tiene que hacerse. Podrás solicitar un diagnóstico y trabajar desde allí.

Las relaciones de trabajo con freelancers pueden resultar confusas. A veces, no llegas con ideas demasiado claras respecto a lo que esperas del proyecto, sin embargo, si reconoces una necesidad clara.

En otros casos, la lista de tareas está claramente definida y tercerizada, además que los plazos resultan apremiantes y claves. Sabes justo lo que necesitas y cuando lo necesitas.

Sin importar cual sea tu caso, en Workana tenemos una modalidad de contratación ideal para ti. Además contamos con cientos de profesionales calificados, quienes podrán llevar a la luz todas tus ideas.

¡Síguenos en LinkedIn para conocer más tips sobre cómo impulsar tu empresa y del mundo de los negocios!

Soy Daniel Alejandro Rendón De Gouveia, tengo 24 años, nací y vivo en Venezuela, Soy Licenciado en Psicología con mención en clínica, egresado de la Universidad Arturo Michelena, llevo un año trabajando como Freelance en Workana y dos como redactor. Sigo en constante crecimiento.

Subscribe to the Workana newsletter and keep updated