Qué es el feedback evolutivo y cómo usarlo para obtener lo mejor de un freelancer

Darle feedback negativo a un freelancer puede ser complicado porque a veces no encontramos la fórmula adecuada para transmitir exactamente lo que queremos corregir.

Sin embargo, en Workana sabemos lo importante que es brindar retroalimentación puntual para que los resultados de un trabajador remoto mejoren de manera constante. Por eso hoy compartiremos contigo una técnica excelente para lograrlo: el feedback evolutivo.

¿Qué es el feedback evolutivo?

El feedback evolutivo es una estrategia muy sencilla que te permite ayudar a un freelancer a mejorar la calidad de su trabajo, sin que ningún elemento negativo contamine la retroalimentación y le haga perder motivación, confianza y enfoque.

La columna vertebral de este tipo de feedback reside en centrarse al 100% en lo que debería estar sucediendo y trabajar para alcanzar ese resultado óptimo.

Por lo específico y encauzado que resulta, es una gran herramienta para gestionar equipos de trabajo remotos exitosos y de alto desempeño.

Antes de entrar de lleno al tema, vamos a revisar los 4 errores más comunes que debes evitar para poder comenzar a brindar feedback evolutivo.

Errores comunes que te impiden dar feedback evolutivo

A veces al darle feedback a un freelancer damos por sentados varios factores que el trabajador realmente no tiene claros.

Al hacerlo abrimos la puerta para los malos entendidos y esto afecta los resultados finales. Para poder dominar el feedback evolutivo deberás evitar estos errores: 

Error #1: Asumir que el freelancer siempre tiene claro lo que está haciendo bien

Con frecuencia, cuando una persona recibe feedback negativo sobre algún aspecto de su trabajo que está haciendo mal, pero no recibe feedback positivo sobre los que sí está manejando bien, simplemente asume que todo está mal. Entonces termina modificando cosas que en un principio no tenían problema.

Ejemplo: Necesitaba que cambiara solo la tipografía de los encabezados… y cambió la tipografía de todo el sitio.

Error #2: Asumir que el freelancer tiene claro cómo quieres que solucione un error

Cuando le dices que algo no está bien o se puede mejorar, pero no le dices exactamente qué resultado esperas, puede que intente solucionarlo a su manera, pero hay muchas posibilidades de que siga sin ser la solución que necesitas.

Ejemplo: Le indiqué que las ventanas emergentes eran demasiado invasivas. ¡Ahora son demasiado discretas!

Error #3: Asumir que el freelancer comprende las consecuencias del error

Cuando le dices a un freelancer que algo no funciona pero no le dices por qué no funciona, puede asumir a su vez que es mera opinión tuya y comenzar a generar resistencias.

Ejemplo: Le comenté que los párrafos eran muy largos pero los cambió de mala gana. No comprendió que eso afecta el nivel de atención lectora de los visitantes del blog.

Error #4: Asumir que el freelancer tiene las herramientas que necesita para solucionar el error

Finalmente, cuando le pedimos a un freelancer que haga correcciones o cambios, no debemos dar por sentado que tiene la información que necesita para implementarlos. Este error es frecuente cuando estamos manejando información o procesos internos con los cuales el colaborador remoto aún no está familiarizado.

Ejemplo: Le indiqué que la sección del sitio no reflejaba fielmente el tono de la marca pero ¡me olvidé de mandarle antes nuestro manual de branding!

Una vez que comprendes la necesidad de dejar de asumir y en lugar de eso te aseguras de que efectivamente el freelancer comprende el problema en su totalidad y cuenta con las herramientas para solucionarlo, ya puedes pasar a la parte del feedback evolutivo.

4 pasos para dar buen feedback evolutivo

El gran truco del feedback evolutivo es enfocarlo a lo que debería estar sucediendo en lugar de enfocarlo a lo que ya pasó. Según la Academia del feedback (sí, tal cosa existe), para lograrlo hay que estructurar la retroalimentación alrededor de dos ejes: la atención y la innovación.

  • Atención: se refiere a conductas o rasgos que ya existen, pero que hay que maximizar o atenuar.
  • Innovación: se refiere a conductas o rasgos que hay que eliminar por completo o que hay que introducir desde cero.

Por tanto, para que tu feedback esté orientado a la evolución de lo que tiene que mantenerse, disminuirse, integrarse o eliminarse, necesitas seguir estos pasos:

  1. Mencionar qué rasgos positivos están presentes y necesitan mantenerse o incrementarse.
  2. Destacar qué rasgos necesitan atenuarse.
  3. Mencionar qué rasgos necesitan implementarse.
  4. Explicar qué rasgos necesitan eliminarse.

Como puedes ver, el feedback evolutivo también se cuida de empezar con lo positivo y de esta manera neutralizar la sensación de amenaza que puede genera la retroalimentación en ciertas ocasiones. Esta infografía nos da un buen ejemplo de cómo aplicar esta técnica:

En Workana nos encanta facilitarte todas las herramientas que necesitas para armar un equipo de trabajo remoto exitoso. Por eso no solamente te compartimos las mejores técnicas para dar feedback, también mejoramos y optimizamos cada día la plataforma donde puedes encontrar freelancers especializados para escalar tu negocio de manera más rápida, versátil y económica.

Nuestro compromiso es contigo y con la calidad del trabajo remoto. Abre hoy tu proyecto en la plataforma y deja que alguno de nuestros miles de freelancers te haga la vida mucho más simple y te ayude a transformar tus ideas en realidad.

Escritora, redactora y entusiasta del marketing digital. Me encanta viajar, soy promotora del estilo de vida freela, y siempre que puedo ayudo a las personas a buscar una mejor calidad de vida por medio del trabajo autónomo.

Suscríbete al newsletter de Workana y mantente actualizado