Tips para crear una app: Planificación y Desarrollo

Tips para crear una app: Planificación y Desarrollo

Crear una app puede ser muy fácil si tienes el camino correcto en mente. Mira estos tips para tener una buena planificación y que el desarrollo sea exitoso: tanto cliente como desarrollador estarán muy contentos con el resultado.

Es el 9 de Enero del año 2007 y la historia empieza… No sabíamos como cambiaría nuestra vida por una idea bien plasmada de aquella compañía en Cupertino.  En ese momento inició un viaje que hasta el día de hoy cambió nuestra forma de interactuar con el mundo, las cosas y las personas.  Vivimos en una época donde todas las personas necesitamos que nuestras herramientas sean de fácil acceso, simples y eficientes. Es ahí donde inicia el tema de “Crear una app”.

Cuando escuchamos frases como “Su app es un éxito”, “La mejor app de la semana”, “Recomendación de la tienda: TU APP”, a veces tenemos la falsa creencia que es muy simple lograr esos elogios. Pensamos que podemos llevar nuestra idea al desarrollo y sentarnos a esperar que todo ocurra por inercia, como dejar caer una pelota por una calle inclinada. Pero no, nada es tan sencillo como parece, tampoco lo fue para los de Cupertino.

De acuerdo a Workana, la creación de una app la podemos resumir en 5 simples fases, Planificación, Diseño, Desarrollo, QA y Marketing, pero hay muchas cosas que debemos saber para que nuestra vida no sea un total desastre mientras pasamos por la primera y tercera fase (no queremos tener que vivir un capitulo de Prison Break  a mitad del desarrollo).

En mis años de experiencia como desarrollador y cliente he tenido que vivir esas fases, pero nuestro tema principal se centra solo en la fase de la Planificación y el Desarrollo.

Me gustaría abordar este viaje desde dos puntos de vistas diferente, el Idealista y entusiasta, ese que con un ideal puede cambiar el mundo para siempre y el Desarrollador con poderes especiales y habilidades para hacer realidad un sueño.

Soy un cliente: Tengo una idea y quiero hacerla realidad (Quiero crear una app)

Hagamos esto breve, así como debemos hacerlo breve para el desarrollador.

Nuestra idea es tán importante como nuestra contraseña del correo, como nuestro numero de identidad, como nuestro numero personal,  así que lo mas importante ante todo es “Mantenerla segura”.  No subestimemos los contratos de confidencialidad.

Debemos tener una idea clara, lo primordial para que tu equipo de desarrollo te entienda es que tú mismo te puedas entender.

Te recomiendo practicar de la siguiente forma: Escribe tu idea y envíasela a tres amigos, empleados, socios. Luego pídeles que te expliquen de que se trata tu idea. Si los tres te dan la misma explicación (y es igual a la tuya) pues ¡felicitaciones! Lo has logrado.

Si fallaste en esto, intenta entonces hacerlo más simple, escribe tu idea usando un sustantivo y máximo dos adjetivos o verbo.

Describamos una idea de una app:

Uber: Encontrar (verbo) Taxis (sustantivo) cercanos (adjetivo)

Airbnb: Encontrar (verbo) Hospedaje (sustantivo)

Listo, ¡ya lo tienes!

Sigue los consejos de un experto. Muchas veces escuchamos o leemos sobre tecnologías y pensamos que ya lo sabemos todo al respecto (yo lo llamaría en Síndrome de Hermione), pero es muy importante que nos eduquemos bien acerca de que debemos y no usar parar emplear el desarrollo de nuestra aplicación. Es importante escuchar al profesional y meditar sus consejos. Oye, él es el que pasa horas de su vida mirando un editor de texto con letras y códigos que terminan convirtiéndose en tu aplicación, déjalo opinar un poco al respecto.

Aspectos técnicos y detalles. Es muy importante que le solicites al profesional todos los aspectos técnicos respecto al desarrollo, lenguaje, versiones del sistema operativo que soporta la app, especificaciones del servidor, licencias, etc. Todo esto te servirá para afrontar de mejor manera futuras mejoras, soporte o nuevos proyectos.

Dar para recibir. Pregunta al desarrollador qué necesita de tu parte. Muchas veces se necesitan credenciales adicionales, como para las notificaciones push, correos transaccionales, API’s de Google y otras librerías que puedan ser usadas dependiendo cual sea tu idea.

Déjalo trabajar pero no pierdas la comunicación. No aturdas a tu equipo de desarrollo haciendo sonar su notificación de Hangouts o WhatsApp cada 10 minutos con un mensaje que diga “El cliente dice…”. Déjalo trabajar, pero pídele un cronograma de trabajo y estados para saber cada cuanto tiempo puedes solicitar un avance del proyecto (un compilado, un beta, un código fuente).

La App vale lo que pagaste. Muchas veces he cometido el error de pedirle a los desarrolladores que no me hagan ciertas cosas que necesito solo para disminuir el costo del proyecto y termino pagando el doble para agregarlas luego. Haz un presupuesto inicial que te alcance para que tu App tenga esos dos sustantivos/verbos/adjetivos de los que hablamos antes. Trata de crear por lo menos un MVP inicial que te sirva para cubrir tus necesidades esenciales, necesitas un producto que se adapte a tu idea inicial y que logre tus objetivos… ¿Qué sería de Uber si solo buscara Taxi, pero omitiera la parte de “cercanos”? ¿Te imaginas tomar un taxi que esté en otra ciudad? Vale que sería un desastre.

Y por último, no subestimes nunca el potencial de un personal para QA. Antes de lanzar la aplicación, antes de aprobar el proyecto de parte del desarrollador, es muy importante que hagas pruebas a toda la aplicación. ¡Prueba y no te canses de probar!

Soy un desarrollador: Quiero empezar a desarrollar aplicaciones móviles.

El desarrollo de aplicaciones es un mundo muy amplio, muy divertido y si lo haces bien, es muy satisfactorio. Qué genial es estar en la calle y ver una publicidad de una App o ver a tus amigos usándola y que tu digas “eso lo hice yo”… ¡Vaya que da gusto!

Pero antes de empezar a recibir elogios primero debes recorrer un largo camino, hay mucho contenido en la red acerca de las especificaciones técnicas con respecto al desarrollo de aplicaciones, en mi experiencia te dejo algunos tips que te podrían ayudar un poco en ese camino.

Recuerda que el producto final es del cliente, ¡pero el esfuerzo para llegar a eso fue tuyo!

Antes de empezar, lo primero que te digo es…

Nunca son demasiadas preguntas. Debes tener claro tu trabajo y cuáles son tus obligaciones con respecto al desarrollo de la App en general, adopta la idea y entiéndela como si fuera propia. Pregunta todo lo que necesites saber y luego que lo tengas claro… avanza. Una vez un cliente me dijo, “por preguntar tanto puedes perder trabajos”, mi respuesta fue “prefiero perder un trabajo que perder toda mi credibilidad”. Siempre debes saber muy bien lo que vas hacer.

El árbol de manzana no da peras. Si el cliente te exige una aplicación en una tecnología que sabes que no es la correcta por favor hazle saber cuál es el camino correcto, si aún así no lo acepta, entonces deja por escrito tu sugerencia para que quede respaldo de tu aporte.

Híbrido no es sinónimo de bueno, conocer todas las tecnologías es algo muy bueno, pero por favor no te conviertas en alguien que sabe un poco de todo y muy poco de lo necesario. Si quieres aprender acerca del desarrollo de aplicaciones móviles, aprende primero muy bien una plataforma en específico y luego que entiendas todo, ciclo de vida de una app, jerarquía de vistas, sintaxis, etc, da el salto a la siguiente plataforma.

Los deadlines no son tus enemigos. Los tiempos de entrega no necesitan un encanto Patronus (una palabra mágica para espantarlos). Si ajustas bien tu agenda puedes lograrlo y no incumplir a tu cliente, recuerda que estos tiempos los estimas tu en conjunto con el cliente, nunca dejes que te impongan un tiempo de entrega sin conocimiento de tu disponibilidad. Tu sabes cuáles son tus deberes y sabes muy bien cuál es el tiempo que tienes para dedicarle al proyecto, si no puedes cumplir con una fecha de entrega específica por favor no aceptes el proyecto. No somos perfectos y yo también he caído en incumplimientos en algunas ocasiones y créeme es de las peores experiencias.

Si el cliente quiero algo muy muy bonito y específico con respecto a lo visual recuerda…

Eres un desarrollador no un diseñador, pídele al cliente todo lo necesario para iniciar el proyecto, pídele logo, colores y por sobre todo pídele el diseño de las UI/UX. Tú te debes encargar de la usabilidad y respuesta de la aplicación, deja que un profesional de diseño se encargue de como luce. Si también eres un diseñador y experto en diseño de interfaces entonces cobra también por tu trabajo.

Estos consejos son para ayudarte a tener tranquilidad durante el desarrollo del proyecto, en mi experiencia hay muchas cosas más a tener en cuenta pero con esto puedes iniciar tranquilo.

PD: Clientes, desarrolladores, cuando iniciamos un proyecto nos convertimos en una pareja casada, tendremos discusiones, tendremos diferencias de ideas, pero al final nuestro hijo (la Aplicación) será el reflejo de ambos. Así que todos debemos hacer un esfuerzo común para un resultado ¡sin precedentes!

Jesús Nieves, freelancer de IT y Programación y miembro de Workana Partners.

Te recomendamos:

Para comenzar a trabajar de forma independiente, mira los proyectos publicados en Workana y postúlate. O también puedes emprender: crea un proyecto en Workana y contrata freelancers que te ayuden a desarrollarlo.

2 Comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *