Cómo asegurarte una buena experiencia en Workana

Así como promovemos el buen entendimiento entre nuestros clientes y profesionales, siempre buscamos dar orientaciones y tips sobre el funcionamiento de la plataforma. Es por esto que contamos con recursos como nuestro Centro de Ayuda, el Blog y la sección de Contacto, además de los gerentes de cuenta, que atienden específicamente a nuestros clientes. Sin embargo, la interacción humana en su naturaleza ya es compleja y es por eso que nunca habrá orientación que sea suficiente para que todo siempre funcione a la perfección. Con esto en mente es que escribimos este post, con el objetivo de evitar algunos malos entendidos entre clientes y profesionales. ¡Repasa estos tips y asegúrate una buena experiencia en Workana!

Lee nuestros materiales de orientación

Workana es una plataforma que, si bien ya se lanzó hace un tiempo en varios países de América Latina, aún es relativamente nueva y por eso aún hay clientes y profesionales que todavía no conocen en detalle cómo redactar sus proyectos y propuestas, y esto muchas veces puede generar malos entendidos. Asegurarte una buena experiencia en Workana

Para evitar esto puedes utilizar nuestros recursos de orientación, como los artículos del Centro de Ayuda, que enseñan al cliente cómo redactar su proyecto de la forma más integral posible, y al profesional cómo redactar su propuesta de la forma más atractiva posible.

En caso de que tengas dudas sobre las informaciones que debes incluir en tu proyecto/propuesta, no dudes en entrar en contacto con nosotros o con tu gerente de cuenta (los clientes reciben un e-mail de presentación de su gerente de cuenta, con informaciones de contacto – ¡aprovechen ese recurso!).

Mejor pecar por exceso que por falta

Aún cuando el proyecto redactado quede un poco extenso, es preferible leer bastante y comprender al 100% el propósito del proyecto, que leer un proyecto breve que no detalle claramente y en forma integral el trabajo a realizar, y que en consecuencia sea imposible calcular el valor justo por tal desarrollo.

Se deseas publicar un proyecto, ten en mente que cualquier detalle que parezca irrelevante para ti puede resultar esencial para la elaboración de un presupuesto acorde. Cualquier información que describa las actividades a realizar, principalmente descripciones detalladas, puede influir sobre el precio propuesto por el profesional, además de influir también en el plazo.

Comunícate SIEMPRE

Es muy común que en nuestras vidas surjan imprevistos que nos hagan abandonar o postergar nuestros planes. Por lo tanto, si eres un profesional que ya se comprometió a aceptar un proyecto, tendrás 24 horas desde el momento en que aceptes la propuesta para planificar tu agenda y, de optar por ella, mantener tu palabra. Si en esas 24 horas te das cuenta que no serás capaz de realizar el proyecto, entra en contacto con nosotros para que el proyecto sea reabierto y el cliente pueda seleccionar otro profesional.

Si publicaste un proyecto y en tu cabeza ya sabes con qué profesional prefieres trabajar, te sugerimos que consideres todas las variables posibles antes de comunicar tu decisión al profesional elegido. No es extraño que algunos clientes escriban mensajes a los profesionales comunicando su elección y luego, por motivos diversos, desistan de aceptar la propuesta del profesional elegido o incluso de avanzar con el proyecto en cuestión.

No hay ningún problema si es que necesitas postergar tu proyecto. Lo ideal será siempre que canceles tu proyecto actual y que lo publiques nuevamente llegado el momento. Sin embargo, es importante que lo comuniques a los candidatos y, principalmente, a los posibles profesionales con quienes ya te hayas comprometido. A lo mejor, antes de contratar a cualquier otra persona, es el momento de que inviertas en tu negocio focalizándote en ti mismo. Sin embargo, no querrás ser el responsable de desmotivar a nadie, ¿verdad? 😉

Propón el precio que debe ser, no el menor

Resulta muy común que los clientes publiquen proyectos para la realización de unidades múltiples de un mismo producto. Por ejemplo, el cliente puede necesitar un profesional que desarrolle 30 templates para sitios web. En este caso, la propuesta debe ser enviada por un “paquete” de 30 templates. Sin embargo, muchos profesionales envían el precio de un solo template, por ser un valor menor y parecer un precio más competitivo.

Ese hábito puede volverse en contra del profesional: si la comunicación no fuere explícita o suficiente, el cliente puede entender que estás cobrando ese precio por los 30 templates y que en consecuencia tiene el derecho a exigir que esa entrega múltiple se realice. Por lo tanto, siempre es más seguro dar el precio del servicio TOTAL: siempre el precio que debe ser, no el que parezca más atractivo.

Fuera de esto, aunque el cliente entienda qué valor propusiste, Workana funciona de la siguiente manera: si propones USD 5 por cada template y el cliente acepta tu propuesta de USD 5, sólo podrás entregar 1 template, porque el cliente sólo podrá pagar, para ese proyecto, el valor de la propuesta aceptada (USD 5 en total). Luego, el cliente tendrá que crear un nuevo proyecto para los otros 29 templates que faltarán. En vez de esto, luego de que el cliente acepte tu precio, pero antes de que efectivamente acepte tu propuesta, dirígete al proyecto, ingresa a “Realiza una consulta” y luego a “Mejorar tu propuesta” para que puedas enviar otra propuesta dentro del mismo proyecto. En este punto, multiplica el valor unitario por el número de templates a producir y envía una propuesta que abarque TODO el servicio. Este procedimiento sería el indicado 😉

————

En caso de que tengas dudas, entra en contacto con nosotros. ¡Estamos para ayudarte! Aprovecha estos tips para mejorar tus interacciones en la plataforma. Así incentivamos la buena convivencia en nuestra comunidad: todos consiguen alcanzar sus objetivos y todos los involucrados quedan satisfechos 😀

Post original: Analuísa Bessa. Traducción y adaptación: Jesica Mraz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *