Cloud Computing: ventajas de trabajar en la nube

Mucho se ha hablado de Cloud Computing. Pero, ¿qué significa exactamente y cuáles son los beneficios que reporta para los negocios?

Básicamente, Cloud Computing es un sistema informático que permite a los usuarios guardar información en la web (en una “nube” virtual) y acceder a ellos de forma rápida y eficaz cada vez que así lo requieran, sin necesidad de almacenar documentos o programas en la memoria de la computadora o tener que descargar archivos. La información se concentra en un servidor externo en vez de en una computadora específica.

Uno de los pioneros y líderes en este tema es Google, que ofrece servicios como Gmail, o Google Docs (que actualmente soporta 15 formatos de archivo diferentes), a través del cual es posible crear y editar documentos online colaborando en tiempo real con otros usuarios. Ésta es sin dudas una de las grandes ventajas de este modelo: la accesibilidad. A través de los sistemas de Cloud Computing es posible compartir archivos e información sin límites de ubicación; sólo basta tener conexión a Internet. En este modelo el trabajo colaborativo pasa a ser protagonista: con Google Docs por ejemplo puedes editar en conjunto y compartir documentos, presentaciones, hojas de cálculo, formularios y una variedad de otros formatos.  Esto claramente facilita la comunicación y la ejecución de tareas bajo un modelo freelance o de teletrabajo (si bien los colaboradores están ubicados en distintos puntos geográficos, utilizan una misma plataforma sobre la que trabajan y editan).  Otro aporte clave del Cloud Computing para el trabajo freelance en equipo serían las aplicaciones multimedia, como Vimeo (para almacenar videos online o para compartirlos  con terceros) o PicNik (permite editar imágenes online).

A nivel general, los servicios de Cloud Computing involucran una grandísima variedad de aplicaciones. Además de Gmail, Google Docs, Vimeo y PicNik, como ejemplos podríamos nombrar Dropbox, Skype, medios sociales (como Facebook, Twitter y LinkedIn), Zoho, Netflix y tantísimo otros, que cubren diferentes necesidades de los usuarios. Lo cierto es que este nuevo modelo viene pisando fuerte y sin dudas involucra muchos beneficios tanto para pequeñas, como para medianas y grandes empresas. Todos estos recursos online derriban las distancias geográficas, posibilitan gerenciar equipos remotos y aumentan la productividad de cada colaborador.

Ventajas generales de este modelo

Ahorro de costos

Además de la accesibilidad de la que ya hablamos, el Cloud Computing representa un ahorro de costos: ya no es necesario invertir para actualizar versiones de software, pagar licencias o reinstalar programas. Es posible hacer mayor foco en la tarea y dejar estos temas de lado (en los sistemas de Cloud Computing los upgrades son menos frecuentes y eventualmente se hará cargo el propio centro de información)

Seguridad

Bajo este modelo es posible alojar documentos en una computadora que no es nuestra (siempre y cuando el servidor sea confiable). Además, estos sistemas realizan backups al instante por lo que se reducen drásticamente las posibilidades de pérdida de información. Las compañías más grandes de Cloud Computing ofrecen mayores niveles de seguridad, y el almacenamiento de datos es más seguro.

Mayor grado de colaboración

Al poder acceder a la información todos los miembros de un equipo en simultáneo se impulsa el trabajo colaborativo y la creatividad, al intercambiar ideas en tiempo real. Además, se evitan los tiempos muertos en procesamiento de documentos (por ejemplo, tener que esperar respuesta a un mail cuando se requería editar una hoja de cálculo. Ahora se edita directamente online y al mismo tiempo, agilizando el proceso). Para manejo de equipos remotos, las aplicaciones de mensajería y comunicación permiten ahorrar costos en llamadas y mensajes. Además, programas como Skype ofrecen la opción de compartir tu pantalla (esto te da la posibilidad de por ejemplo revisar presentaciones con colegas o freelancers durante una llamada o ver en conjunto un mismo documento).

Cuidado del medio ambiente

Se reduce ampliamente el consumo de energía (se paga por lo que se consume; diferente a dejar horas una computadora en stand-by) y las emisiones de dióxido de carbono.

Personalización

Con el Cloud Computing es posible personalizar las aplicaciones y así evitar invertir y adquirir software que quizás no se corresponde con las necesidades de la empresa, por ser genérico y no ad-hoc para la organización.

Fácil implementación

Para utilizarlo no es necesario comprar nuevo hardware o licencias específicas. Además el modo de uso es muy fácil de aprender y no implica costos de entrenamiento.

No hay compromiso a largo plazo

Si la aplicación nos resulta amena, adelante. De lo contrario, es posible dejar de utilizarla en cualquier momento y cambiar por otro proveedor.

Mayor capacidad de almacenamiento

Utilizando servicios en la nube es posible almacenar mucha más información que en una computadora personal. Herramientas como Dropbox permiten almacenar y sincronizar documentos en línea (incluso de gran tamaño), aporte fundamental para el trabajo freelance. Para enviar los archivos por mail también hay infinidad de opciones, como MailBigFile.

En síntesis, los sistemas de Cloud Computing permiten realizar tareas de una forma mucho más eficiente y rápida, y son ideales para los negocios modernos que apuntan a mejorar costos e impulsar la dinámica laboral de sus equipos.

Por: Jesica Mraz

8 Comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *