Cómo armar tu perfil siendo freelancer

Como freelancer, seguramente te habrás planteado cómo plasmar tu experiencia y habilidades, de la manera más práctica y clara. El resultado tiene que ser lo suficientemente contundente y persuasivo para captar la atención de tus futuros clientes.

Armar un buen perfil de profesional freelance tiene sus particularidades. No es lo mismo un CV de un trabajador full time a un perfil online de un freelancer. ¡Es que las diferencias son varias! En contraposición a los empleados a tiempo completo en relación de dependencia, como freelancer en general manejas varios clientes (no trabajas para una empresa particular), con varios proyectos y tareas a ejecutar al mismo tiempo, y no estás atado a una posición o título específico.

Como primer paso, te recomendamos que leas las claves para armar un buen perfil. Van a ser tu base para que sepas cuáles son los “sí” y los “no” al momento de completar tu perfil en Workana.

Secciones básicas

Cuando estés redactando tu perfil, encontrarás dos secciones fundamentales:

  • Lema: sería una frase corta que te describa en pocas palabras. Aquí lo bueno es que como freelancer no tienes un título “formal” o predeterminado, sino que puedes ir adaptándolo de acuerdo a tus búsquedas laborales, intereses o expectativas del momento. Busca una definición contundente y clara. 
  • “Sobre Mí”: aprovecha este apartado para venderte como profesional y persuadir a tus potenciales clientes. Confía en tus fortalezas y sé capaz de plasmar cada habilidad en este resumen. La información debe estar organizada por importancia y ser una síntesis abarcativa de tu experiencia y aptitudes. Esta sección es la introducción a lo que luego el cliente verá desplegado en “Historia Laboral” y “Habilidades”. Procura incluir informaciones que sean realmente relevantes y que sean un reflejo fiel de lo que ofreces como profesional. Evita usar frases recurrentes o “clichés”; en cambio, busca originalidad e impacto.

Ya con el Lema y descripción completas, avanzarás con tu “Historia Laboral”. En esta sección debes incluir tu trayectoria profesional hasta el presente. Y aquí una sugerencia super válida: como es sabido, lo ideal es listar las experiencias en orden cronológico (de las más recientes a las más antiguas). Ahora, si ya estás desempeñándote como freelancer hace un buen tiempo, seguramente te preguntes: “¿cómo hago para plasmar cada uno de mis proyectos? La lista sería eterna y la información confusa”. Lo que podrías hacer en ese caso es listar únicamente los más relevantes, y para cada proyecto, será fundamental que incluyas una breve descripción explicando cuál fue exactamente tu rol y sobre todo los resultados que se generaron u obtuviste como consecuencia de tu ejecución. Simple, concreto y explícito. Y luego sí, tus trabajos en relación de dependencia, si fuera el caso.

¿Qué más tener en cuenta al momento de armar tu perfil de freelancer?

Y sobre todo, ¿qué es lo que tiene que tener de especial?

  • Verbos de acción: procura utilizar verbos de acción, tanto en la descripción de tu perfil como en tu Historia Laboral. Los verbos de acción le darán mayor impacto al mensaje y un toque especial. Algunos ejemplos podrían ser: Impulsar, Colaborar, Desarrollar, Reestructurar, Innovar, Maximizar, entre tantos otros.
  • Resultados cuantificados: esto es lo que en definitiva le interesará a tus potenciales clientes. La idea es que acompañes cada “rol” adoptado (utilizando un verbo de acción) con un resultado concreto que hayas obtenido (cuantitativo idealmente).
  • Descripción de Habilidades: además de tu trayectoria laboral, el cliente prestará especial atención a tus Talentos o Habilidades. Esto es en definitiva lo que te diferenciará en mayor medida del resto. Dentro de la sección “Habilidades” puedes elegir de entre una gran variedad de destrezas específicas que podrás ir modificando a medida que así lo requieras.

Y para cerrar, tres premisas fundamentales: utiliza siempre un estilo directo, descriptivo, claro y simple; procura que la redacción y la ortografía sean perfectas, y recuerda que CADA palabra es estratégica, tiene su peso y un sentido específico. Elígelas a conciencia y utilízalas de la forma en que más te beneficien.

10 Comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *