¿Cómo determinar cuánto cobrar al cliente?

Independientemente de si recién te inicias en la modalidad freelance o si ya tienes años en el campo, o de si cobras por hora o por proyecto, para un trabajador freelance el hecho de determinar el precio a cobrar al cliente puede ser estresante y complicado.

En Workana queremos ayudarte a simplificarlo. Hay algunos tips que consideramos pueden llegar a resultarte útiles a la hora de establecer tu fee, ya sea por proyecto o por hora. A continuación, los destacados 😉

Análisis del mercado

Para comenzar, te sugerimos hacer una rápida “investigación de mercado”. Simple, pero útil. Intenta consultar con tus colegas de mismo nivel, experiencia y formación como para tener valores de referencia. También puedes recurrir a búsquedas por Internet, o incluso a instituciones oficiales destacadas en tu campo (dependiendo de tu área de trabajo, muchas veces hay grupos, asociaciones o foros que manejan los valores estándar de mercado a cobrar por determinado proyecto, y esto te puede resultar de gran ayuda).

Como base, tienes que tener en cuenta tu formación, experiencia, capacitaciones, habilidades especiales y todo aquello que te diferencie del resto.  Si el proyecto para el que aplicas además tiene relación directa con tu experiencia y tu aporte puede llegar a ser clave, entonces podrás subir aún más el precio. Por eso es importante que evalúes cómo aplica tu experiencia para cada propuesta en particular, y en base a ello definas cuánto cobrar al cliente. Para ello debes tener en cuenta cuáles son tus fortalezas como profesional y cuál es tu ventaja competitiva.

Tus propias necesidades

Otro dato importante: establece el fee basado en tus propias necesidades. Esto es: el precio que cobres al cliente debe poder cubrir tus gastos básicos, y además –claro está– dejarte una ganancia. Una buena idea es hacer un listado de los gastos básicos que tienes por mes, y gastos extras propios de la tarea, como podrían ser traslados, llamadas telefónicas, tiempo invertido en reuniones, o cualquier otro extra.

Lo importante será en última instancia encontrar un equilibrio entre lo que te resulta rentable y los valores de mercado que se manejan en tu campo. Un precio extremadamente elevado no será beneficioso: probablemente tus potenciales clientes no te consideren por estar muy por arriba de la media. Por el contrario, fijar un precio muy bajo tampoco es conveniente: un fee mínimo puede denotar baja calidad de producto, poco profesionalismo…y desesperación (por tomar cualquier trabajo a cualquier precio). De seguro no te posicionará bien ante tus competidores. Insistimos: lo ideal es buscar un balance.

Negociación

El precio que cobres al cliente también hablará de ti como profesional. Por eso es importante que lo hagas a conciencia. De todas formas, es algo que puede variar en el tiempo –y de hecho de seguro lo harás, para ajustarte a los valores del mercado–. Además, en negociaciones con el cliente –antes de cerrar el precio final– todo es conversable. En base a los objetivos del proyecto, complejidad, expectativas, tiempos y otros factores, podrán negociar el fee para arriba o para abajo. En definitiva lo importante es que ambas partes lleguen a un acuerdo, estén conformes, los resultados sean óptimos y la relación laboral prospere.  Por lo tanto no lo tomes como una decisión drástica y final. Puedes revisar tu fee tantas veces lo creas necesario.

Workana ofrece un sistema de pago super seguro para ambas partes y te garantiza que el pago se realice. De tu parte sólo tienes que definir el valor a cobrar. Eso sí, recuerda: tiene que reflejar tu valor como profesional. Esto es parte de empezar a promocionarte y posicionarte de la forma en que quieres 😉

Por: Jesica Mraz

7 Comentarios
  1. NO TENGO TARJETAS DE CRÉDITO COMO HAGO PARA DEPOSITAR A MI CUENTA PARA TENER ACCESO A NUEVAS PROPUESTAS Y COMO SE PUEDE RETIRAR LAS GANANCIAS DESPUÉS DE HABER REALIZADO UN TRABAJO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *