¿Cómo equilibrar la vida laboral y la personal?

Si elegiste ser freelancer, seguramente también valores tu tiempo personal, la independencia, la autonomía y la flexibilidad que representan trabajar desde tu “oficina virtual” (léase tu casa, un bar o cualquier rincón del mundo ;)). Podrías ser un adicto al trabajo . . . o sin irnos al extremo, un profesional responsable y comprometido con su tarea, con ganas de crecer, superarse, y ganar más y más proyectos. O incluso aquel que busca cumplir con  sus obligaciones y a veces se ve abrumado por la carga laboral del día a día. Sea cual fuere tu caso, es importante que le sigas dando un espacio a esos momentos de ocio, de relax, de compartir con tu gente, de disfrutar de lo que más te gusta y de liberar tu mente. En definitiva, debes poder ser capaz de equilibrar tu vida laboral y personal.

¿Cómo encontrar esos espacios –esenciales para mantener tu nivel de productividad– y darles el valor que se merecen? 

Aprovecha la semana

Una buena idea sería aprovechar al máximo la semana (acomodarás los horarios de acuerdo a tus prioridades, deadlines y preferencias) para así tener libre el fin de semana para actividades que te den placer. Para ello es esencial que elimines las distracciones que puedan quitarte tiempo útil de trabajo. Durante la semana podrían surgir imprevistos que harán extender tu “jornada laboral”, o podrían aparecer planes inesperados que no querrás desaprovechar en el momento 🙂 Esto lo irás acomodando como mejor te resulte. Lo importante es que te organices de la mejor manera posible, para trabajar al máximo (dentro de tus propios límites) durante la semana, tratando de respetar esos horarios, y saques provecho del fin de semana con actividades extras.

Planifica tus vacaciones

Y si de disfrute se trata . . . planifica tus vacaciones con antelación, organízate con tiempo y maneja proyectos para tener todo bajo control llegada esa fecha. ¡No las postergues! Son más que merecidas y es TU momento personal de recreación. Has trabajado arduo para poder tomarte ese respiro y es importante que las aproveches al máximo. Y aquí algo importante . . . tus vacaciones son tus vacaciones. Avisa con antelación a tus clientes, organiza tus proyectos, anticipa prioridades, adelanta trabajo si es necesario . . . y esos días aprovéchalos para ti al máximo: desconecta el celular y evita chequear los mails de trabajo. ¡Es lo más sano!

Realiza alguna actividad recreativa

Otra buena idea es que busques alguna actividad, hobbie o deporte para realizar durante la semana, una vez terminado tu trabajo, o durante el fin de semana. Todos necesitamos de un “cable a tierra” que nos ayude a despejar la mente, olvidar por un rato las preocupaciones y obligaciones, y sólo pensar en ese momento único que nos llena de alegría y motivación. Sentirás además que estás dedicando un tiempo para ti mismo, que estás haciendo algo por ti, y eso es importantísimo porque ayuda enormemente a tu auto-estima.

Establece límites

Por otro lado: no dejes que el espacio laboral te “invada”. Si trabajas desde tu casa, procura tener tu oficina separada del resto de los ambientes. Aunque no lo creas, esto ayuda a diferenciar ambas esferas (personal y laboral). Respeta esos límites 😉

Y para cerrar, otra sugerencia super válida: aprende a decir “no”. Puede ocurrir que ya hubieras programado una actividad recreativa o tomarte un día libre y justo un cliente te solicita trabajar ese día. Para ello, maneja tus prioridades en consecuencia y negocia con el cliente para poder hacer uso de tu propio beneficio y no postergarlo.

Cuidar de tu vida personal y social teniendo estos momentos de ocio será clave para mantener tu productividad. 

9 Comentarios
  1. […] Ahora, trabajando como freelancer, tu realidad es otra. Diferente, y con muchas más ventajas. Pero, salvando las distancias, algunas “sensaciones” parecieran persistir. Encarar una nueva semana cuesta, para un trabajador en relación de dependencia, para un freelancer, para un emprendedor, o cualquier sea tu categoría Es como si el lunes, por el sólo hecho de llamarse “lunes”, tuviera una connotación negativa. El lunes representa el “volver a la rutina”, el dejar atrás los días de relax y disfrute con amigos, familia, y sin obligaciones. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *