¿Cómo innovar siendo freelancer?

¿Cómo renovarse y encontrar nuevas formas de trabajar? ¿Cómo actualizarse, manteniendo siempre un excelente servicio al cliente y calidad en el trabajo? ¿Cómo adquirir nuevas habilidades y encontrarle otro enfoque a tu estrategia de promoción? Quizás todavía no hayas considerado que innovar es, hoy en día, un requisito clave para diferenciarte como profesional. En este post te ayudamos con algunos tips para renovarte, destacarte y mantenerte siempre al día.

Empecemos por casa 😀

Antes de abocarnos a cambiar estrategias de marketing, empecemos por lo primordial: modificar algunas actitudes y formas de encarar nuevos desafíos:

Estate abierto a nuevas posibilidades  |  En el mundo freelancer todo el tiempo estarás expuesto a nuevas oportunidades: nuevos métodos, nuevos clientes, nuevos proyectos, nuevas habilidades, nuevas formas de trabajar, nuevas formas de resolver un problema. El cambio es inevitable, entonces ¿qué mejor que subirte a la ola? Asume que lo nuevo está por venir a cada momento y estarás mucho más receptivo y abierto. Aprenderás a innovar sobre la marcha 😉

Deja de lado miedos e inseguridades  |  No permitas que tus dudas te paralicen. El miedo puede jugarte en contra si no le pones un freno. Muchas veces la mente va demasiado rápido, y esas dudas e inseguridades no te permiten ver la realidad. Acciona, sigue con tus planes y no dejes que esos miedos te dominen. Necesitas claridad para poder moverte con libertad, e innovar.

Cambio de estrategia

Tomemos tres áreas en las que con pocos cambios ya puedes transformar por completo la percepción sobre tu imagen:

Tu Nombre | ¿Pensaste que una opción sería profesionalizar tu nombre para darle otra impronta? Quizás ya sea hora de cambiar tu nombre, apellido y título profesional (muchas veces demasiado extenso) por algo más concreto. ¿Un nombre de empresa quizás? ¿Diseñar un logo? ¿Pensar un slogan que te defina? Chequea nuestras sugerencias sobre Branding Personal

Estrategia de Marketing  | Renuévate y suma nuevas formas de promoción. Eventos, blog personal, website, foros online, redes sociales . . . trata de incorporar nuevas vías de relacionamiento y difusión. Piensa y define: ¿dónde están tus clientes? Planifica tu llegada a ellos y manos a la obra.

Ajusta tu posicionamiento | Quizás sea hora de que modifiques la forma en que te venías presentando ante tus futuros clientes. Cambiar tu posicionamiento puede ser un buen camino si hace un tiempo se te viene haciendo difícil conseguir nuevos. Piensa en otras habilidades con las que podrías identificarte, o en una nueva ventaja competitiva que te posicione mejor.

¿Qué más?

Algunos otros tips para no dejar de lado. . .

Actualízate | Una buena forma de renovarte es continuar capacitándote y actualizándote vía cursos, seminarios, eventos . . . o incluso por propia observación. Estate atento a formas innovadoras de realizar tu trabajo (esto dependerá de tu área de especialización), y si resulta positivo cambia estilos, metodologías y adquiere nuevos hábitos.

Innovar el lugar de trabajo |  Renovar tu “home office”, trabajando en horarios diferentes, variando de lugar de trabajo (oficina, bar, parque…) puede ayudarte mucho a desestructurarte, sentirte motivado y así dejar fluir tu creatividad.

Hasta aquí hemos hablado de “innovación”. ¡Pero todo en su justo equilibrio! Compartimos sugerencias para modificar actitudes, cambiar tu posicionamiento y algunos extras. Pero no abuses del concepto “innovar”, porque llevado al extremo puede jugarte en contra. Mantén siempre una imagen profesional y seria. Como ejemplo: adornar tu ecuación de valor con palabras rebuscadas o demasiadas adjetivaciones, o presentar tus propuestas decoradas con estrellitas brillantes y otros toques artísticos no sería la mejor idea.

¡Anímate a innovar en su justa medida y mantente competitivo! 😉

4 Comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *