Cómo ofrecer un mejor servicio freelance en Workana (y ganar más proyectos)

El mundo del trabajo está cambiando. El estilo de vida freelance que se ha potenciado en los últimos años y que demuestra un comportamiento de crecimiento amplio.

Esto ha venido ocurriendo, en gran medida, gracias al balance de beneficios y contras que puede tener esta manera de ejercer.

Algunos de los más interesantes son reflejados por el portal The Balance, una web dedicada al análisis  y seguimiento de las tendencias de negocios, orientadas a la independencia financiera de los individuos.

Allí, Ryan Duermyer, uno de sus redactores más destacados, menciona que algunos de los atractivos beneficios pasan por la posibilidad de escoger tus clientes y fijar tus horarios según tu conveniencia y deseo. También menciona el establecer el coste de tu trabajo en función a diferentes factores de consideración personal, aunando a no estar sujeto a contratos o especificaciones de empresas.

Asimismo enumera como parte de las ventajas lo económico que puede resultar este estilo de trabajo, considerando que no necesitas cubrir gastos mayores por equipos, recursos o espacios, puesto que tu mayor instrumento de trabajo eres tú mismo.

Ahora bien, el mismo equipo de The Balance, en otro de sus artículos respecto al estilo de vida freelance,  se dedicaron a darle número al comportamiento de este mercado laboral, en este caso orientados en EEUU, la primera economía del mundo según el Fondo Monetario Internacional.

En su reseña, se permitieron comparar números de 2005, con solo 10.3 millones de freelancers en el país, comparado a 2014, con unos 53 millones, que de alguna manera han incursionado en esta modalidad. Asimismo, proyectaban un crecimiento de más del 30% para el 2018.

Además, reflejan que a través de una encuesta quedó demostrado que el 50% de los freelancers activos han logrado encontrar trabajo en un lapso de 3 días usando las plataformas destinadas para esto, o incluso las redes sociales. Mientras, un cuarto de la población refleja haber encontrado trabajo en las primeras 24 horas usando los portales de trabajo a distancia, como es el caso de Workana.

Lo ideal en este mundo, es que puedas comprometerte con proyectos grandes, que te mantengan trabajando a largo plazo y que reduzcan la experiencia de incertidumbre del mundo freelance.

Debes apuntar a relaciones de trabajo duraderas, lo que te permitirá ingresos estables y fortalecer tu credibilidad como freelance, permitiéndote escalar en mayores envergaduras y obtener experiencia.

Precisamente en búsqueda de dar este salto exitoso, hacia un vida freelance estable, vamos a hablar de dos “secretos” que sin duda ayudan, y mucho, en el proceso. Pero antes empecemos viendo algunas normas básicas para ser un freelancer destacado.

Las claves de un freelancer exitoso en Workana

Si tuviéramos que resumir el éxito de un freelance en una palabra, diríamos que es “disciplina”. Los freelancers exitosos apuesta por rutinas, saben que su trabajo requiere de planificación y que no simplemente se trata de estar en casa y abrir la PC.

Por ende, es necesario que fijes reglas de trabajo claras, para ti mismo y para los clientes con los que trabajes. En este aspecto, es necesario que definas tus alcances, tu modalidad de trabajo y como realizar las tareas asignadas.

Dentro de esta misma área, tienes que familiarizarte con el valor de tu trabajo. Tienes que reconocer que cada parte de tu tiempo que dediques a labores relacionadas con clientes, proyectos y negociaciones, cuenta.

Por ello, sé bastante claro con tus tiempos, para que no te extralimites, ni te quede faltando tiempo. Asimismo, no olvides ser realista y consistente con el precio que le pones a tus capacidades. No regales tu trabajo, ni aspires más allá de lo real.

A la par, describen la importancia de concretar negociaciones prolongadas, a través de relaciones estables con los clientes y la posibilidad de mantener proyectos a largo plazo. Saltar de un cliente a otro, puede resultar engorroso y acarrea la dificultad de la inestabilidad.

Pero, si algo podemos decirte que es importante, casi tanto como la disciplina, es la calidad de servicio. El contacto con los clientes, la atención que les brindas, tu eficacia y sobretodo las garantías que les ofreces en el producto final, son puntos clave.

No debes ofrecer cosas que realmente no conoces, ni limitarte a solo un par de habilidades. Necesitas prepararte, crecer en el área y estar dispuesto a aprender y recibir el feedback de quienes trabajan contigo.

Con esto en mente, podrás alcanzar uno de los objetivos más importantes de un freelance: contrataciones fijas, trabajo a largo plazo y relaciones estrechas con los clientes.

Algo que pocos freelancers saben es que en Workana existen dos servicios que puedes prestar a tus cliente que te ayudarán a ganar más proyectos y trabajar con tus mejores clientes a largo plazo.

Dos servicios que puedes ofrecer a tus clientes para forjar relaciones a largo plazo con ellos

Workana te ofrece la posibilidad de trabajar con diferentes modalidades con tus clientes. No solo se trata de establecer ofertas para los proyectos publicados, o recibir contrataciones, tu también como freelancer le puedes ofrecer a los emprendedores, otras modalidades que resultan cómodas para ambas partes.

Vamos a evaluar dos de ellas que te serán muy útiles:

1. Proyectos por hora

Una de las formas de establecer contratación en la plataforma es hacerlo por hora. En este caso el freelancer establece el promedio de tiempo que pueda requerir por semana para realizar el proyecto y con base a esto, fija el precio de los avances que realizará y reportará como horas trabajadas.

Una vez que vayas realizando tareas del proyecto, cargas las horas trabajadas en un diario, donde además describes qué partes del proyecto fueron realizadas en este tiempo.

A partir de este punto el cliente podrá revisar el diario y todo lo que has ingresado. De allí la importancia de que seas muy específico respecto a la manera cómo has trabajado y empleado el tiempo que describes, puesto que el cliente está en la potestad de aprobar o no estas horas.  

Una vez que sean aprobadas, automáticamente, son cargadas a tus finanzas y también a tu perfil, donde se refleja la cantidad de horas que has invertido en trabajar, pero en los proyectos con esta modalidad.

Aunque el cliente que te contrate puede solicitar esta modalidad de trabajo, una de las mejores formas de tomarla, es sugiriendola tú mismo al cliente, ya que hay muchos clientes que no conocen esta modalidad de contratación en Workana.

La modalidad “por horas” es una de las formas de trabajar más estables que existen en la plataforma, puesto que recibes un pago por un grupo de horas trabajadas, lo que asegura contrataciones prolongadas en el tiempo. 

Tal es el caso de muchos asistentes virtuales y community managers, por ejemplo, que pactan un proyecto de 3 o 4 horas por día y durante ese tiempo desarrollan tareas sólo para ese cliente. También es una modalidad que usan muchos diseñadores gráficos y programadores.

Sin embargo, está abierta a todo tipo de perfiles y proyectos. Lo mejor que puedes hacer para empezar a implementarla es comentársela a los clientes con los que trabajas más a menudo. El hecho de trabajar por hora con ellos facilitará los pagos recurrentes sin necesidad de tener que crear un nuevo proyecto cada vez que quieran contratarte.

Y si quieres aprender a organizar tu jornada laboral ser productivo trabajando en proyectos por horas, te recomendamos leer este artículo publicado en nuestro blog.

2. Extensiones

Las extensiones son una manera de concretar proyectos más completos de lo que parecían al comienzo, alcanzar algunas ideas que han surgido sobre la marcha o mejorar lo que se ha trabajado. Básicamente de lo que se trata es de “extender” el proyecto en el que se está trabajando, pactando un nuevo monto de dinero a pagarse por un nuevo tipo de tareas a realizar.

A través de esta modalidad, tienes la posibilidad de desarrollar otras partes que atañen al mismo fin  y que pueden ser tareas que el cliente no había vislumbrado en un principio.

Aunque puede ser el mismo cliente quien genere una extensión, puedes ser tú quien propicie la creación de ésta. En algunos casos las ideas con las que el cliente llega pueden cambiar luego de conversaciones contigo, puesto que tu visión para desarrollar el proyecto puede incluir otras partes.

Uno de los puntos más cómodos de trabajar con esta modalidad es que el cliente no se ve en la obligación de crear una oferta nueva de trabajo para el desarrollo de estas partes faltantes. Esto evita comenzar a recibir varias ofertas y el proceso engorroso de rechazarlas al querer trabajar directamente contigo.

En tu caso, no se hace necesario que generes una oferta para un proyecto de nuevo, lo que te evita este proceso y te permite pasar directamente a trabajar en lo conversado, puesto que se trata de una continuación prácticamente natural.

Si quieres conocer más al respecto de esta forma de trabajo, puedes dirigirte a este artículo de nuestro blog.  

La vida freelance, más que trucos o secretos, está llena de compromiso, dedicación, preparación y sobretodo de servicio. La calidad con la que atiendas a tus clientes, concretes tu negociaciones y te dediques a tus proyectos, será la verdadera clave para continuar avanzando.

Sin embargo, existen ciertos hábitos y herramientas que te van acompañando en el camino. Las misma te permiten potenciar la experiencia de tus clientes, consolidando relaciones laborales a largo plazo y permitiéndote generar ingresos estables gracias a las labores que realices a través de Workana.

Soy Daniel Alejandro Rendón De Gouveia, tengo 24 años, nací y vivo en Venezuela, Soy Licenciado en Psicología con mención en clínica, egresado de la Universidad Arturo Michelena, llevo un año trabajando como Freelance en Workana y dos como redactor. Sigo en constante crecimiento.

Subscribe to the Workana newsletter and keep updated