Como ser un excelente Profesional

Como ser un excelente Profesional

Como freelancers, luego de crear nuestro perfil, es normal tener ciertas dudas o miedos relacionados a.. ¿y ahora cómo sigo? Pero, ¡no te preocupes! En este post te brindamos algunos consejos para ayudarte a empezar e impulsar tu carrera freelance dentro de Workana 😉

 

Antes de cualquier paso, es necesario que pongas especial atención al armado de tu perfil. Este será tu carta de presentación ante tus futuros clientes y, lo que agregues aquí, será clave para poder empezar.

 

Tomate un momento para organizar tus conocimientos y experiencias y hazte las siguientes preguntas:

  • En qué área tengo más experiencia? En que soy excelente?
  • Qué habilidades tengo como profesional?
  • Cuales de mis experiencias laborales anteriores valida estas habilidades?
  • Que frase me identifica como profesional y persona?
  • A qué tipo de proyectos aspiro? Qué información necesitaría, si fuera un cliente, a la hora de contratarme para un trabajo?

También, es recomendable contar con un (portfolio-link hc), donde puedas mostrar tus trabajos de una manera visual. Dependiendo del área en la que trabajes, este paso sumará muchos puntos! 🙂
Establece un horario laboral y cumplelo. Siendo freelancer es indispensable ser disciplinado y organizado. Esto nos ayudará en el dia a dia, evitando que nos sobresaturemos de cosas y no podamos dar una respuesta satisfactoria a nuestro cliente. 
Estipula también una metodología de trabajo, un paso a paso de lo que harás cada vez que te postules y seas seleccionado para un proyecto. Con esto podrás conversar y combinar con tu cliente todos los detalles del proyecto y definir cómo será realizado el trabajo.

 

Para esto ten en cuenta:

-Tu horario de trabajo (cuántos proyectos podrás tomar por semana, o por mes; que tipos de proyectos puedes realizar en ese lapso de tiempo; qué tiempo vas a dedicar a tus proyectos ya contratados y que tiempo vas a dedicar para la búsqueda de nuevos clientes, etc)
-Cómo será tu comunicación y feedback con el cliente: de acuerdo al tipo de trabajo, cada cuánto necesitas comunicarte con el cliente para conversar y alinear el trabajo que se está realizando. Combina siempre con tu cliente feedbacks cada x cantidad de días y horarios. Esto será sumamente útil cuando tengas distintos proyectos en ejecución y necesites enfocarte en cada uno, evitando que el contacto sea demasiado o muy poco fluido con el cliente, y poder finalizarlos siempre de la mejor manera posible,
-Qué tanto puedes ayudar a tu cliente?  Siempre, mientras se ejecuta un proyecto, es posible que surjan nuevos requerimientos. En estos casos, puedo ayudarlo un poco más? que tipo de ajustes puedo hacer sobre el trabajo entregado? Cuántos cambios puedo realizar sin que esto altere mi presupuesto inicial? Define esto durante las negociaciones para que el cliente puede saber exactamente que recibirá al finalizar el proyecto y evites estirar el trabajo más de lo necesario.
-Dentro de mi área de experiencia, que cosas exceden mis capacidades? Tengo alguien a quien pueda repasar los puntos que no puedo hacer? Muchos profesionales cuentan con colegas especializados en diferentes áreas con los cuales establecen un “equipo de trabajo” que pueda darle soporte y ayuda caso el proyecto lo requiera. Dependiendo de la complejidad del trabajo, siempre es bueno contar con alguien experto que pueda echarnos una mano para ofrecer siempre el mejor servicio a nuestro cliente 🙂 Aquí podrás ver cómo organizarte para trabajar

Habiendo establecido estos puntos, ya estás en condiciones de comenzar a postularte!

Una vez que hayas combinado con el cliente los detalles del proyecto y quede establecido el contrato, pueden iniciar el trabajo teniendo la tranquilidad de que todo (o casi todo) ya está alineado con los requerimientos de tu cliente evitando sobresaltos y disgustos 🙂
Al principio puede costarte un poco seguir los pasos pero, con el pasar del tiempo, verás como incorporarás de manera natural esta rutina haciendo  tu día a día más productivo 🙂
Ponte siempre en el lugar de tu cliente, intenta comprender sus consultas o dudas sobre el proyecto (ten presente que puede no contar con los tus mismos conocimientos en el área y que le resulte un poco más complicado de entender).

Mantente tranquilo y con una actitud resolutiva, sé cordial y objetivo en lo que comunicas.

En caso de conflicto, intenta proponer una solución y explícale a tu contraparte qué beneficios tiene la opción que le estás brindando y porque esto lo va a ayudar en su proyecto.  Así montrarás  tu dedicación, honestidad e interés (tanto en el proyecto como en el cliente). Trata a tu cliente de la forma que te gustaria que te traten a ti, la comunicación es siempre clave para poder entendernos 🙂

Ten en cuenta que, cada proyecto, es una posibilidad de conquistar un cliente. Cuanto mejor sea la relación entre ustedes, mayores las posibilidades de formar un lazo laboral a largo plazo. Adelante! 🙂

 

Pamela Miranda es Account Manager de Workana Partners, puedes conocer su perfil aqui

Anímate a comenzar tu emprendimiento creando un proyecto en Workana, ya sea con ayuda de otros freelancers expertos en diferentes áreas o también lanzándote como profesional independiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *