Consejos para la vuelta de las vacaciones

Tomarse unas vacaciones es una excelente forma de descansar, renovar energías, nutrirse de nuevos aires y actividades… es algo sano y beneficioso por donde se lo mire. Sin embargo, es muy común que el volver de las vacaciones sea tedioso e incluso más estresante que otras épocas del año. ¿Cómo podemos evitar esto?

Notificar a todos sobre el período de vacaciones

Ésta es una de las costumbres más simples e importantes de adoptar. Si durante determinado período de tiempo no vamos a estar disponibles para responder emails, atender el teléfono o reunirnos, es crucial que todos lo sepan. Esto evitará que al volver de las vacaciones tengamos diez emails de una misma persona buscándonos desesperadamente.

En otra nota hablámos sobre las bases para una buena comunicación.

Definir qué temas se concluyen antes de las vacaciones y cuáles quedan para después

Así, al retornar sabremos que varios asuntos ya están definidos mientras que otros deberán recibir atención.

Limitar las horas de trabajo para los primeros de días

Es común que al volver de vacaciones busquemos resolver todo lo que haya surgido lo más rápido posible, pero ésto podría terminar significando jornadas de 10, 12 o 15 horas de trabajo durante varios días seguros, cosa que sin dudas hay que tratar de evitar. Para esto, puede ser útil definir trabajar unas 7 u 8 horas, por ejemplo, para los primeros tres o cuatro días desde que volvimos de vacaciones. En realidad lo ideal es siempre trabajar aproximadamente esa cantidad de horas, pero vale la mención para la vuelta de las vacaciones porque allí es donde suele haber más trabajo acumulado.

Desconectarse por completo

Con la creciente facilidad de las comunicaciones de hoy en día esto es cada vez más difícil, pero es importante que el período de vacaciones ¡sea realmente de vacaciones! De lo contrario, sucederá que no estamos descansando al 100%, por un lado, ni podemos resolver todas las cosas de trabajo, por el otro, por lo que termina siendo todo a medias.

Apagar el teléfono

Esto varía mucho según el rubro en el que uno trabaja, pero en términos generales sucede que recibir llamadas telefónicas interrumpe el trabajo y puede incluso desorganizarnos. Como los primeros días desde que volvemos al trabajo pueden ser caóticos, apagar el teléfono es de gran ayuda.

Priorizar correctamente

Al volver de vacaciones, lo más probable es que tengamos varios temas a abordar. Pero sin dudas no todos serán urgentes, entonces… ¿cuál trabajar primero? Es crucial evaluar cuáles asuntos requieren inmediata atención y planificar cómo se los puede resolver en tiempo y forma. Para los temas menos apremiantes, podemos definir abordarlos luego de una semana, por ejemplo. Así, nos veremos menos desbordados.

Recuerda nuestra nota Tips para organizar prioridades.

Pedir ayuda

Volver de vacaciones muchas veces implica no sólo tener que ocuparse de cosas de trabajo sino también de la casa o la “vida en general”. Lavar ropa, hacer compras, pagar cuentas, ordenar… para estas cosas, más allá de organizarse, también puede ser muy beneficioso pedir una mano. Amigos y familia siempre están dispuestos a colaborar.

En Workana ayudamos a nuestros clientes a encontrar el mejor talento remoto para sus proyectos. También ayudamos a los trabajadores a encontrar trabajos que cumplan con sus expectativas, habilidades e ingreso esperado. Logramos todo esto de la forma más segura para ambas partes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *