Deadlines: ¿por qué es importante cumplirlos?

Día a día debemos ajustarnos a ciertos plazos y circunstancias, y el trabajo no es la excepción. Poder manejar los proyectos a conciencia y con el compromiso que requieren demandará de tu parte dedicación y organización. No sólo el resultado de tu trabajo quedará en el recuerdo . . . también permanecerá si has sabido cumplir con los deadlines que fijó tu cliente. No servirá de mucho un resultado óptimo si tu retraso perjudicó a otro miembro del equipo, o expuso a tu cliente con un tercero.

¿Por qué resulta clave cumplir con los deadlines?

Siempre nos parece importante recordar lo esencial de cumplir con los deadlines para mantener tu reputación como profesional y demostrar tu responsabilidad para con tu trabajo. Las razones son varias:

Fidelizas al cliente

El cliente ha definido ese deadline por un motivo particular, no por capricho. Entregar tu trabajo fuera de plazo impactará negativamente en el vínculo con tu cliente y en tu credibilidad como profesional. No te arriesgues a quedar descolocado. Te aseguramos que sale mucho más caro atraer nuevos clientes que mantener los actuales, sumado a que podría perjudicarte a futuro si el cliente da una referencia negativa o menciona tu falta con colegas u otros profesionales.

Demuestras buena capacidad de organización

Si has podido cumplir con un proyecto en los plazos prefijados es porque claramente has sabido organizar tus tiempos y prioridades. ¿Qué cliente no querría tener en su equipo a una persona autónoma y responsable? Cumplir con los deadlines demuestra tu capacidad de auto-gestión. Esto para el cliente es fundamental y lo anima aún más a confiar en tu trabajo.

Afianzas tu autoestima

Saber que entregaste tu trabajo en tiempo y forma sin dudas te dará satisfacción. Independientemente de tu perfil profesional, a cualquier trabajador lo motiva mucho el hecho de saber que hizo lo que debía hacer, sumado al gusto que viene de la mano con ello. Es un mimo al ego.

Evitas retrasos en otros proyectos

Definitivamente salirte de un deadline puede jugarte en contra si estás manejando varios proyectos a la vez. Por una cuestión de lógica, si tenías estipulado un cronograma de tareas y prioridades y hay un desfasaje en las fechas, esto podría retrasarte en los tiempos de ejecución . . . y ahí sí las consecuencias podrían ser aún peores (por el efecto dominó: te atrasas en uno, esto te provoca retrasos en otro proyecto . . . y mejor no pensemos en los resultados que esto podría acarrear)

Es clave para el buen funcionamiento del equipo

Pensando que no eres el único involucrado en el proyecto (o incluso si lo fueras), el retrasarte en una entrega podría perjudicar seriamente el trabajo de otros miembros del equipo, o incluso dejar en una mala posición a tu cliente. Al cumplir con el deadline de tu entrega ya te estás asegurando que tu parte “está hecha” y que respondiste perfectamente para lo que fuiste contratado.

Demuestras proactividad y compromiso

Si puedes manejar de forma organizada  tareas y plazos esto refleja tu proactividad y compromiso para con el proyecto. Un cliente satisfecho será aquel que vea buenos resultados, en los tiempos esperados . . . ¡pero cuán importante también es tu propia actitud! Esto también marcará la diferencia respecto a otros profesionales. Si el cliente nota tu compromiso y dedicación muy probablemente vuelva a contratarte.

Para cumplir con los deadlines hay algunas bases que no puedes pasar por alto: organizar tu propio tiempo, definir las prioridades del día a día y eliminar las distracciones.

Los deadlines dan estructura y encaminan esfuerzos. Tu capacidad para organizarte y cumplirlos será un reflejo de qué tan en serio te tomes tu trabajo. Cuida a tus clientes, fidelízalos. ¡Entregas en plazo hacen a clientes felices!

13 Comentarios
  1. Del realismo de los plazos establecidos, depende mucho su cumplimiento. Para que ello se cumpla, la persona que establece los plazos debe conocer en detalle en qué consiste el trabajo que se está haciendo, si no ese plazo no se cumplirá.

    Todavía no he tenido la experiencia de que los plazos establecidos no se caigan en el camino, y la causa es siempre la misma, plazos comerciales vs plazos realistas

    1. Es cierto Cristina. Por eso es muy importante mantener la comunicación con el cliente y explicarle lo que puede tardar lo que pide. A medida que el proyecto avanza, mantenerlo al tanto de su evolución también es vital para que comprenda cómo avanza y el tiempo que le toma al profesional.
      Muchas gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *