Día del Trabajador: ¿Quién dijo que con sacrificio es mejor?

Si, sabemos que la vida está repleta de sensaciones y vivencias diferentes. Y que cada una de esas vivencias nos transmite una emoción distinta. Claro que, si nos referimos al trabajo, encontramos un nexo común. El trabajo nos posiciona, nos marca el rumbo de cada día.

Pero no siempre nos motiva, no siempre nos identifica, no siempre refleja nuestro verdadero poder. Muchas veces nos limita o nos deja afuera de otras vivencias esenciales: descuidar la familia, descuidarnos a nosotros, ver la vida pasar pero no tomarla y realmente vivirla con elecciones individuales.

Me resisto a creer que los mundos que amamos tienen que actuar por separado, que el mundo laboral, con el familiar y el individual no puedan convivir. Creo que hay un nuevo modelo en donde los mundos conviven y nos completan de manera perfecta, y lo vivo hace 7 años trabajando con Workana.

¿Cómo cambió la escena desde 2012 hasta hoy?

Hasta el infinito, y todavía queda muchísimo camino por recorrer. Estamos empezando a vivir en un modelo donde el trabajo puede dejar de ser un sacrificio, algo que mis abuelos jamás entenderían. Venimos de generaciones que debían trasladarse a grandes ciudades para tener una vida mejor (vida mejor, léase, trabajo mejor).

Hoy por hoy podemos decir que esto ya se quebró. El trabajo profesional independiente se resignificó hasta las posibilidades infinitas que nos da este contexto:  un sistema de valores que lo fomenta, avances tecnológicos que lo posibilitan, cambios organizacionales que lo necesitan.

¿Qué beneficios veo?

Veo que todos estos años estuvimos aceptando barreras ridículas, que solamente alejaron a las empresas y profesionales con verdadero talento.

  • ¿Quién dijo que existe una edad límite para trabajar?
  • ¿Por qué no podrías ser un trabajador junior de IT a tus 40 años si decidiste/pudiste especializarte a esa edad?
  • ¿Por qué una mujer debería sacrificar su carrera profesional para cuidar de sus hijos?

Se que nos queda mucho por avanzar. Toda innovación profunda tiene un período de cuestionamiento, pero ya llegará el día en que podamos integrar este modelo de trabajo a un sistema o llegará el día en que cambiemos 100% el sistema. Como sea, hoy creo que son más las ventajas que los ruidos.

Cuando les toca- como a mí- escuchar las historias de cambio de vida que llegan a mis oídos es imposible no estremecerse.

No es con sacrificio, es con pasión

Este momento del mundo es el preciso instante en donde nuestras cabezas pueden bajar un poco su protagonismo. Hasta ahora, había que ser muy estratégicos para sobrevivir al ambiente. Y la clave era ser racionales. No estaba bien visto que un trabajo te divierta. Si te divertía, era porque no estabas trabajando mucho, o no lo estabas haciendo del todo bien. En la vida en general, muchas veces pasa que la risa transmite relajación, y eso en el mundo laboral casi que no podía existir.

Había que cumplir con las “normas”. La seriedad, los zapatos recién lustrados, el traje y corbata en los hombres o el pelo bien atado en las mujeres con un rodete tan ridículo que casi no te dejaba pensar, pero estabas prolija. Y eso significaba que te tomabas muy en serio tu trabajo.

La imagen como primera impresión. Y sacrificar las cosas que nos gustan, las cosas que nos divierten, las cosas que nos permiten ser las personas que queremos, en pos de la seguridad y la “aceptación” en el mundo laboral, que claro, es mera supervivencia.

Hoy rompimos con ese molde, y lo empezamos a ver en muchos contextos distintos. Siempre elijo este ejemplo porque me divierte. Y además porque creo que encuadra todo lo que nos está pasando en este nuevo mundo laboral que tenemos en la mano. Todos deben haber visto este video, en donde un columnista de la BBC está haciendo su columna semanal, en vivo, desde su oficina, y entran los hijos.

Vemos a los dos hijos entrando, y atrás una madre desesperada por quitarlos del medio. Además de las risas, siento que hoy por hoy nadie se puso a pensar o a juzgar al periodista por su talento profesional. A todos nos pareció una situación cotidiana y muy posible. Hasta me animo a decir que debajo de esa camisa y traje, el columnista podría llevar puestas unas hermosas pantuflas de oso y sería algo completamente normal.

Siento que en este nuevo ambiente que vivimos, con los avances culturales, tecnológicos, y educativos, estamos frente a una nueva oportunidad. Ahora tenemos permitido elegir qué queremos ser, dónde vivir y con quiénes, y en qué queremos destacarnos para trabajar, sin que ninguna de estas decisiones tenga que atarse una a la otra.

El mundo del trabajo tiene que brindar igualdad de oportunidades, y ese es nuestro compromiso de todos los que hacemos Workana. Queremos ver tu pasión brillar y que destaques tu talento cuándo y dónde quieras.

Felíz día del Trabajador, de la independencia, de la igualdad de oportunidades y del talento freelance y remoto. Y que los cambios, desde el corazón, sigan llegando para quedarse.

 

Diseñadora Gráfica, terapeuta, estudiosa de todo lo nuevo que haya por conocer, extremadamente colorida, geek 4fun, Workanera inside and out :-)

Subscribe to the Workana newsletter and keep updated