Entrevista a Brian Doll, Gerente de Marketing de GitHub

Aprovechando su visita a Buenos Aires para la PHP Conference Argentina, nuestro hacker in chief, Mariano Iglesias, entrevistó a Brian Doll, Gerente de Marketing de GitHub. Creada originalmente para simplificar el proceso de compartir código, la compañía no sólo es hoy por hoy el hosting de código más grande del mundo, si no que además es un ejemplo de “compañía distribuida”.

Entérate cómo gerencian un equipo de profesionales que trabaja de manera remota, los motivos, beneficios y desafíos de trabajar bajo esta modalidad y mucho más en esta conversación con Brian Doll. 

Entrevista a Brian DollDe izq. a der.: Brian Doll (VP de Marketing de Github), Mariano Iglesias (Hacker in chief de Workana), Shawn Davenport (Director de Seguridad de GitHub)

—————————————————————————————————————————–

M: ¿Cuántos empleados tiene Github hoy por hoy y qué porcentaje de ellos trabaja de manera remota?

B: Actualmente somos 213 y aproximadamente el 70% de nuestros empleados trabaja en algún lugar lejos de nuestra sede principal en San Francisco.

M: ¿Cuál es el rol más común entre los empleados que trabajan de manera remota? ¿Está permitido sólo para programadores o es una política de toda la compañía? 

B: Hay algunas posiciones para las que se prefiere o requiere trabajar en nuestra sede principal. Por ejemplo, el local de GitHub se maneja desde San Francisco, donde tenemos todo nuestro inventario. Todos los empleados nuevos comienzan trabajando una semana desde la oficina de San Francisco como parte de su inducción, por lo cual nuestro equipo encargado de la inducción de nuevos empleados está basado en San Francisco.

Suelo preferir la frase “compañía distribuida” a “trabajo remoto” porque considero que describe un poco mejor nuestra estructura. Si bien San Francisco es nuestra sede principal, puede que sólo el 20% de nuestros empleados esté trabajando desde allí en un día determinado. Si el 80% de nuestra compañía no está en esa oficina, ¿quién trabaja de manera remota?

Hoy en día mucha gente, tanto en puestos de ingeniería como de negocios, trabaja alrededor del mundo para GitHub.

M: ¿Qué cualidades necesita tener una persona para trabajar de manera remota?

B: La comunicación siempre es esencial para trabajar en equipos, pero es aún más importante cuando se trabaja con equipos distribuidos. Con gente trabajando en diferentes zonas horarias, todos tenemos que ser capaces de comunicar con claridad de forma asíncrona.

Trabajamos de manera muy colaborativa, como te podrás imaginar, así que ser capaces de dar y recibir feedback y estar continuamente buscando aprender y mejorar también es importante.

M: ¿Utilizan alguna herramienta o dispositivo para manejar y administrar los recursos que trabajan de manera remota? ¿Cuáles son las herramientas de comunicación  (Skype, Google Hangouts)  que utilizan con los recursos que trabajan de manera externa?

B: Nuestras oficinas son GitHub.com y el chat.  Prácticamente todo lo que hacemos, marketing, prensa, blog, software, diseño de oficina, inducción, etc, todo sucede a través GitHub.com. Utilizamos el chat para discusiones en tiempo real y usamos varias plataformas de video chat para sincronizar como equipo. Algunos equipos hacen hangouts regularmente, mientras que otros se conectan ocasionalmente para situaciones en las que el video chat es más rápido y fácil que el texto.

M: ¿Cómo se motiva a un equipo que trabaja de manera remota? ¿Tienen alguna política de reuniones periódicas cara a cara?

B: Estar cara a cara con tus compañeros de trabajo y pasar tiempo juntos es realmente importante. La primera semana de todos nuestros empleados transcurre en San Francisco, lo que les da la oportunidad de conocer en persona el mayor número de GitHubbers presentes en un mismo lugar. Todos los años hacemos un evento en el que traemos a todos a San Francisco por una semana. Es una especie de mezcla entre la conferencia de tecnología más increíble y la mejor fiesta en las que hayas podido estar.

Además, cada equipo en GitHub tiene mini eventos más o menos cada seis meses. Los hacemos en San Francisco también. Esto le da a cada equipo la posibilidad de pasar tiempo juntos  por una semana y discutir objetivos más estratégicos, que es mejor discutir cara a cara.

M: En tu opinión, ¿trabajar de manera remota tiene un impacto positivo o negativo en la productividad y creatividad de esos empleados?

B: Trabajar en un equipo distribuido, con la libertad de experimentar y trabajar en lo que es importante y sin las limitaciones de un día de trabajo formal, es muy beneficioso para ambas, la productividad y la creatividad. Hemos publicado varios videos que van más en detalle sobre este punto.

M: Esta modalidad de trabajo ¿está pensada como una estrategia de negocio o surge de manera espontánea?

B: Creemos que no es posible contratar a los mejores talentos si uno se restringe a contratar únicamente en una determinada zona geográfica. Hay personas brillantes en todo el mundo. Al eliminar la locación como principal aspecto de la persona que se contrata, se amplían exponencialmente las posibilidades.

M: ¿Cuáles crees que son los principales beneficios de contar con recursos que trabajan de manera remota?

B: Simplemente queremos contratar a los mejores profesionales y dejarlos trabajar cuando y donde ellos sienten que son más productivos y creativos.

M: ¿Cuáles son los desafíos de esta modalidad de trabajo y cómo los enfrentan?

B: La comunicación basada en texto es genial para las discusiones tácticas, pero no es lo mejor para las conversaciones estratégicas. Cuando los equipos no logran avanzar en un tema estratégico, es por lo general una señal de que necesitan pasar más tiempo discutiendo cosas en tiempo real y preferentemente en persona. El video chat puede servir también.

Hay pocos problemas en el mundo que no se resuelven con una mejor comunicación.

M: ¿Cuál es tu consejo para aquellas compañías que están actualmente evaluando la posibilidad de contratar profesionales que trabajen de manera remota?

B: Lo más importante es que se consideren a sí mismas “compañías distribuidas” y no compañías con algunos empleados que trabajan de manera remota. Si comienzan a tratar a los empleados que trabajan de manera remota como ciudadanos de segunda clase, todo se vendrá abajo.

Nosotros tenemos reuniones de toda la empresa una vez por semana en las que discutimos nuestra estrategia para la compañía y el producto. Es sumamente importante que todos, sin importar donde se encuentren, puedan participar de estas reuniones. Las tenemos en nuestra oficina de San Francisco pero también las transmitimos en vivo para los empleados y tomamos preguntas via chat. Además las grabamos para que la puedan ver aquellos que están en una zona horaria muy distante o que por alguna razón no pudieron asistir.

Ese es un ejemplo de la necesidad de tener siempre en cuenta la forma en que toda la compañía puede actuar junta como una sola. Traigan tantas conversaciones online como sea posible, privilegien la asincronía a la sincronía y hagan posible que todos participen en la conversación.

—————————————————————————————————————————–

Una charla muy interesante e inspiradora, sobre todo para aquellos que trabajamos diariamente para hacer de Workana la mejor (y mayor) plataforma de trabajo remoto en América Latina 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *