Coworking: un abanico de posibilidades para freelancers y emprendedores

Tiene más de 15 años de historia, se calcula que hay cerca de 2.500 espacios repartidos en más de 80 países, y se ha erigido como un movimiento global que está cambiando la forma de trabajar e interactuar con los demás.

coworkingTe hablamos del coworking, una forma de trabajo que permite a emprendedores y freelancers de diferentes sectores compartir un mismo espacio de trabajo para desarrollar sus proyectos profesionales mientras fomentan proyectos conjuntos. Y paralelamente al crecimiento del mercado freelance se ha convertido en una opción cada vez más valorada por los profesionales independientes.

Pero, ¿qué es exactamente el coworking, cómo puede ayudarte personal y profesionalmente, y cómo saber si esa opción es ideal o no para ti? Enseguida te compartimos las respuestas.

Espacios de coworking: una fuente de nuevas relaciones y oportunidades

Podríamos definir el coworking como una nueva forma de trabajar y relacionarse, como una alternativa a la oficina en casa y como un espacio común que es compartido tanto por profesionales freelance como por emprendedores, autónomos y empresarios para llevar a cabo tareas profesionales.

Y aunque es una opción excelente para compartir gastos, ahorrar costes y romper el aislamiento, cada vez más se perfila también como una comunidad de profesionales que están dispuestos a compartir experiencias, ampliar horizontes, intercambiar ideas, proyectos, conocimientos y, lo más importante, que están abiertos a crear nuevas relaciones, colaboraciones y oportunidades.

¿Te estás preguntando si un espacio de coworking es adecuado para ti? A continuación te compartimos algunas de las ventajas más significativas del coworking.

Las 6 grandes ventajas de compartir un espacio de coworking

1. Reducción de gastos

Una de las ventajas de optar por un espacio de coworking es que resulta muy efectivo para compartir gastos y abaratar costes.

En primer lugar, es más asequible que el aquiler de una oficina. Y en segundo lugar ofrece flexibilidad de acceso, ya que permite alquilar un espacio de trabajo según las propias necesidades: por día, por mes o incluso por horas y por tiempo de uso.

Además, las relaciones que se crean con otros profesionales pueden ahorrarle a uno la contratación de ciertos servicios.

2. Nuevas oportunidades profesionales

Trabajar en un espacio de trabajo con otros coworkers indudablemente ayuda a aumentar la red de contactos tanto personales como profesionales tan solo hablando con los demás compañeros, lo cual supone una doble ventaja: por un lado aporta conocimiento y posibles ayudas en los proyectos; y por otro lado, puede llevar a ganar grandes amigos con el tiempo. Y es que en un espacio de coworking se fomenta y potencia la interacción entre los miembros de la comunidad.

3. Incrementa la productividad

El coworking ayuda a ser más productivo y a prosperar profesionalmente. Y es que según un estudio realizado por la Universidad de Michigan Ross School of Business, la gente es más productiva cuando trabaja rodeada de otras personas. “Los encuentros casuales y la conversación precipitan la creatividad y las ideas son compartidas”, afirma el estudio.

4. Permite separar vida personal y profesional

Tener un espacio de trabajo alejado del hogar, es una excelente opción para todos aquellos que no quieren mezclar la vida personal con la profesional.

Y es que contar con un espacio de colaboración en lugar de una oficina en casa, para muchos supone ahorrarse dolores de cabeza, distracciones e interrupciones innecesarias.

5. Flexibilidad de uso

Optar por un espacio de coworking también ofrece flexibilidad en cuanto a su uso. Y es que no suelen requerir contratos largos sino que normalmente uno paga por el tiempo que está, ya sea por días, horas o mes a mes.

Además, permite organizar el trabajo como mejor le convenga a uno por lo que se puede trabajar de noche, festivos, fines de semana o incluso tomarse un día libre sin tener que preocuparse por cuánto repercutirá eso en el alquiler.

Es por eso que si buscas flexibilidad, un entorno de trabajo profesional y unos precios razonables, entonces el coworking es una buena solución para ti.

6. Fuera distracciones

¿Cuántas veces te has distraído en tus tareas atendiendo una llamada al teléfono personal, escuchando los gritos de tu vecina o atendiendo a un familiar que entró a tu oficina sin llamar a la puerta?

Un espacio de coworking aporta muchísima tranquilidad en ese sentido y permite librarse de las distracciones por lo que es excelente para todos aquellos que buscan más productividad.

Pero no todo son ventajas: en un espacio de coworking hay que respetar una serie de normas para hacer más fácil la convivencia; entre ellas, un horario que hay que cumplir para no afectar a otros usuarios. Por tanto, no se pueden alargar reuniones. Además, puede haber excesivo silencio o ruido en función del espacio, y pierdes privacidad al hacer llamadas.

Por eso, cada cual tiene que valorar cuál es la opción más adecuada para llevar a cabo sus proyectos.

¿Cuál es tu opinión acerca de los espacios de coworking? ¿Compartes espacio de trabajo has pensado en hacerlo? Esperamos tus opiniones 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *