¿Especialización o Diversificación?

Mucho se ha escrito sobre si un freelancer debe especializarse o diversificar los servicios que ofrece. ¿Y si pensáramos que puede hacer ambas cosas al mismo tiempo? ¿O especializarse en una etapa de su carrera, y luego diversificarse porque le conviene o porque hay demanda en el mercado?

Para meternos en situación, vamos a dejar de lado los blancos y negros y empezar a mirar los grises. En vez de analizar el tema como Especialización vs Diversificación, te proponemos acercar ambos conceptos, y no confrontarlos como dos opciones ajenas y excluyentes.

¿Qué beneficios te reporta uno y otro?

Especialización

  • Elijes lo que realmente te apasiona hacer. Estás altamente motivado y tienes un único foco de atención y energía.
  • Te vuelves experto en determinada área. Puedes en consecuencia subir tus honorarios.
  • Al tener proyectos similares, vas acumulando fuerte experiencia en un área en concreto. El aprendizaje que te deja un proyecto lo capitalizas y aplicas en otro.

 Diversificación

  • No apuestas a ofrecer un único servicio. Tienes más alternativas que te contienen y te dan seguridad económica.
  • La variedad de proyectos te aporta diversidad, y en consecuencia es menos probable que te canses de hacer siempre lo mismo.

¿Existe un tercer escenario?

Pensemos entonces en un mix de ambas alternativas: puedes buscar especializarte en un área en la que sepas que tienes habilidades y conocimientos. Más allá de que harás foco en un sector particular, puedes a la vez diversificarte, en el sentido de estar atento a otras ofertas que se adapten a tu perfil y en las que puedas aportar desde tu expertise. Una salvedad: no pretendas asumir proyectos en los que no podrás garantizar un trabajo de calidad. No podrás competir con profesionales expertos en su campo que sí saben cómo hacer su trabajo y marcar la diferencia, con años de experiencia y trayectoria en su bagaje. Si por ejemplo eres redactor profesional, te surge un posible trabajo de diseño y tienes algo de práctica, podrías llegar a asumirlo, pero hay otros tantos diseñadores super capaces que lo resolverían mucho mejor que lo que tú harías. Entonces mejor no involucrarte . . .

¿Y otra lectura de Especialización + Diversificación?

¿Qué tal si te especializas en determinado sector (que sea tu fuerte) pero diversificas el tipo de trabajo que realizas? Sería hallar dentro de tu área diferentes vertientes, medios, plataformas para no salirte de tu campo pero al mismo tiempo ampliar el espectro de posibilidades. Por ejemplo, si eres redactor en determinada industria, ésa es tu especialización, pero te diversificas en el tipo de medios en los que publicas, contenidos que redactas, asesoría que brindas, textos que editas y cualquier otra sub-área. Piénsalo y encuéntrale la vuelta.

¿Qué camino seguir entonces?

Especialización o Diversificación: en definitiva sólo se trata de categorizar conceptos. Lo importante es el camino que elijas para tu propio crecimiento profesional. Con este post sólo pretendemos darte un enfoque general de cuáles son los pros y contras de cada esquema. Intentamos repensar el tema, desde un punto de vista diferente. ¿Por qué excluirlos si podemos encontrar un punto intermedio? O quizás sí te convenga lo uno o lo otro. La decisión es muy personal; está en tus manos. Deberás hacer la elección en base a tus intereses, objetivos profesionales, necesidades del mercado y habilidades.

2 Comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *