¿Por qué continuar trabajando en Workana con tus clientes?

Completas tu primer proyecto con tu cliente a través de Workana, y luego el segundo, y te preguntas ¿por qué seguir usando la plataforma como intermediaria?

Es probable que te hayas encontrado en esta disyuntiva, al nivel de ser o no ser, Workana o no Workana. Entre las razones para no continuar, puede que alguien te comente “te ahorras la comisión, saca al cliente de Workana”.

Sin embargo, hay que analizar todo el contexto, ¿qué estás sacrificando al “ahorrar” una comisión si sacas a tu cliente de la plataforma? 

La respuesta a esa pregunta es lo que va a permitirte entender el valor de contar con un intermediario cuando se trata de trabajo remoto.

#1: Seguridad en la comunicación

Es cierto que hoy en día existen muchos canales de comunicación, desde WhatsApp, Messenger, Telegram, entre otros. También están las videollamadas, Zoom, Hangouts, Shyper y más.

Pero, ¿cuál de estos canales te brinda asistencia y te apoya en una reclamación usando todo el hilo de comunicación como prueba?

La respuesta es: ninguno. El objetivo de estos canales es servir para la comunicación y nada más. En Workana tienes un chat que, además de ser un canal para mensajes, también sirve como “ticket” y prueba en caso de algún tipo de contratiempo o inconveniente.

Te lo ilustraré con un ejemplo, supongamos que estás trabajando con un cliente, y éste termina rechazando tu entregable, exigiendote un proyecto distinto al acordado. Puedes comunicarte con nuestro Soporte y mediará teniendo en cuenta lo que se haya acordado a través del chat.

#2: Pago en garantía

Workana cuenta con un sistema de pago en garantía, lo que significa que no comienzas a trabajar hasta que el cliente deposite el 100% del presupuesto que hayan acordado.

Si trabajas fuera de la plataforma puede que pidas un 50% por adelantado, y el otro 50% después de la entrega del proyecto. ¿Qué sucede si después de entregado el cliente no aparece?

Sin duda alguna, es una situación que hay que evitar. Te preguntarás, ¿y si contrata a través de Workana y también desaparece después de entregado el proyecto y no libera?

De nuevo, puedes contar con nuestro equipo de Soporte. Al comunicarnos tu caso, una persona del equipo se pondrá en contacto con tu cliente para que libere tu pago. Y si no responde a nuestro intento de hablar con él, 24 horas después estaremos dándote solución, liberando lo que te corresponde.

#3: Pasarela de pago

Una de las ventajas de ser Freelancer es que puedes trabajar con clientes de cualquier parte del mundo. Esto es positivo cuando se cuenta no solo con herramientas de comunicación, sino también de cobro.

Puedes estar trabajando desde Argentina con un cliente que vive en España, Panamá, Colombia, Chile, Perú o en cualquier otro país, y al momento de solicitar tu pago o establecer el acuerdo de pago, resulta que no usa PayPal o Payoneer, o no tiene un Wester Union cerca.

¿Para qué arriesgarte a perder un cliente por no tener cómo recibir su pago si con Workana cuentas con una pasarela de pago conveniente a ambas partes?

Tu cliente sentirá más tranquilidad al saber que puede girarte el pago a través de un intermediario que resuelve cómo hacerte llegar el dinero.

#4: Generador de confianza

La confianza es uno de los aspectos que puede llevar a tu cliente a seguir trabajando contigo . Por tanto, necesitas herramientas y argumentos para mantenerlo siempre confiando en ti.

En el punto #2 te hablamos sobre el pago de garantía y cómo el pago por tu trabajo está protegido ante posibles inconvenientes. Sin embargo, hay que resaltar que este mismo valor es importante para tu cliente.

Aunque no tengas la intención de abandonar su proyecto, o de entregarle un trabajo mediocre, estas son creencias que se convierten en objeciones a la hora de contratar a un Freelancer, después de todo no hay un contrato de por medio que permite regular condiciones indeseadas.

Intentar sacar clientes de Workana, podría suponer el riesgo de perderlos, porque se sentirían amenazados o en riesgo por tu propuesta de trabajo externo. Lo mejor es hacerles sentir seguros con un intermediario que velará por sus intereses también.

#5: Mejor administración

Por último, hay que tener en cuenta el aspecto de la administración. El orden y la organización son aspectos que permiten crecer a cualquier freelancer. Si no se tiene una disciplina de trabajo, los objetivos serán mediocres. Sabemos que esto suena duro, pero es una gran realidad.

Si quieres tener una carrera en ascenso, necesitas un gestor de proyectos, que te brinde alertas sobre los proyectos cuyo plazo están próximos a vencerse, también que te notifique sobre los mensajes de tus clientes, entre otras cosas.

Con Workana tienes un gestor de proyectos a tu disposición. Es por ello que la comisión por cada proyecto es necesaria, porque te permite contar con la seguridad de tener una administración de proyectos oportuna.

Conclusión 

Te hemos dado 5 razones por las que sacar clientes de la plataforma con el argumento de ahorrar una comisión, podría ser un costo elevado.

Si por cada 5 intentos de convencer a un cliente de trabajar fuera de Workana, pierdes dos clientes, entonces saca cuenta de cuánto te está costando “tu estrategia”.

También considera lo que perderás si, una vez fuera de la plataforma, el cliente no puede consignarse su pago, ¿realmente merece la pena correr el riesgo?

Trabaja seguro, confiado, incrementando tu tasa de fidelización, con Workana. Y si todavía no has comenzado, entonces comienza ya a trabajar a través de Workana

Estos artículos también serán útiles:

Miles de freelancers listos para comenzar a trabajar en tu proyecto.

Subscribe to the Workana newsletter and keep updated