5 Mitos sobre el trabajo freelance

Cuando hablamos de trabajo freelance, muchas personas tienden a creer algunas cosas sobre esta modalidad de trabajo (y de vida) que, en la mayoría de los casos, no son ciertas.

1) Al trabajar freelance se gana menos dinero

Esto depende de cada uno considerando sus habilidades, el mercado y la capacidad de gestión propia.

Al trabajar en una empresa el dinero que uno gana depende en parte del esfuerzo propio y los resultados que genera, pero también entran en juego un enorme número de factores externos:

  • El cargo o posición que uno ocupa y cómo es éste salario en relación a los demás (escalas salariales)
  • La situación general de la empresa y la economía en la que opera
  • Las políticas corporativas (hay empresas que por política nunca pueden dar un aumento mayor al 15%, por ejemplo)
  • Evaluaciones de desempeño (las cuales no siempre están bien armadas)
  • Decisiones de los superiores

mitos sobre el trabajo freelanceSon todos factores que hacen que uno pueda recibir un bonus cada dos meses, ajustes por inflación y aumentos por buen desempeño o, por el otro lado, pueden hacer que pase un año entero o más sin ver modificado en absoluto el ingreso. Sin importar cuánto uno se esfuerce, estos otros factores influyen mucho y puede ser complejo lidiar con ellos, lo que hace que muchas veces para “dar un salto” en cuanto a sueldo sea necesario cambiar de empresa en la que se trabaja.

Al trabajar freelance, en cambio, uno tiene mayor control sobre lo que gana. Obviamente no es tan fácil como auto-asignarse un sueldo, pero brindando un servicio profesional, llevando a cabo una buena gestión comercial y siendo hábil con respecto a cómo nuestro servicio funciona en el mercado, es posible alcanzar y superar el sueldo que uno tendría si trabajase full-time en una empresa.

2) Un freelancer trabaja siempre hasta la medianoche y los fines de semana

Escuché a muchas personas decir “prefiero trabajar en una empresa porque se que a las 6 de la tarde me voy para mi casa y ya no me ocupo de más nada”. Esto puede ser válido para muchos casos, pero trabajando freelance también es posible tener horarios ordenados y gozar de tiempo para el ocio. 

Como con cualquier trabajo, freelance o en relación de dependencia, puede suceder que alguna vez surja un tema urgente que requiera largas horas de trabajo. Pero en la generalidad de los casos, si uno es capaz de organizar el tiempo propio adecuadamente, es totalmente viable terminar de trabajar a las 6 pm o tener el fin de semana absolutamente libre, sólo por dar algunos ejemplos. Más aún, al ser uno mismo el gestor del tiempo, ¡es posible por ejemplo trabajar una o dos horas más de lunes a jueves para luego dejarse libre el viernes! O aprovechar un miércoles a la mañana para hacer trámites, llevar el auto al mecánico e ir al supermercado, todas cosas engorrosas de hacer fuera del horario de oficina (porque las está haciendo mucha gente también) o directamente imposibles.

En ese sentido, el trabajo freelance permite una flexibilidad que a su vez repercute en la eficiencia del tiempo general: por ejemplo ir al supermercado a las 2 de la tarde demora menos de la mitad del tiempo que ir a las 7.

3) El trabajo independiente es solitario

Este punto se trató en la nota ¿El trabajo freelance es solitario?. En conclusión: depende de uno mismo. Mientras hay quienes desean estar todo el día en su casa trabajando con la computadora, otras personas prefieren conectarse con colegas, clientes y proveedores en persona, al menos con cierta regularidad. Existen muchas formas de manterse en contacto “con el mundo” y además ganar visibilidad.

4) Sólo hay trabajo para programadores, traductores y diseñadores

Si bien es cierto que los rubros de desarrollo de software, diseño gráfico, traducciones, diseño y desarrollo web y similares son los que mueven una enorme porción del mercado de trabajo freelance, la realidad es que hay oportunidades en todos los rubros. Verificar esto es tan simple como ir a “Buscar Proyecto” en Workana: hay trabajos para fotógrafos, redactores, especialistas en marketing, edición de video, asistentes, locución… ¡de todo! La comunidad crece día a día, además, por lo que es recomendable suscribirse y revisar los proyectos a diario.

5) Para trabajar freelance necesito tecnología de última generación

Sin dudas contar con una laptop último modelo, un smartphone para estar siempre conectados y una tablet para ganar movibilidad puede ser muy ventajoso. Sin embargo, no es absolutamente necesario para lanzarse a trabajar freelance, menos aún si el tipo de trabajo no está 100% ligado a la tecnología (para redactar o traducir texto, por ejemplo, simplemente hace falta un programa como el MS Word, el cual puede correr cualquier computadora).

Además, es posible insertarse en el mundo del trabajo independiente de a poco, lo que nos permite empezar con los equipos que tenemos y, a medida que se generan ingresos, reinvertir una parte en tecnología más avanzada.

En Workana ayudamos a nuestros clientes a encontrar el mejor talento remoto para sus proyectos. También ayudamos a los trabajadores a encontrar trabajos que cumplan con sus expectativas, habilidades e ingreso esperado. Logramos todo esto de la forma más segura para ambas partes.

Un comentario
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *