No more stress - o casi

No more stress - o casi

Existe mucha teoría acerca del manejo del stress, sobretodo cuando se trata de stress laboral. Pero, más allá de lo teórico y mental, existen otros modos de abordarlo, como es desde lo corporal.

En nuestro cotidiano la mente nos domina casi diría ¿un 90,95%? Estamos muy concentrados, sobretodo en el trabajo, realizando tareas que son netamente mentales.

Si les pregunto qué partes del cuerpo se mueven mientras trabajan en Workana ¿qué me pueden decir?

  • Cabeza para mirar monitores
  • Dedos para tipear
  • Boca para hablar y oídos para escuchar
  • …. ehhhh…. como que nos quedamos ahí

Pero no. Aunque no parezca, todo nuestro cuerpo interactúa en nuestro trabajo cotidiano y no sólo no lo vemos, sino que tampoco medimos el efecto que tiene en nuestro día.

Y lo más importante que generan nuestras posturas corporales es el resultado en nuestras emociones.

via GIPHY

El Stress es el resultado de una serie de emociones negativas que se acumulan y no logran salir por las vías correctas. Ante la acumulación, se produce la explosión y generamos todo tipo de reacciones resignando cualquier poder. Al reaccionar, dejamos de elegir, por tanto dejamos de accionar. El cuerpo está totalmente equipado para que podamos mantenernos dentro de un equilibrio vital y emocional.

Tenemos dos componentes esenciales en nosotros, tenemos un Actor (varios en realidad, ¡miles!) y tenemos un Autor.

El Actor o actores que aparecen son los que envía el Autor para hacer tal o cual acción. El Autor toma decisiones constantemente acerca de cuál es el mejor Actor para esa situación particular.

Ejemplo:

Llega un email de un cliente con una queja, ¿qué hago? Ahí el Autor se hace la pregunta, relee el email y evalúa cuál es el mejor modo de responderle. Puede ser que tengamos que negociar algo, y encararemos esa respuesta desde ese lugar, o puede ser que busquemos que no nos escriba más, y la postura frente a esa respuesta será totalmente distinta.

Cada una de estas respuestas serán enviadas por alguno de nuestros propios Actores. Uno especializado para cada ocasión. Todos tenemos miles de estos actores para manejar, sólo que muchas veces, sin ejercitarlos o conocerlos, creemos que sólo tenemos 2 o 3 y nos perdemos del resto.

¿Qué pasa en general cuando sólo tenemos 2 o 3? Nos falta capacidad de amplitud, lo que genera reacción, lo que genera acumulación y lo que decae finalmente en Stress.

via GIPHY

No es que seamos tontos, es una evolución lógica. Cuando nacemos tenemos todas las posibilidades de ser CUALQUIER cosa, pero realmente CUALQUIER cosa. Y desde el minuto cero empezamos a acotar esta capacidad de acuerdo al entorno y a lo que vamos viviendo día a día. Solemos tomar roles vacíos, y esto corresponde netamente a una apropiación de ese rol, y a responder al Ego al 100%. El ego necesita ser el mejor en algo, destacarse. Y así pasamos la vida buscando ese rol en donde nos sentimos destacados, y descuidamos totalmente toda la infinidad de roles que quedaron vacantes, que no tienen dueño porque en realidad ya somos dueños de TODOS esos. Y podemos sacarlos a actuar cuando querramos, cuando sintamos que ese es el mejor para actuar.

A veces hay que ir a la discusión únicamente, a veces hay que sólamente mediar, y a veces hasta hay que ir del otro lado, negociar y retomar los lazos para que no se rompan. Creo que en Workana estamos más en el último ejemplo. Y para lograr eso lo que más necesitamos es calma. Respirar, cambiar de postura, elegir al actor correcto, y empezar a accionar. Cualquier reacción en nuestro trabajo puede costarnos muy caro.

Tenemos una inmensa ventaja. Tenemos TIEMPO. Estamos remotos. El usuario no ve nuestras caras, ni escucha nuestro tono de voz (salvo en conversaciones telefónicas).

Ahora llegamos a la parte clave de todo esto: ¿cómo hacemos para que nuestro Autor pueda elegir el mejor Actor y lo mande a escena sin que el Actor se mande solo queriendo sobresalir por sobre el resto?

El Autor se encuentra en la parte posterior de nuestro cuerpo, comienza en nuestros pies, pasa por nuestras piernas, continúa por nuestra cintura, recorre la columna, pasa por la parte de atrás de nuestro cuello hasta llegar a nuestra cabeza.

Hay que tomar registro de nuestros pies. Ambos deben estar apoyados en el suelo al 100%, si podemos estar descalzos, mejor aún. Rodillas disponibles, esto es ni muy rectas, ni totalmente flojas que nos haga caernos. Esto es un registro que pueden hacer sentados y ver cuán rápido se pueden parar de sus sillas.

Si estamos bien sentados, deberíamos correr la silla y levantarnos, sin necesidad de poner las manos en los brazos de la silla o en el escritorio. Si los pies están bien apoyados, nos levantamos en 1 segundo y sin titubear. Si las rodillas están trabadas y tensas, no vamos a poder hacer el movimiento y vamos a tener que pedir ayuda a los brazos y manos para levantarnos. Esto provoca que el cuerpo se incline hacia adelante, y nos despeguemos de nuestro Autor. Cuanto más inclinados hacia adelante quedemos al pararnos y al caminar, estaremos más lejos de nuestro Autor, y más lejos de elegir cómo queremos actuar.

La persona que esté más inclinada hacia adelante, será la persona que más reaccione frente a cualquier situación que se le ponga delante.

via GIPHY

Deberíamos poder formar una línea imaginaria más o menos recta entre la cintura, la cintura escapular (omóplatos y hombros) y la parte posterior de la cabeza. Sentados en la computadora siempre tendemos a ir hacia adelante, para leer mejor, para hablar mas cerca del micrófono incorporado, hasta para prestar mayor atención. Pero esto sólo logra el efecto contrario. Porque al inclinarnos, se achica el centro del cuerpo, se contrae nuestra panza y perdemos lucidez en cualquier cosa que emitimos. Simplemente porque perdemos capacidad pulmonar al encojer nuestro pecho, y sin respiración no hay claridad alguna posible.

¿Qué nos pasa cuando nos ponemos nerviosos? Empezamos a respirar más rápido. Si provocamos esto posturalmente el efecto será el mismo. Un manojo de nervios.

gif stress

Lo mismo pasa con nuestros hombros. Cuando los hombros se encojen hacia arriba, perdemos cuello, perdemos la vértebra más importante de nuestra columna.

Si inclinan la cabeza hacia adelante, y tocan la parte alta de su espalda, apenas termina el cuello, van a sentir un hueso que sale un poco hacia afuera. Esa es la primer vértebra de nuestra columna y la que más debemos cuidar en nuestra postura. Tiene que estar relajada, tiene que estar disponible para cualquier movimiento. Y tiene que estar alineada, sin sobresalir. ¿Qué nos asegura este punto? Mantener la cabeza bien apoyada en el resto de nuestro cuerpo.

Con la cabeza bien apoyada, el Autor se encuentra libre para tomar todas las decisiones que necesita.

Y por último poder relajar los músculos de la cara. En mi caso, mi cara expresa la mayor parte de mis emociones, y suelo quedar con el ceño fruncido o la boca cerrada y los dientes trabados cuando algo me enoja. Registren eso, abran la boca, emitan una semi sonrisa al mejor estilo Gioconda, van a sentir ahi que todos los músculos de la cara vuelven a acomodarse y a relajarse, y hasta el cerebro se pone contento de recibir un mensaje de tranquilidad. Aunque a veces nos den ganas de golpear algo…

via GIPHY

 

Solemos trabajar solos y muchas veces las situaciones de stress se nos presentan en momentos difíciles, y hasta en general aparecen todas juntas.

Separarnos de la compu, y registrar cómo estamos sentados, pararnos tomando poder desde el suelo, y volver para responder puede tomarnos solamente un minuto, pero va a cambiar el resultado de lo que pasamos al otro lado.
Y para cuando este ejercicio de un minuto no nos sale, cuando seguimos enojados por lo que leímos, no hay mejor cosa que moverse. Agarrar ese tema de música que más les guste, y pónganse a bailar. Suelten brazos en ese baile, suelten la cabeza, suelten las piernas. Están solos, no importa qué piensa alguien más.

Natalia Welner, Partner Development en Workana.

Para comenzar a trabajar de forma independiente, mira los proyectos publicados en Workana y postúlate.

O también puedes emprender para poner en marcha campañas como las que hoy te contamos: crea un proyecto en Workana y contrata freelancers que te ayuden a desarrollarlo.

Freelancers:

Aprovechen esta oportunidad para revisar :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *