Qué hacer cuando los clientes no te contactan

Quizás te haya ocurrido de postularte para varias búsquedas y hasta ahora no has dado en el blanco. Puede que seas de aquellos freelancers que se focalizan específicamente en búsquedas que les cuadran al 100% y que les parecen perfectas para ellos, hechas a medida. O puede que no seas tan estricto con la selección y prefieras sumar más posibilidades aunque quizás el trabajo en sí no te entusiasme mucho. Sea cual fuere tu caso, enviar propuestas de trabajo y no ser contratado (o ni siquiera recibir un “Gracias, recibimos tu postulación, pero para esta búsqueda en particular nos decidimos por un perfil que se adaptaba mejor a nuestras necesidades”) puede resultar muy frustrante. En cualquier caso, no debes permitirte decaer, ni que la baja autoestima y la decepción te abrumen. Crecer como freelancer es todo un desafío, es un camino nuevo que estás transitando, y con perseverancia, dedicación y actitud vas a poder llegar al lugar donde quieres estar 🙂

Análisis de la situación

Si hace relativamente poco tiempo has creado tu perfil en Workana, el hecho de que aún no hayas recibido respuestas de clientes puede deberse a que aún no tienes una reputación consolidada. Los clientes no han tenido la oportunidad (o el privilegio :))  de saber cómo trabajas y cuán comprometido eres con tu trabajo. En este contexto, es importante que tengas en cuenta que -al principio- quizás no te convenga ser muy exigente con tus honorarios. Pero atención, debes poder encontrar un equilibrio: ni honorarios muy altos (aunque tu trabajo quizás lo valga) ni demasiado bajos (esto puede denotar baja calidad de servicio y resultados no muy buenos). Encuentra un balance entre un honorario bajo para tu profesión, experiencia y conocimientos, y aquello a lo que aspiras. Piensa en los honorarios que podrías llegar a percibir por un tiempo limitado, hasta crearte esa reputación que necesitas para allanarte el camino.

Ahora bien, si ya hace un tiempo considerable que has creado tu perfil y aún las contrataciones han sido escasas, irregulares, o al menos no las que esperabas, quizás tengas que replantearte algunas cuestiones.

Razones por las que los clientes eligen a otros profesionales

Los motivos son variadísimos. Veamos algunos, y qué puedes hacer para mejorar los resultados:

Competencia

Hoy por hoy el mundo profesional es muy competitivo, y particularmente con la tendencia en auge al trabajo freelance, el panorama es aún más desafiante. Tienes que ser consciente que existen excelentes talentos allí afuera, y que debes ser capaz de destacarte del resto para poder ser elegido.

Branding Personal

Considera darle un restyling a tu Propuesta de Valor y estrategia de posicionamiento en general. Quizás no haya sido la indicada para apuntar al tipo de clientes que tienes como target. Recuerda que para elaborar un mensaje efectivo siempre debes tener en cuenta al receptor. En este caso funciona de la misma manera: define quiénes son tus clientes, qué tipo de búsquedas te interesan, y en base a eso construye tu posicionamiento.

Propuesta de trabajo

La forma en que te presentes a tu potencial cliente será clave para ya entrar con el pie derecho. Quizás hasta ahora hayas apelado a propuestas de trabajo demasiado genéricas o poco convincentes. Reármala a conciencia. Siempre procura adaptarla a cada búsqueda y utilizar un estilo directo, contundente y persuasivo.

Perfil

¿Y si lo que fallara fuera la información que colocaste en tu perfil, o cómo la presentas? Es importante que le des una revisión al lema, descripción de tu perfil, y sobre todo que puedas plasmar resultados y habilidades de forma clara. Procura también revisar los trabajos expuestos en tu Portfolio; hablarán por sí mismos por su calidad y variedad.

Honorarios

Quizás tus honorarios sean demasiado ambiciosos y los clientes estén huyendo despavoridos. Considera analizar el mercado, otros perfiles, y buscar un valor coherente. También puede ocurrir que muchos clientes no perciban el por qué de tus honorarios, aunque estén bien justificados.

El cliente cambia de opinión

Los procesos internos de las empresas son a veces sorprendentes. Puede ocurrir que el proyecto se cancele, que el cliente haya modificado el tipo de perfil que necesitaba, que la búsqueda se postergue, entre tantas otras razones. Y esto ya no depende de ti.

Lo importante es que te armes de paciencia y confianza. Los primeros pasos pueden resultar más complicados, pero luego la maquinita empieza a girar por sí sola. Si tu trabajo es de calidad, si eres un profesional comprometido, dedicado y responsable, si tienes en claro qué valor agregado ofrecer a tus clientes y cómo comunicarlo, ya tienes mucho terreno ganado 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *