San Valentín Freelance: ¿Cómo trabajar y amar sin morir en el intento?

San Valentín Freelance: ¿Cómo trabajar y amar sin morir en el intento?

En el día de San Valentín, o Día de los enamorados, queremos contarte esta particular historia que combina trabajo y pareja.

Hablar de trabajar con tu pareja, puede sonar algo idílico si se tiene en cuenta sólo el corazón. Sin embargo, hay que ser muy fuerte para poder lograrlo. Hoy te cuento mi caso.

Después de mucho tiempo de trabajar lejos de mi esposo, y de haberlo intentado en varias oportunidades. ¡Lo hicimos!

Hace casi dos años decidimos que estábamos mentalmente preparados para esto, teniendo en cuenta los varios intentos fallidos que años atrás tuvimos. Si les soy muy sincera… ¡Nunca estarás preparado para esto!

Esto más que una prueba de fe en que todo funcione, profesional y monetariamente, es una prueba para conocerte a ti mismo. Saber cómo manejar tus tiempos de trabajo y descanso, tus espacios, estados de ánimo, la coordinación familiar y sobretodo tu nivel de solidaridad con el otro.

Según la Organización Internacional del Trabajo, trabajar con tu pareja no es tarea saludable, porque debes tener un muy buen balance en todos los aspectos de tu vida. Lo que no significa que es imposible de realizar.

En mi caso, esto se traduce en que, ahora pasaba a vivir las 24 horas del día con mi esposo. Hacíamos deporte juntos, trabajábamos juntos, nos divertíamos juntos, hacíamos las labores del hogar juntos… En pocas palabras, él pasaba más tiempo conmigo que mi sombra.

¡Esto era caótico!

Después de mucho tiempo, muchos intentos, muchos sentimientos positivos, negativos y un sin fin de altibajos, descubrimos cómo balancear todo para no matarnos en el proceso. No fue la respuesta mágica que solucionó nuestra vida, pero si un conjunto de cosas que están continuamente alimentándose para hacernos crecer.

Estas son algunas de las cosas que empezamos a implementar:

  • Respeto

Suena básico, pero no lo es. El respeto no sólo se limita a hablarle bien a tu pareja, es comprender sus ritmos de vida, gustos, falencias y fortalezas. Y dejar que tu pareja simplemente sea.

  • Independencia

No es fácil, pues no es sólo tener independencia para descansar, es poder tener independencia en la toma de decisiones laborales. Esto viene ligado al respeto, cada quien tiene su forma de solucionar los temas laborales.

  • Espacios Físicos

Al ser dos personas diferentes, pensar diferente, trabajar en profesiones diferentes (en nuestro caso similares, pero diferentes), cada uno necesita un espacio tanto de trabajo como de esparcimiento independiente. Oficinas separadas de ser posible.

  • Horarios de trabajo / descanso

¡Este punto es súper vital! Muchas veces dejamos que nuestro horario desborde, ya sea en trabajo o en descanso y hay que ser muy claros en esto. No todos tenemos los mismos horarios de productividad, ni nos cansamos al mismo tiempo.

En mi caso, fue uno de los puntos más complejos, porque en un principio sentí que dormía con mi jefe. ¡Sí, horroroso! Para él era muy fácil iniciar el día a las 5 am con la batería al 100%, hablar de los clientes y hacer una lista de los quehaceres del presente día antes de que saliera el sol, nuestra hija despertara y empezara toda la rutina matutina. Yo esa hora ¡sólo quería morir!. Mi cerebro aún no asimilaba que era hora de despertar.

Después descubrimos que cada uno puede organizar su cronograma diario cuando le sea más fácil y útil, al fin y al cabo, habían muchas tareas individuales. Las que éran compartidas se discutían despues de iniciar oficialmente nuestro día laboral (9 am).

  • Admiración

Suena cursi, pero es muy importante admirar a tu pareja y saber cuáles son sus fortalezas y debilidades. Al conocer esto, pueden llegar a ser una muy buena dupla personal y laboral. Siempre debe haber un complemento, descubrir para qué eres bueno y en qué puedes apoyar a tu pareja, y a la vez, saber qué falencias tienes y en qué te puede hacer mejor tu pareja.

  • Afecto

No todo puede ser trabajo, así estés en horario laboral, una de las ventajas de trabajar junto a tu pareja es poder dedicar varios momentos al día para alimentar el amor que sientes por tu pareja. Tener gestos de afecto durante el día, va separando la rigidez de lo laboral sin descuidar a tu pareja. Déjale un mensajito en su escritorio, comparte un café con él o ella, róbale un beso, abrázalo(a) si pasas cerca, o lo que se te ocurra.

  • Discusiones

Aprende a llevar cada discusión a su campo adecuado. Lo laboral, es laboral, lo personal, es personal. No mezcles, ni te rindas fácil.

  • Ríete

Trata de encontrar lo positivo en todo, hasta en las cosas malas. Ríe para distender el ambiente y sobrepasar los problemas. Y obviamente, ríe para celebrar cada triunfo.

  • Comparte labores del hogar

Es bastante complicado al principio, pues va según la carga laboral de cada uno. Sin embargo, así como puedes establecer un “tráfico de trabajo”, puedes establecer con tu pareja un horario de labores compartidas.

Si eres padre o madre, el orden debe ser mayor, pues no solo será tu pareja demandando tiempo, atención y afecto. Así que organiza muy bien tu vida, no es fácil. ¡Inténtalo!, no es imposible.

Enséñale a tus hijos que estar en casa no es sinónimo de descanso, así como ellos tienen tiempo de estudiar y hacer sus labores, tú también. Puedes coordinar con tu pareja momentos de relevo para pasar un tiempo con los niños, así ellos no se sentirán solos y tu no te sentirás mal por ellos. (Si pasa mucho, te puedes sentir mal por trabajar con ellos cerca).

O si lo prefieres, ten tu oficina fuera de casa. Aprovecha las ventajas de poder tener cerca de tu familia para poder dedicar unos pequeños momentos al día para mostrarles cuánto los amas. No todos tienen esa grandiosa oportunidad.

Después de que puedas tener algo de orden laboral, familiar y espiritual, si quiere saltar a formar una empresa y trabajar con más personas ¡hazlo! ¡evoluciona!. Así fue nuestro caso, y les puedo decir que ¡sí se puede!.

Ahora tenemos dos hijas: nuestra empresa y nuestra chiquita de 5 años. Hacemos maromas para poder mantener todo en balance, pero somos felices.

En este mes de San Valentín, solo te puedo desear una buena vida. Ama a tu pareja, tu trabajo, tu familia, tus amigos, tu vida. ¡No te canses de amar!

Milena Pinzón Rincon, freelancer de Diseño en Workana.

Para comenzar a trabajar de forma independiente, mira los proyectos publicados en Workana y postúlate. O también puedes emprender: crea un proyecto en Workana y contrata freelancers que te ayuden a desarrollarlo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *