Trabajar de forma remota trajo incontables beneficios a mi vida

Trabajar de forma remota trajo incontables beneficios a mi vida

Entre ellos, disponer de mis tiempos, tener mayor flexibilidad en los horarios y por supuesto, la gran ventaja de no lidiar con los bocinazos y embotellamiento en los horarios más transitados.

Los millennials seguramente me entenderán: no queremos estar 9 horas dentro de una oficina cumpliendo un horario. Queremos cumplir objetivos con la libertad que esta era requiere. Y muchas veces esa misma libertad se ve coartada por distracciones diarias que obviamente, en una oficina y bajo la mirada de un jefe, disminuyen considerablemente.

Siempre soñé con el día en el que despierte y mi trabajo conste sólo de mi computadora y yo. Cuando ese día llegó, automáticamente me pregunté:  ¿cuál es el modo de alcanzar mis objetivos y no perder el foco durante la jornada laboral?.

Al principio fue más complejo de lo que imaginaba. El trabajo remoto distaba de la idea que tenía sobre el. Comencé a encontrarme con una serie de situaciones que necesariamente me exigían mayor atención, optimización de resultados y sobre todo, tiempo. Incluso en un primer momento, el hecho de pasar horas frente a la computadora no significó que mis resultados fueran los esperados: en ocasiones perdí tiempo productivo con distracciones como redes sociales o blogs de diferentes temáticas. Para esto puede ser útil contratar un asistente virtual que te ayude con tareas administrativas.

Encontré entonces la base para alcanzar la eficiencia (optimizando recursos y tiempo para cumplir mis objetivos) que me gustaría compartir con quienes recién están comenzando a trabajar de forma remota: Crea un espacio de trabajo confortable y que invite a la concentración.

Yo por ejemplo, en mi escritorio de trabajo incluí plantas y fotos con frases motivadoras. Tener una silla/sillón cómodo es fundamental, como así también un buen sistema de iluminación.

Establece un cronograma diario con horarios para no dispersarte durante la jornada: Si estás trabajando en diferentes proyectos entonces comprenderás de qué te hablo. Tener determinado el tiempo que dedicarás por día a cada uno de ellos es indispensable para que logres ordenarte con las entregas.

Crea nuevas rutinas fuera de lo laboral: ya no hay excusas. Podrás asistir a ese curso de cocina que antes no podías por falta de tiempo y distancia, o ir al gimnasio, o tomar las clases del taller que venías posponiendo. Es importante que tus días estén ordenados y de ser posible, realices las mismas actividades en los mismos horarios.

Aprende a diferenciar lo urgente de lo importante. Es probable que para este punto te ayude el hecho de tener cronogramado tu día hora a hora. De este modo, podrás determinar cuáles son aquellas tareas que debes realizar en primera instancia y cuáles pueden esperar un poco más.

Determina un tiempo “freemind”. Por ejemplo,en mi rutina se encuentra establecido que  por cada hora de trabajo, me tomaré 5 minutos para ejercicios de respiración y/o estiramiento. Además debes estipular un horario para el almuerzo y cena. No dejes pasar las comidas de ningún modo.

Busca lugares de trabajo alternativo. Un día a la semana podrías trabajar desde un café con vista al río, o un lugar que te inspira.

Recordá a diario por qué haces lo que haces y agradece. Parece no ser importante, no obstante recordar por qué decidimos esta modalidad de trabajo (y de vida) y estar agradecidos por ello genera satisfacción dentro nuestro, un motor excelente para todos los días.

Ya sabés que ser dueño de tu tiempo es impagable y trae aparejado un millón de beneficios. ¡Solo debes organizarte y estar preparado para cumplir tus sueños!

Constanza Parodi es Community Manager freelance, puedes ver su perfil aqui

¡Lánzate al mundo del trabajo independiente ahora! Mira los proyectos publicados y postúlate.

Para comenzar a crear tu emprendimiento, necesitas de la ayuda de los mejores expertos. ¡Conócelos aqui!. Tienes que crear un proyecto en Workana y podrás contratarlos por el tiempo que quieras.

 

2 Comentarios
  1. Hay muchos sitios web que ofrecen la posibilidad de trabajar como freelancer, probé varios, y la competencia es grande, pero una vez que entre en Workana me sentí como en casa, es hecho a la medida de nosotros, los latinoamericanos, es muy simple, y realmente funciona si le pones un tanto de organización y fe. En mi nueva oficina debo lidiar con distracciones o mas bien responsabilidades domesticas pero no se compara con estar en un lugar frió y alejado, con jefes encima y horarios utópicos. Esto es un sueño hecho realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *