Ser Mujer hoy: mi experiencia en el ámbito social y profesional

Ser Mujer hoy: mi experiencia en el ámbito social y profesional

En el Mes de la Mujer, conoce historias de profesionales independientes que se animaron a desafiar lo establecido y emprender. ¡Honremos juntos a la Mujer FreeLa: libre y latinoamericana!

Escribir para el Día de la Mujer me parece algo fantástico, aunque lleva una gran responsabilidad escribir para nosotras en este día tan especial. Seguramente no todos saben pero el 8 de Marzo no es solo el día de la mujer, sino de la mujer trabajadora, conmemorando un evento: en 1857 un grupo de obreras salió a las calles de Nueva York como protesta por las pésimas condiciones en las que trabajaban.

Justamente haciendo mención a este día, estamos en el 2017, y solo hace unos cuatro días salió una noticia donde un eurodiputado polaco, defendió la brecha salarial entre géneros con la explicación de que la mujer es inferior al hombre. Soy de las personas que respeta todas las ideas y convicciones, así no las comparta. Pero la verdad es, que, me parece sorprendente que en esta época, sigamos siendo testigos de este tipo de declaraciones. ¿En qué se basa para definir eso, estimado diputado? Creo que para hacer públicas esas opiniones, debería haber una explicación científica. ¡Conoce más historias, datos, y experiencias sobre la mujer! 

Tengo la idea de que la diferenciación de géneros se da desde los primeros años de vida.

Es algo que se inculca (sin querer, o queriendo) haciendo hincapié en diferenciaciones como de: colores (rosa y azul), juguetes (muñeca y autos), deportes (danza y futbol), trabajos (cuidar a los chicos y mantener a la familia) entre otras cosas. Tengo la firme convicción de que no hay nada designado por género, pero tal vez soy una de las pocas que así lo piensan.

Pensando en mi experiencia personal, analizando los distintos ámbitos donde me desarrollo (laboral y social) en la provincia donde vivo, cada esfera es diferente y es imposible generalizar con mi experiencia, lo que vivimos todas. En mi ámbito laboral, por suerte, nunca sufrí una diferenciación por género. De hecho, siempre se me dio el mismo respeto que a cualquier hombre o incluso más. Nunca me negaron un trabajo por ser mujer y menos de cinco veces vi anuncios que hacían hincapié en que el puesto era para un sexo en particular. Pero si es cierto que me encontré con anuncios que decían: ¨ buscamos secretaria: joven, de 20 a 25 años, de cuerpo esbelto y buena imagen personal, que haya terminado el secundario y sepa usar paquete office¨.

Sin embargo, no sucede lo mismo en la esfera social. Lamentablemente, la situación que vivimos particularmente en la provincia de Córdoba es que las mujeres deben cuidarse en el día a día, hagan lo que hagan. Para que tengan una idea hubo casos de: burundanga (en el colectivo, en la calle, en los boliches, teniendo un pico de ataques en 2015), femicidios (30 solamente publicados en medios en el 2016), violencia de género y violaciones. La mujer hoy se tiene que cuidar de hasta ir a la esquina.

Lamentablemente yo sufrí un caso de acoso en el 2015, una situación que por suerte no pasó a mayores pero lo que más me marcó, fue la mala reacción de a quienes pedía ayuda.

No me refiero a mi pareja y familia ya que ellos me apoyaron en todo momento. Pero empezando por la seguridad del lugar donde sucedió el hecho que intentaba minimizar la situación, la policía que no me quería tomar la denuncia porque decían no estar preparados para el caso, la lentitud del juzgado que recién en el 2016 me llamaron para confirmar que hubiera hecho una denuncia. Agradecí que no hubiera sido algo de mayor gravedad ya que vi que el sistema de contención era básicamente nulo, recibí las mismas pobres respuestas tanto de mujeres como de hombres supuestamente capacitados para ayudarnos.

Pese a todo, estoy orgullosa de ser mujer, como todo, tiene sus ventajas y desventajas. Creo que hay que aprender a aprovechar las cosas buenas y darle menos importancia al resto. El respeto por la mujer empieza por una misma, por valorarnos, luego es valorar y respetar a otras mujeres y por último que los hombres entiendan ese valor. A veces no nos percatamos que nuestro propio accionar genera que nos falten el respeto.

La verdad que más que igualdad, yo marcharía para eliminar la diferenciación que realmente la única que consigo ver entre el hombre y la mujer es solo física. La inteligencia, proactividad, responsabilidad o incluso el ser buena persona, no viene de la mano de lo físico y mucho menos del género.

Milagros Cozzi, freelancer de Marketing y Soporte Administrativo en Workana.

¡Conoce más historias, datos, y experiencias sobre la mujer! Súmate a la movida con un sticker en tu perfil. No olvides compartir en Twitter, Facebook, Instagram tus videos de 15 segundos contando qué es una MujerFreeLa: libre y latina y qué tips darías para emprender. 

También puedes participar y contar tu experiencia en la encuesta de Trabajo y Emprendimiento en América Latina o conocer cuáles son los trabajos freelance con mayor demanda.

Para comenzar a trabajar de forma independiente, mira los proyectos publicados en Workana y postlate. O también puedes emprender: crea un proyecto en Workana y contrata freelancers que te ayuden a desarrollarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *