5 técnicas para evitar perder tiempo cuando trabajas

El tiempo es un recurso valioso, ya que condiciona nuestro ciclo vital. Aprende a administrarlo mejor y haz que valgan la pena los momentos de tu vida en los que tengas que trabajar.

Muchos trabajadores admiten que pierden tiempo cuando trabajan. Entre tantas distracciones cotidianas en el ámbito laboral, ¿qué se puede hacer para que no caigas en tentaciones que te alejen de tus tareas y objetivos? ¿Qué herramientas se puede usar para gestionar el tiempo?

Buscando cómo solucionar este tema, en Workana hemos recolectado 5 técnicas comprobadas que te pueden ayudar a superar el hábito de perder tiempo y a mejorar el rendimiento de todo aquello que te propongas en tus jornadas. ¡Fíjate cuál es la más adecuada para ti!

1- La técnica de Pomodoro

Esta técnica de gestión del tiempo fue creada por Francesco Cirilo. Consiste en dividir el tiempo en intervalos (a los que denominó “pomodoros”) de 25 minutos de actividad, seguidos de 5 minutos de descanso, con pausas más largas cada cuatro pomodoros.

Específicamente, la mecánica básica de esta técnica es la siguiente:

a) Decidir la tarea o actividad a realizar

b) Poner el temporizador

c) Tabajar en la tarea de manera intensiva hasta que el temporizador suene

d) Hacer una marca para anotar que pomodoro se ha completado

e) Tomar una pausa breve

f) Cada cuatro pomodoros, tomar una pausa más larga

Tiene como beneficios mejorar la concentración y evitar que te dediques, simultáneamente, a múltiples tareas. A su vez, los descansos entre pomodoro y pomodoro favorecen a tu cerebro, ya que lo ayudan a restablecerse y refrescarse, incrementando tu memoria y recuerdos.

2- Crear plazos y cumplirlos en tiempo y forma

Tener plazos claros en tus proyectos facilita el estímulo necesario para que las tareas efectivamente se hagan. En caso contrario, cuando no se usan marcos de tiempo preestablecidos es muy probable que el trabajo se retrase y el interés disminuya, ya que no que cumplir con ninguna urgencia.

Crea fechas límites para todos los proyectos en los que trabajes, ¡te darán el impulso que necesitas para trabajar con velocidad y motivación!

Avisa a tu cliente el plazo en el cual realizarás el proyecto para el cual desea contratarte. En la plataforma de Workana tienes la opción de acordarlo cuando envíes tu propuesta de trabajo.

3- Haz lista de prioridad como si estuvieras de vacaciones

¿Te has ido de vacaciones en esta temporada? ¿Haz experimentado trabajar mientras viajas o disfrutas de actividades vacacionales?

Si es así, seguramente habrás tenido que buscar la manera de organizar tu tiempo y los espacios desde los cuales trabajar. Hay varias cuestiones que sortear. Por ejemplo, no siempre se encuentra en todos los sitios acceso a Internet o quizá al disfrutar de tus seres queridos prefieres no tener que estar pendiente paralelamente del trabajo.

En estos casos, observa qué vas hacer día a día, que delegarás, qué tareas estás olvidando. Cuando eres hiperconsciente, te vuelves más eficiente, porque en tu campo de acción hay más cosas en juego y evitas las actividades que realmente no necesitas llevar adelante.

4- Establecer grandes objetivos en pequeñas cuotas

Para mantenerte motivado, motivada, utiliza tu pensamiento abstracto como método efectivo que te ayude a generar disciplina. Sueña en grande y ten motivadores intrínsecos para concretar tu autodeterminación.

Evita la pérdida de tiempo de “micro cuotas” y “macro objetivos”. ¿Qué significa? Significa que debes implementar pequeñas cuotas de trabajo (todos los días) para volver realidad tus objetivos más grandes. De este modo, paso a paso podrás construir las grandes metas que te entusiasman cuando trabajas.

5- La regla de los dos minutos

Para superar la procrastinación y la pereza prueba con la regla de los dos minutos. La misma consta de dos partes.

La primera consiste en que si una tarea tiene una duración menor de dos minutos, trabaja para completarla inmediatamente. La segunda parte estimula a empezar nuevos hábitos, es decir, cada objetivo se puede empezar en menos de dos minutos.

Está regla motiva, impulsa a realizar cambios de comportamiento, ya que hace percibir las tareas con un menor grado de aversión, porque no se las evita Es más, en el caso de que no sean terminadas, se tiene la satisfacción de que se ha hecho algo.

Trabajando en cortos períodos de dos minutos por objetivo, te sentirás más optimista y con más control sobre las circunstancias.

¡Elige la técnica que más te guste y aplícala! Evita perder minutos, horas, días, años, décadas en actividades que no necesitas en tu vida laboral. De ahora en más, ¡optimiza tu manera de trabajar!

Trabaja de forma independiente y remota como freelancer. Workana es la mejor plataforma de América Latina que conecta a emprendedor con profesionales especializados.

Soy del equipo de Content y PR de Workana. Redactora, traductora, diseñadora web, enamorada de aprender, emprender y vivir.

Subscribe to the Workana newsletter and keep updated