Cómo crear una tienda virtual que atraiga un 50% más de tus clientes

Cómo crear una tienda virtual que atraiga un 50% más de tus clientes

Internet y el comercio electrónico están creciendo a grandes pasos. Es prácticamente imposible imaginar una marca que no tenga presencia online porque actualmente la mayoría de las negociaciones ocurren allí; y es ahí donde una gran parte de tus clientes va a buscar tus servicios.

Con este avance, sin embargo, hay que recordar que no solo sirve que exista una tienda virtual para tu negocio. Así como en el comercio físico, cuando una tienda no se adapta a los cambios o no presenta novedades, es fácilmente superada por la competencia – que sea más grande, más bonita, con más promociones, etc. – en Internet eso también sucede.

Necesitas crear una tienda virtual que trabaje para ti y que aumente tus ganancias de forma efectiva. Es necesario que funcione para que obtengas resultados, con un diseño realmente atractivo para tu consumidor. Y es ahí donde necesitarás mostrar todo tu diferencial y profesionalismo.

Incluso si tu empresa es pequeña o aún está empezando, es fundamental que tenga presencia en Internet. Una tienda virtual es la solución para aumentar la facturación de tu negocio en poco tiempo y dar a ti y tu marca una visibilidad mucho mayor.

Los números del eCommerce son muy favorables

En lo que se refiere al e-commerce, las cosas van muy bien. En América Latina, por ejemplo, los números de 2016 son interesantes: incluso con las incertidumbres financieras de Argentina y los recientes cambios políticos en Brasil, el mercado online va a mover 30.900 millones de dólares hasta el 2020.

La investigación, realizada por Forrester Research, de Massachusetts, apunta que esto va a ocurrir principalmente en Brasil, Argentina y México.

En cuanto a Brasil, el país sigue liderando el mercado en la región, lo que lo convierte en una importante parte del share global; seguido por México que también tiene muy buen desempeño en e-commerce.

El gran potencial de América Latina es claro y por eso tu negocio no puede quedarse fuera. Estar online es la mejor manera de vender más y crecer. A continuación puedes ver los principales beneficios del e-commerce y también revisar los tips sobre cómo crear tu propia tienda virtual para que tus ingresos sean parte de estas enormes cifras.

Principales beneficios del e-commerce

A pesar de haber sido visto con mucha desconfianza al principio, principalmente porque los consumidores tenían miedo de apostar a ese tipo de transacción, el e-commerce vino para quedarse. Los beneficios son muchos, tanto para quien compra como para quien vende, lo que mueve dinero y hace que los negocios anden de verdad.

1. Rompe las barreras geográficas

Con una tienda online alcanzas clientes de varios lugares del mundo y permites que las personas que viven lejos de tu ubicación puedan comprar tus produtos o servicios de cualquier forma. Esto fideliza al cliente y lo hace recomendar tu tienda a más personas.

2. Ideal para PyMEs y pequeñas empresas

En el caso de las empresas más pequeñas, el comercio electrónico es esencial para fortalecerlas. Tener presencia online al comenzar tus actividades, es mostrar tu marca en el mercado y  establecerse entre las tiendas que ya existen, solidificando tu negocio.

¡No pierdas más tiempo! Hace clic aquí y contrata a un profesional de Marketing para ayudar a tu pequeña empresa a crecer.

3. Costos más bajos

Una de las principales ventajas del e-commerce es, sin dudas, la reducción de gastos al  montar y mantener tu tienda, cuando se compara a una tienda física. Esto incluye los gastos de personal, impuestos y otros profesionales.

Ete último punto se reflejará en lo que ofreces a tu consumidor: con un beneficio mayor, tienes más posibilidades de armar promociones y descuentos para quien utiliza tus servicios. Y, de nuevo, ¡fideliza a mucha gente!

4. Nuevos clientes a través de los motores de búsqueda

Puedes conseguir nuevos clientes a través de Internet incluso si no estás necesariamente trabajando en alguna promoción de marketing en el momento. Estar presente en la web y visible en las herramientas de búsquedas puede hacer que los clientes aparezcan simplemente porque ellos te encontraron.

5. Ahorro de tiempo

Cada vez más conectado, el consumidor prefiere visitar una tienda virtual que salir de casa y enfrentarse a tránsito, lluvia o imprevistos de cualquier tipo. Si el cliente puede chequear precios y comprobar el producto a través de su computadora, seguro eso va a preferir. Principalmente porque allí puede hacerlo en cualquier momento del día. Necesitas tener una tienda que ofrezca una experiencia virtual agradable para que el cliente no tenga como decir no a tu producto.

También puedes ahorrar tiempo contractando un asistente virtual freelance para encargarse de las tareas administrativas de tu negocio y para que te enfoques solo en lo que realmente importa. ¡Haz clic aquí!

6. Ofrecer servicios personalizados

Con internet puedes tener una idea de los hábitos de tus consumidores a través de sus mecanismos, y así personalizar tus servicios. De esta forma, tu cliente recibirá promociones sólo de aquellos productos que realmente le interesan, y la oportunidad de compra será mucho mayor. Nuevamente: más beneficios para tu marca.

El diseño ideal: una tienda que atrae a clientes y genera ganancias

Como hemos visto anteriormente, ya es una realidad la fuerte presencia online de varias tiendas, lo que genera una marcada competencia incluso en el entorno virtual. Es ahí donde necesitas mostrar el poder de tu marca con una tienda realmente atractiva.

La buena noticia es que cualquier PyME puede estar en la web y conseguir números mejores y cada vez más altos en accesos y ganancia.

Para conseguir el diseño ideal para tu proyecto puedes contar con profesionales de diseño que son expertos en este área. En  Workana encuentras personas capacitadas para hacer tu tienda despegar y evitar los errores más comunes en cuanto a usabilidad. Una tienda virtual que no ha sido planificada y no tiene el diseño ideal simplemente no vende. Seguro que no es lo que deseas, ¿verdad?

A continuación puedes revisar las principales características que el diseño de una tienda virtual debe tener:

1. Fácil navegación

Una tienda virtual debe tener una navegación fácil. El usuario necesita sentirse motivado y feliz mientras realiza sus compras y que no le parezca algo difícil o encuentre errores en tu sitio web. La experiencia necesita ser siempre y ágil ya que eligió ese tipo de comercio justamente para ahorrar su tiempo.

Cuanto más simple y placentera sea la navegación, más posibilidades tienes de cerrar rápidamente la compra. Ofrecer opciones de compra rápida para los que ya son clientes también es una buena forma de cautivar a los consumidores.

2. Diseño clean (limpio)

Vamos a ser sinceros: no hay nada peor que una tienda confusa y que no es agradable a los ojos. El diseño debe ser lo más clean posible para que el usuario virtual se sienta cómodo mientras elige sus productos. Las imágenes también deben ser claras y mostrar todos los detalles importantes, las secciones necesitan tener colores que combinen entre sí y la apariencia debe ser acogedora, como un todo.

No necesitas ser adepto al minimalismo, pero recuerda dejar todo lo más “clean” posible.

3. Pago rápido

Hacer que el consumidor navegue por más de cuatro páginas hasta finalmente encontrar su carrito de compras y consiga realizar el pago es muy frustrante y puede significar la perdida de la próxima compra en tu tienda.

Algunas tiendas virtuales colocan el check-out en un máximo de tres pasos. También hay aquellos que guardan los datos del usuario para que no tenga que escribir todo de nuevo cuando vuelva a la tienda para una próxima compra.

4. Imágenes y descripciones detalladas

La experiencia de compra en casa del usuario debe ser la misma que él tendría al adquirir el producto en la tienda física. Tu tienda virtual necesita ofrecer el mayor número posible de información sobre cada producto, de manera clara, objetiva y, lo más importante, realista. Las descripciones deben coincidir totalmente con el producto en la “vida real” o tu cliente puede frustrarse.

Elije las mejores imágenes, con fotos que valoran las características del producto y que no dejan ninguna duda antes de comprarlo.

Profesionales de Diseño

Como puedes ver, el diseño de tu tienda es muy importante para hacer que tus clientes realicen sus compras de manera rápida y segura. Si tus clientes se sienten cómodos durante el proceso de compra y les gusta la experiencia, seguramente regresarán más veces para comprar de nuevo.

Para armar tu tienda y dejarla funcionando en la web, vale la pena contratar a un profesional de diseño que sea especialista en el área. En Workana, puedes publicar tu proyecto y evaluar propuestas de diversos profesionales capaces de dejar tu tienda con todas las características que necesitas: desde la identidad visual de tu marca hasta la usabilidad del sitio web. Y después sólo debes elegir lo que mejor se adapta a lo que necesitas.

Haz clic aquí y recibe propuestas de los mejores diseñadores freelance de América Latina para trabajar en tu negocio.

Existen varias plataformas que ofrecen servicios de creación de sitios web y tiendas virtuales a un precio muy bajo. El problema es que al armar tu tienda solo, no vas a contar con la ayuda y la mirada de un profesional experto en el tema. Él te va a sugerir lo que es más viable respecto a tiendas online, señalar lo que se puede hacer y sobre todo, evitar errores que alejan al cliente de tu producto.

Recurrir a profesionales es lo mejor que puedes hacer por tu tienda virtual y, por consiguiente, para tus ventas también.

Hablando de eso…

¡Algunas sugerencias! En Workana puedes:

 

¿Te gustó este artículo? ¡Deja tu comentario contando tu experiencia con tu tienda virtual! Y no te olvides de compartir el post con tus amigos 🙂