Los 5 errores más comunes de un negocio en Facebook… y cómo corregirlos hoy

La red social es una herramienta muy fácil de usar para llegar a más clientes y vender más. Sin embargo, muchas personas cometen errores “zonzos” que tiran abajo los resultados.

Estos errores de los que te estamos hablando son muy fáciles de detectar. Se pueden corrigen rápido y vas a ver los resultados en seguida. Eso es lo bueno de Facebook, todo en inmediato en esta red social.

Si hacés las cosas bien, podés llegar a muchos más clientes, remontar las ventas en pocos días y duplicar la facturación de un mes.

A continuación vamos a explicarte cuáles son estos 5 errores tan comunes y vamos a contarte cómo podés corregirlos.

Los 5 pecados capitales de un negocio en Facebook… y cómo corregirlos hoy

1. Tener una fan page de aspecto no profesional

Uno de los principales errores que cometen los negocios y los emprendedores es subestimar la importancia que tiene Facebook.

Tener una fan page en la red social tiene el mismo peso que tener una página web. Cuando los usuarios de internet buscan un negocio, en muchos casos lo buscan en la red social antes que en Google.  

Por lo tanto es fundamental que la tomes con seriedad y completes toda la información de tu Pyme: descripción detallada, dirección, teléfono, etc. De este modo van a saber qué vendes, cómo contactarse con vos y cómo ir a tu negocio.

Otro aspecto a considerar son las imágenes que uses. Tanto tu logo como la foto de portada o las imágenes de los posteos tienen que tener un buen diseño y no parecer caseras.

Si no sabés usar programas de diseño no te preocupes, podés s contratar un diseñador freelance en Workana que lo haga para vos. No es caro, es rápido y va a ser muy bueno para la imagen de tu negocio.

Haciendo clic aquí podés conocer más sobre Workana y buscar un diseñador freelance. El proceso es muy fácil: explicás lo que necesitás y en minutos los diseñadores se van a contactar con vos para mostrarte sus trabajos y pasarte presupuestos.

 

2. No tener objetivos claros

Otro de los errores graves que cometen los negocios en Facebook y puede solucionarse fácil es empezar a hacer posteos sin tener objetivos claros. Esto deriva en que realizan posts inconexos, que tienen magros resultados.

Los objetivos pueden ser por ejemplo:

  • Atraer personas a una tienda física
  • Promover tu página web.
  • Dar a conocer nuevos productos o servicios.

Supongamos que acabas de lanzar una promoción y ofreces un producto al 50% de descuento por tiempo determinado. Tus posteos de esos días deberán comunicar esta oferta, contar detalles del producto, describir por qué tus clientes lo necesitan, etc. En una situación así, realizar posteos con memes o videos familiares sería un error… muy simple de evitar.

 

3. No definir bien a tu audiencia

En las redes sociales sucede que si no le hablás a un target o público determinado, al final será como si nunca hubieras hablado con nadie. Tus mensajes no van a causar impacto y nadie va a leerlos.

¿Cómo definir al público objetivo? Básicamente son las personas que querés que sean tus clientes.

Supongamos que tenés un negocio de venta de ropa para niños. En ese caso, tu público objetivo podrían ser: mujeres de entre 30 a 65 años (así englobas a madres y abuelas), que vivan en tu zona, y estén interesadas en lo mejor para sus niños y nietos.

Con esto en claro, los mensajes que albores o que le encargues a tu community manager van a estar mucho mejor dirigidos y van a tener más impacto.

 

4. Publicar con poca frecuencia

Otro error muy común que se soluciona de inmediato es dedicarle poco tiempo a Facebook.

Muchas dueños de negocios y emprendedores piensan que alcanza con crear una fan page y millones de fans van a llegar, mágicamente. Al contrario, se necesita mucho más que eso para tener presencia en Facebook.

¿Cuándo y cuánto es correcto publicar? Lo ideal es publicar entre 2 a 5 posteos al día.

Si no tenés tiempo para publicar con tanta frecuencia porque necesitás dedicarle más tiempo a otros aspectos del negocio, una buena solución es contratar un community manager que se encargue de manejarte la fan page.

Nuevamente aquí la forma más rentable que tenés de encararlo es contratar community manager freelance que trabaje por un número determinado de posteos o por hora.

Un negocio chico o uno que recién empieza necesita tener presencia en redes sociales porque son una forma de llegar a muchas personas gratis o con una inversión muy baja. En lugar de contratar una persona fija que ocupe este puesto (con todos los gastos y tramiteríos que conlleva) te conviene buscar un freelance.

En Workana podés encontrar un community manager freelance que te cobre un precio adecuado a las tareas que requieras y al presupuesto que puedas pagar. Con un clic aquí podés conocer más de Workana y cómo la contratación freelance puede ayudarte a que tu negocio crezca.

 

5. No contratar un community manager profesional

Muchas empresas, negocios y emprendedores subestiman la importancia de Facebook y por eso termina encargándose de estas tareas cualquier empleado al que le interese o le guste usar las redes sociales.

Si contratás un contador para que te lleve las cuentas, por qué no contratar un profesional que se encargue de las redes sociales.  

Este es el error más común y el que peores consecuencias tiene para el negocio… pero el que más rápido puede solucionarse.

Al igual que se hace comúnmente con un contador, no hace falta tener en platilla un community manager a jornada completa.

Como te comentábamos líneas más arriba, contratar un freelance es la mejor opción que tenés a mano para  ahorrar muchos costos y acelerar tiempos.

En Workana podés encontrar miles de community managers freelance. Con un click aquí podés publicar un proyecto explicando qué necesitás y qué presupuesto tenés. En seguida los freelancers se van a presentar,  te van a mostrar sus portfolios y te van a mandar sus propuestas.

Toda esta parte del proceso es 100% gratuita. Podés hablar con ellos y evaluar las propuestas.  Elegís la que más te conviene. El community manager freelance realiza el trabajo pactado por el precio que acordaste con él y le pagás sólo cuando estás satisfecho con el resultado.

Si estás cometiendo alguno de estos errores esperamos que los corrijas rápido y te ayude a que tu negocio despegue y puedas  hacer crecer tanto como desees.

Saludos,

Luis

PD: Podés crear un proyecto en Workana para buscar un community manager haciendo clic aquí (es gratis). Te dejamos una imagen de cómo se usa la plataforma para que ganes tiempo al ingresar a ella. 

(Clic sobre la imagen para crear tu proyecto en Workana gratis).

Redactor especializado en Pymes, negocios y emprendimientos. Me encanta el cine, la música y ayudar a las empresas a crecer y mejorar cada día.

Suscríbete al newsletter de Workana y mantente actualizado