Los 6 pecados capitales de las Pymes en Facebook

Los 6 pecados capitales de las Pymes en Facebook

Es una herramienta impresionante para conseguir clientes y aumentar la facturación. Es gratis y fácil de usar. Sin embargo, la mayoría de las Pymes no consigue los resultados esperados… porque cometen una serie de errores de principiante que son fáciles de corregir.

Facebook parece el paraíso de las Pymes: es gratis y se puede llegar a millones de personas en minutos. Su poder es enorme. Y lo mejor de todo es que usar esta red social es muy fácil. Cualquiera pude hacerlo.

El proceso que imaginaste para tu negocio debe haber sido así:

  1. Abro una Fanpage de mi Pyme en Facebook.
  2. Empiezo a hacer posteos de inmediato.
  3. Consigo nuevos clientes enseguida.
  4. Las ventas crecen de forma impresionante.
  5. Mi empresa crece de un día para el otro.

Si ya probaste Facebook es muy probable que las cosas no hayan salido como esperabas. Los posteos llegan a pocas personas, los clientes y la facturación no crecen demasiado y, finalmente, uno pierde el interés y deja de creer en esta herramienta “mágica”.

Si es tu caso, no te desanimes. Eso que te está pasando es algo muy común en las Pymes de América Latina.

La buena noticia es que la situación puede revertirse en un abrir y cerrar de ojos.

Lo único que te hace falta es conocer cuáles son los 6 errores principales que cometen las Pymes al usar Facebook.

Luego tan sólo deberás corregirlos… y tu empresa levantárá el vuelo con el que tanto sueñas.

Los 6 pecados capitales de las Pymes en Facebook

A continuación vamos a revelarte cuales son los errores más comunes que cometen las Pymes Latinoamericanas al usar Facebook. Presta mucha atención, leelos con atención. A medida que los vayas conociendo tomate unos minutos para pensar en tu negocio.  Corregirlos no es complejo, y podría tener un impacto positivo enorme en tu negocio.

1. No tener objetivos claros

Uno de los mayores errores que cometen las Pymes es lanzarse a hacer posteos porque sí, sin pensar en una estrategia global que tenga como objetivo levantar la facturación. Esto deriva en que realizan posts inconexos, que tienen magros resultados.

La idea es clara: antes de actuar hay que detenerse un momento a pensar qué se quiere conseguir con Facebook. Luego ver cuál es la mejor forma de conseguirlo.

Los objetivos principales pueden ser por ejemplo:

  • Atraer personas a una tienda física
  • Promover una app, una página web o un blog
  • Comunicar detalles importantes (días y horarios de atención, etc).

El primer para para empezar a usar Facebook correctamente es determinar para qué vas a usarlo. Luego realizar acciones concreta que apoyen ese objetivo.

Supongamos que acabas de lanzar una promoción y ofreces un producto al 50% de descuento por tiempo determinado. Tus posteos de esos días deberán comunicar esta oferta, contar detalles del producto, describir por qué tus clientes lo necesitan, etc. En una situación así, realizar posteos con memes o videos familiares sería un error.

2. Dar información pobre

Otro de los errores que cometen las Pymes es subestimar la importancia que tiene Facebook. Hoy en día, tener una fan page tiene la misma validez que tener una página web.

Cuando los usuarios de internet buscan un negocio, en muchos casos lo buscan en la red social antes que en Google.  Por eso mismo es fundamental que la tomes con seriedad y completes toda la información de tu Pyme: descripción detallada, dirección, teléfono, página web, productos o servicios que ofreces.

Puede parecer un detalle obvio, sin embargo, hay miles de página de Pymes en Facebook que no completan bien sus datos. Y por no hacerlo, pierden clientes y oportunidades de venta.

En este ejemplo puedes ver cómo esta empresa de venta de ropa usa Facebook para dar mucha información sobre su negocio: quiénes son, a qué se dedican, por qué lo hacen y dónde encontrarlos.

 

3. No definir la audiencia

Uno de los errores más graves que cometen las Pymes al usar Facebook para su negocio es no definir cuál es su audiencia, el público al que quieren llegar.

En las redes sociales sucede que si no te diriges a un target o público objetivo claro, al final será como si nunca hubieras hablado con nadie. Tus mensajes no tendrán el efecto deseado.

¿Cómo defines al público objetivo? Es un grupo de personas que quieren y/o necesitan lo que uno ofrece y, por esa razón, serán más propensos a comprar nuestros productos o a contratar nuestros servicios.

Para armar una idea de tu público puedes considerar algunas características generales como: edad, sexo, lugar de residencia, intereses, etc.

Al ir definiendo estos parámetros ya tendrás más claro a quién quieres salir a buscar para que se haga fan de tu página y reciba tus notificaciones.

Supongamos que tienes un negocio de venta de ropa para niños exclusiva. En ese caso, tu público objetivo podrían ser: mujeres de entre 30 a 65 años (asi englobas a madres y abuelas), que vivan en tu ciudad, y estén interesadas en lo mejor para sus niños y nietos. Con esto en claro, vas a poder elaborar mensajes mucho más efectivos.

Siguiendo ese ejemplo, ¿te convendría hacer una promoción festejando el triunfo del equipo de fútbol local? ¡Claro que no! Pero en cambio te daría mucha más repercusión compartir información sobre cómo quitar manchas imposibles de las rodillas de los pantalones.

4. Publicar con poca frecuencia

Otro pecado muy común es subestimar la cantidad de tiempo que hay que invertir en una estrategia exitosa en Facebook.

Muchas Pymes piensan, erróneamente, que tan sólo alcanza con crear una página en Facebook y millones de fans van a llegar, mágicamente, porque están interesados en los productos o servicios que uno ofrece.

Al contrario, la realidad demuestra que se necesita mucho más que eso para establecer una presencia online efectiva en Facebook.

¿Cuándo y cuánto publicar? Lo ideal es que lo vayas probando y vayas analizando cómo reacciona tu público. Porque (tenlo muy presente) si publicas demasiado vas a parecer spam.

Lo ideal en Facebook es publicar entre 2 a 5 posteos al día. Si no tienes tiempo para publicar algo todos los días, una buena opción es usar la función que ofrece la red social para programar los posteos.  De esta forma, puedes sentarte un día una hora y dejar programados los posts de toda la semana.

5. Querer vender siempre

La mayoría de los pequeños y medianos negocios se dedican a publicar única y exclusivamente mensajes de venta en Facebook. Por error piensan que esta es la forma correcta de atraer clientes.

¿Por qué es un error si parece lo más lógico del mundo?

Nunca olvides esta regla de oro: las personas NO usan Facebook para mirar anuncios publicitarios.  Al contrario, usan la red social para relacionarse con otras personas y sentirse parte de una comunidad.

El objetivo de tener presencia en los medios sociales como empresa tiene que ser interactuar y no sólo publicar promociones y detallar el último gran producto que lanzaste. Tus seguidores tienen que sentir que tu página de Facebook es una parte importante de sus vidas.

Para lograr esto tenemos que pasar directamente al siguiente de los pecados que cometen los dueños de Pymes en Facebook

6. No ofrecer valor agregado en las publicaciones

Este error está directamente relacionado con el anterior. Una forma muy poderosa de conseguir que tus clientes sean verdaderos “fans” de tu empresa es compartiendo con ellos información de valor para sus vidas.

Para ello tienes que conocer muy bien quienes son tus clientes reales y deseados. Acto seguido tienes que saber cuáles son los principales temas que les interesan. Luego tienes que compartir con ellos información relevante, que les sirva y tenga peso en sus vidas.

Por ejemplo en Workana les damos la posibilidad a todas las Pymes de América Latina de contratar profesionales para tareas puntuales. Nos enfocamos en las áreas de:

  • Diseño web y gráfico
  • Redacción y traducción
  • Marketing y ventas
  • Finanzas
  • Programación web y apps

Gracias a contratarlos bajo la modalidad freelance, pueden ahorrar muchos costos y acelerar tiempos. Los temas que compartimos en nuestra Fan Page de Facebook están relacionados al crecimiento comercial, uno de los mayores intereses de nuestros usuarios.

De lo que se trata es de compartir con tu público información que tenga un valor agregado, es decir, que les sirva y puedan usarla. No se trata de venderles, sino de estar presente en sus vidas, hacerles ver que te importan tus clientes y quieres lo mejor para ellos.

De esta manera te van a tener en cuenta en Facebook. Van a leer tus publicaciones, van a comentar y participar en ellas. Y, mucho más importante aún, vas a ser parte de sus vidas. Y eso te asegurará que confíen y compren una y otra vez tus productos o servicios.

El más grande de los errores que las Pymes cometen en Facebook

Con lo que has leído hasta aquí puede haberte quedado la idea equivocada de que no hay que hacer promociones ni intentar vender en Facebook.

Al contrario, sí hay que hacerlo. Es un canal de promoción muy poderoso. Pero no hay que abusar y usarlo sólo para esta finalidad.

Para tener éxito con Facebook en un negocio hay que evitar los 6 pecados capitales que acabamos de detallarte. Conjuntamente, hay que complementar esta estrategia con promociones de venta exitosas. En concreto, conocemos una forma de promover ventas en las redes sociales que nunca falla.

Pero no queremos marearte con tanta información ahora. Mejor te dejamos un rato para que analices la página de Facebook de tu Pyme.

Estate atento al correo electrónico mañana, te estaremos revelando un poderoso método para potenciar tus ventas en Facebook… en 30 minutos.

Buenos negocios!