Desconectar para conectar
Desconectar para conectar

Soy de la generación que vivió los primeros años de su infancia sin Internet. En mi casa pude empezar a navegar recién a los 11 años, con mucha suerte media hora por día (a una velocidad inferior a 1 MB seguramente) y recién a partir de las 10 de la noche porque sino dejaba a mi familia…