Mucho con poco: 5 claves para desarrollar proyectos de bajo presupuesto

¿Qué ocurre cuando necesitamos tercerizar un proyecto pero estamos limitados con el presupuesto? ¿Cómo podemos ser inteligentes y ágiles a la hora de utilizar los recursos de los que disponemos? Alejandro Gonzalez, nuestro ejecutivo comercial estrella, nos comparte 5 tips clave para lograr máxima eficiencia en el proceso y un resultado de calidad.

————–

Ryan Ritchie
Ryan Ritchie

La eficiencia es la capacidad de lograr el efecto en cuestión, con el mínimo de recursos posibles viable”. Esta definición es tan cierta y valiosa como encontrar una solución “sencilla” a un problema complicado.

Y lo cierto es que enfocando nuestra atención y energía hacia los aspectos principales de nuestros objetivos, encontramos que el camino puede allanarse con decisiones correctas.

En este artículo, les dejamos 5 consejos que pueden ayudarles a conectarse con el núcleo de sus búsquedas y así encontrar la mayor eficiencia para concretarlas a través de una puerta sin fronteras como es Workana.

Quiero proponerles un breve ejercicio comercial.

Imaginémonos dueños de un local de trajes donde la calidad de las telas impera por sobre la cantidad de modelos que tenemos a la venta. Por tal, debemos focalizar nuestra venta en nuestro punto fuerte y dirigir todo nuestro discurso hacia ese lugar.

Un buen día ingresa un posible cliente con la predisposición propia de un prospecto que se encuentra abierto y disponible a recibir el servicio y la venta. El cliente nos indica que su hija cumple años y que ella le pidió que él se vistiera como el príncipe Carlos. Toma una foto de su bolsillo y en la misma está el sonriente príncipe con un traje de 4 botones (dos a cada lado).

Éste es un modelo de traje que no tenemos y una necesidad que no podemos satisfacer. Pero si enfocamos nuestra atención hacia lo simple, encontramos que el cliente desea verse como un príncipe y eso sí que podemos lograrlo con nuestros trajes.

Lo importante para lograr eficiencia: identificar el punto de inflexión de nuestro interés.

1) Comenzar con una muestra preliminar de nuestra idea

A la hora de encaminarnos en un proyecto nuevo, siempre debemos identificar el foco que más nos importa. Si tenemos una gran idea de un desarrollo innovador pero aún carecemos de los recursos para llevarla a cabo en su totalidad, podemos crear un boceto de calidad para presentar a posibles interesados sin necesidad de embarcarse en un proceso gigante a ciegas.

2) Bocetos preliminares para aclarar el panorama

Así como escribir nuestras ideas y “bajarlas a papel” les da entidad, visualizarlas ayuda mucho a hacerlas más palpables. Que el primer paso que damos no sea el más grande, no quiere decir que no sea el más importante. Muchas veces para saber lo que queremos, primero tenemos que probar y descartar. Un recurso muy práctico para este primer approach es contratar a un profesional por un presupuesto básico para que nos arme muestras o bocetos de nuestra idea y luego avanzar con mayor firmeza.

3) Tareas sencillas pero importantes

En el proceso del desarrollo de una idea es tan importante tener en mente el producto que queremos crear en sí, como en el entorno al que lo vamos a llevar. Muchas veces somos conscientes de lo importante que es analizar el contexto pero posponemos hacerlo. Una gran alternativa de bajo costo y accesible a través de Workana es la de contratar un “Asistente Virtual” que se encargue de conseguir información influyente para nuestro producto, administrarla y presentarla para que nos sirva de referencia en nuestro negocio.

4) Detectando talentos

En plataformas de trabajo como Workana, para los profesionales que recién están empezando es muy importante conseguir estrellas de clientes para subir en el ranking y lograr mayor exposición. Por eso es factible encontrarse con excelentes profesionales que flexibilizan sus honorarios en vistas a lograr su primera calificación y demostrar así su potencial. Sin embargo, lo más recomendable es que el cliente sí tenga experiencia en proyectos previos, de forma tal que siempre una de las partes tenga mayor conocimiento sobre el uso de la plataforma y la forma de trabajo.

5) Precisión es la clave

Siempre que seamos precisos con lo que buscamos, más rápido podremos encontrar el vehículo más eficiente para alcanzar ese objetivo. Ya sea cuando necesitamos el desarrollo de un sitio, una aplicación, un diseño creativo, una tarea de contenidos o administrativa, cuanto más precisos seamos respecto a lo que necesitamos, más afinado será el presupuesto de los profesionales y más específica la tarea. Esto implica reducción de tiempos y de costos.

Siempre se debe tener presente que cuando se cuenta con un presupuesto limitado, es vital explicarles a los profesionales las prioridades para que propongan caminos alternativos para acceder a un resultado de valor; y confiar en la seriedad de sus aportes si tienen un perfil destacado.

Al mismo tiempo, recordar que:

  • No se puede hacer amazon.com por U$D 500;
  • Nadie puede salvar al mundo en 48 hs;
  • Un Mercedes Benz por U$D 10.- que viene sin motor-, tiene lógica.

Hemos de ser inteligentes y ágiles con los recursos que contamos y no forzar al contexto a adaptarse a nosotros.

Ejemplo es que: el desatado valor de Don Quijote al lanzarse sin tregua contra los molinos, nunca hizo que estos se convirtieran en gigantescos monstruos dándole la razón al peligro que él veía.

Autor: Alejandro Gonzalez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *