¡Ahorra tiempo y dinero con un asistente virtual!

Como ejecutiva de ventas en Workana, parte de mi trabajo implica hablar mucho con clientes. Últimamente me encuentro con un tema recurrente y es la falta de tiempo. Si bien en algunos casos este tema escapa a nuestras manos, en otros la situación puede resolverse contratando un asistente virtual y dejando que él/ella se encargue de aquellas tareas que consumen su tiempo y que, si bien son relevantes para el negocio, pueden delegarse.

asistente_virtual

Veamos algunos ejemplos:

  • Tareas administrativas: responder emails (especialmente cuando recibes más de los que puedes administrar y sus respuestas pueden estandarizarse), contactar clientes y agendar reuniones, organizar viajes;
  • Organización de archivos y documentos y procesamiento de textos;
  • Administración de información: investigación online, reportes diarios de notas o artículos vinculados al sector y a la empresa, confeccionar reportes, procesar datos;
  • Seguimiento de clientes;
  • Administrar tus redes sociales, manteniéndolas actualizadas y sabiendo que es lo que se comenta a través de ellas;
  • Administrar y gestionar campañas de marketing, encuestas a los clientes, etc.

Viéndolo así, fríamente, es difícil seguir negando esta realidad. Es difícil no reconocer todas las tareas que se llevan parte de tu tiempo y te impiden ser lo eficiente y productivo que quisieras ser.

Y sí somos más fríos aún, ¿cuán caro te sale llevar adelante estas tareas tú mismo? Y aquí encontramos otro de los beneficios de contratar un Asistente Virtual: te permitirá reducir costos ¿Por qué? Dos motivos:

  • Tu tiempo vale mucho como para invertirlo en tareas que, como vimos antes, pueden delegarse;

Una de las modalidades de trabajo de Workana te permite contratar un Asistente Virtual (u otro profesional) y pagarle por las horas que invierte en tu proyecto, independientemente de las tareas que realice. Para ello Workana tiene el WORKANA TIME REPORT (WTR), que computa el tiempo que el profesional invierte en tu proyecto y además realiza capturas de pantallas para tu verificación. Visita este tutorial y podrás saber más de cómo funciona.

¿De repente te diste cuenta que esta modalidad puede serte útil en otros proyectos? Bienvenido sea 🙂 A través de Workana encontrarás contadores, abogados, data entries y muchos otros profesionales a quienes contratar solo cuando los necesites, sin tener que pensar en ampliar tu estructura de costos con lo que eso conlleva.

Mientras tanto no dudes en tomar la decisión y contratar un Asistente Virtual. Verás cómo logras sacar mayor provecho de tu tiempo y hacerlo rentable 😉

¡Tu tiempo vale, no lo olvides! Contratar un Asistente Virtual en Workana es simple, rápido y seguro.

Autora: Silvia Cura, Converter, soñadora empedernida y con grandes problemas para mantenerse anclada a la tierra. Hotelera & marinera de alma.

Un comentario
  1. Excelente artículo… Una Asistente Virtual es de gran ayuda para todos aquellos emprendedores y pequeños negocios que desean optimizar su tiempo y recursos…. Yo por eso estoy en Workana apoyando a otros emprendedores como yo que desean un servicio de Asistencia Virtual 🙂
    Les comparto mi perfil de workana y estoy para servirles a través de esta plataforma, una de las mejores para hacer crecer tu negocio https://www.workana.com/w/mi-asistente-virtual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *