Cómo contratar a un programador freelance

Siempre que contrates a un colaborador freelance, querrás decidir sobre seguro. Es cierto que habrá apuestas más fuertes que otras (por el tipo de función y proyecto, es probable que para determinados roles no marque mucho la diferencia si el perfil no es tal como lo imaginaste o si hay algunas fallas de performance, como sí lo será en otro casos). Contratar un programador freelance suele corresponderse con este último. Una buena elección pesa. Cambiar un programador por otro no es un proceso ágil ni deseable. Mejor entonces considerar todas las variables posibles antes de tomar una decisión final. Más allá de los filtros básicos de todo proceso de selección (educación, experiencia), ¿qué es lo que habría que tener en cuenta para esta elección puntual?

Panorama general

Debes tener un panorama claro de qué involucra el proyecto, funcionalidades específicas y además el perfil que necesitarías para llevarlo a cabo. Esto también será clave más adelante, al momento de publicar el proyecto en Workana. Uno de los puntos elementales que debes definir es en qué lenguaje se va a programar: de acuerdo al tipo de proyecto que tengas entre manos, necesitarás un perfil determinado. Y entre los candidatos, encontrarás de todo: especializados o aquellos con una formación mucho más integral.

Conocimientos básicos sobre programación

Procura interiorizarte sobre el tema y tener ciertos conocimientos sobre programación para poder hacer una buena selección. No es necesario que seas un crack pero sí poder hablar el mismo “idioma”. Estar alineados en este sentido también será esencial para que puedas asegurar calidad en el resultado.

Entrevistas a los pre-seleccionados

Cuando entrevistes a tus pre-seleccionados:

  1. Tómate un tiempo para indagar sobre su especialidad, evaluar terminología y si saben de qué están hablando.
  2. Más allá de averiguar sobre estos aspectos técnicos, analiza qué tanto peso tienen los candidatos dentro de su sector. Coteja luego sus perfiles y la información que te den con sus recomendaciones y rating.
  3. Consúltales sobre trabajos similares que hayan realizado para otros clientes. Así tendrás una muestra más concreta de cómo trabajan y del resultado que podrías obtener.
  4. Pídeles sugerencias sobre cómo resolver determinados problemas que podrían presentarse durante la implementación.
  5. Recuerda que trabajar con un freelancer no es lo mismo que tener un programador in-house. Revisa los tips sobre manejo de equipos virtuales.

Testeo del candidato

Para minimizar riesgos si es que no estás muy seguro con tu elección, puedes dividir el proyecto en sub-etapas para ir testeando a tu candidato en performance y tiempos de respuesta.

Te recomendamos también revisar los Consejos para publicar un proyecto, Selección de Freelancers y Qué tener en cuenta al momento de contratarlos.

9 Comentarios
  1. […] A: Trabajo en un proyecto que busca sustituir el sistema actual de programación, evaluación, venta, diseño, producción y logística, por el sistema que estamos desarrollando. En la empresa ya he realizado otros trabajos como implementación de Open ERP y desarrollo de sistemas. Pero hoy por hoy me concentro en implementar el nuevo sistema, realizando análisis y gerenciamiento de los desarrolladores remotos. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *