El growth hacker, el perfil de moda que demandan las empresas

El growth hacker, el perfil de moda que demandan las empresas

Para algunos es una profesión antigua con nombre nuevo, para otros son “piratas del crecimiento” y otros se refieren a ellos como crearios, magos de las nuevas tecnologías o maestros del crecimiento online.

Sea como sea, el growth hacker es el profesional de moda y uno de los perfiles online más demandados del momento por startups y PyMes del mundo entero (incluso empresas de Silicon Valley y compañías como Facebook, Airbnb, LinkedIn, YouTube y Dropbox ya los han incorporado a sus plantillas).

Y es que el growth hacking es una excelente opción tanto para freelancers que quieren abrirse nuevos caminos profesionales como para empresas que buscan crecer y pasar al siguiente nivel.

Enseguida te contamos por qué y cuáles son los tres pasos para identificar a un buen growth hacker.

growth_hackerGrowth hacker, un híbrido entre marketero y programador que toda empresa necesita

Hacer crecer un negocio es esencial y necesario para cualquier emprendedor que desee prosperar.

Pues bien, eso es exactamente lo que hace un growth hacker: trabaja aplicando técnicas de marketing, analítica web y programación para lograr el crecimiento de un negocio invirtiendo el mínimo en gastos y recursos.

En otras palabras, el growth hacker es un profesional todoterreno especialista en crecimiento de empresas que combina marketing e ingeniería para atraer el máximo número de usuarios hacia un negocio para después convertirlos en clientes y posteriormente fidelizarlos.

Se trata de una profesión online que puede llevarse a cabo a distancia y desde cualquier lugar, lo cual además supone una gran ventaja para freelancers que quieren trabajar como growth hackers y para empresas que buscan ahorrar costes sin perder en calidad y resultados.

3 cualidades imprescindibles para identificar a un buen growth hacker

1. Apasionado de los análisis

Al growth hacker no solo le gustan las cifras, las métricas y los datos, sino que trabaja día a día con ellos y trata de sacarles el máximo jugo posible analizando todo hasta el más mínimo detalle. Todo ello con el fin de mejorar el producto y lograr una mejor interacción con los consumidores.

2. Exprime al máximo su creatividad

El growth hacker tiene que buscar nuevas fórmulas con pocos recursos con las que aumentar el crecimiento de una empresa. Y para ello tiene que estar constantemente innovando, buscando nuevas opciones, y creando y diseñando nuevos caminos para atraer a los usuarios y posteriormente fidelizarlos. Con todo ello, sabe que ser creativo es un requisito imprescindible y por ello siempre trabajará con altas dosis de creatividad.

3. Es extremadamente curioso

Es fácil identificar un buen growth hacker porque tiene curiosidad por todo, le “obsesiona” el comportamiento de los clientes, no deja nunca de aprender, investiga diariamente sobre los cambios y novedades que ocurren en el terreno online y constantemente está buscando la mejor herramienta para realizar sus tareas de la forma más efectiva.

En definitiva: un buen growth hacker sabe que cada día puede convertirse en un profesional un poco mejor. Y trabaja para lograrlo.

Si como freelancer estás buscando expandirte laboralmente, especializarte como growth hacker puede abrirte muchísimas puertas. Prepárate y fórmate, actualiza tu perfil en Workana y comienza a trabajar en proyectos apasionantes.

Y si como cliente estás buscando hacer crecer tu negocio, entonces necesitas un growth hacker y desde Workana puedes encontrar al profesional idóneo. Publica ahora tu proyecto en Workana y comienza a recibir propuestas de profesionales altamente cualificados que te ayuden a lograr tus objetivos.

Porque si una cosa está clara, es que los growth hackers han llegado y lo han hecho para quedarse.

Un comentario
  1. Gracias por el artículo, Elisabet, me parece súper bueno.
    De hecho, el perfil del Growth Hacker me parece bien potente y creo que la tendencia de contrataciones para mejorar la usabilidad de plataformas web, convertir visitas en ventas efectivas y tener una relación más cercana con el cliente va por ese lado (y fidelizarlo). Hoy por hoy se está volviendo cada vez más difícil mejorar el ratio ventas/visitas y ni qué decir del ratio de recompra. Las empresas actualmente están contratando servicios de proveedores que monitorean usabilidad y de expertos en marketing para tener un mejor performance online y tengo entendido que les está yendo bien, sin embargo, con los Growth Hackers creo que tal vez les podría ir mejor si: 1) Validan la experiencia del Growth Hacker sobre todo en marketing – tema que creo es más clave que la programación en sí, definitivamente diseño da un plus importante -, 2) se alinean en términos de imagen de marca, 3) hay una afinidad del Growth Hacker por el sector en el que la empresa se desenvuelve – cultural a nivel locación geográfica y de la empresa, y 4) el acuerdo de trabajo a distancia define claramente los objetivos del trabajo y cómo medirlos.
    Ahora, a mi me queda una pregunta. ¿Qué formación profesional un Growth Hacker debe tener en términos de educación académica y experiencia profesional? ¿Crees que haya alguna tendencia o preferencia de las empresas con respecto a esto?
    Christian

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *