Carlos Alberto Romay, profesional TOP 50: “Es indispensable armarse de un grupo de trabajo si realmente deseas crecer”

Este mes entrevistamos a otro gran profesional del TOP 50 de Workana, Carlos Alberto Romay, especialista en Traducción y Contenidos. Apasionado por su profesión y por su estilo de vida freelance, Carlos lanzó recientemente un e-book (ya a la venta en Amazon) con todos los secretos para ganar dinero desde tu casa, de manera efectiva y sostenida. En esta nota te cuenta un poco más sobre cómo ha vivido el proceso.

Carlos es un fiel usuario de Workana y, como tantos otros profesionales, se siente super identificado con la plataforma. Sin ir más lejos, este artículo es una clara muestra de ello 🙂

Con prácticamente dos años trabajando en la plataforma, Carlos tiene mucho para aportar a otros profesionales sobre cómo crecer como freelancers, y cómo aprovecha hoy en día su excelente posición en el ranking workanero para ganar más y más clientes. ¡Te invitamos a conocerlo!

——- 

W: ¿Cómo fueron tus primeros pasos como freelancer?

C: Mis comienzos fueron muy desprolijos, ya que el exceso de información basura en Internet consiguió confundirme y hacerme perder mucho tiempo hasta encontrar el método correcto de comenzar. Recordemos que por más que uno sea un excelente profesional en el “mundo físico”, al pasar a la red las cosas son distintas desde el punto de vista de tiempos, alcances, costos, etc. Necesitas posicionar tu marca (branding), tener presencia en Internet (sitio web, Facebook, blog, etc) y aprender de distintas culturas, ya que tu alcance geográfico ahora es mundial.

W: ¿Cuáles eran tus mayores problemas/desafíos cuando empezaste a trabajar freelance?

C: Uno de los grandes problemas que se me presentó fue el hecho de desconocer el mercado. Me refiero a que no tenía referencias de sitios como Workana o demás, en los cuales poder ofrecer mis servicios a través de una plataforma segura. Además, por vivir en Argentina, las trabas financieras también complicaron las cosas. Por último, no sabía realmente cuánto ni cómo cotizar mis servicios, ya que los valores son distintos a los que cobraría on-site.

AlbertoRomayWorkW: ¿Y cómo conociste a Workana?

C: Conocí a Workana haciendo una búsqueda por Internet. Simplemente chequé referencias y me anoté.

W: En tu caso, ¿cuáles crees que fueron las claves para estar hoy ubicado en el Top 50 de Workana?

C: Me informé de todo lo que necesitaba y comencé muy lento, muy bajo perfil, ya que entendí que debía darme a conocer antes de poder avanzar en proyectos grandes. Aprendí de los mejores rankeados mirando sus perfiles, leí todos los newsletters de Workana y apliqué los tips. Uno en particular cambió mi historia: aquel que decía que debía decir EXACTAMENTE qué hacía en mi perfil; no tratar de abarcar todo el espectro posible de actividades, simplemente definir qué hago. Y funcionó casi automáticamente. Cuando cambié el título de mi perfil me llegó uno de los proyectos en los que aún me desempeño, y que me permitió posicionarme. Pero obviamente lo principal es cumplir con el compromiso asumido. El cliente debe ser atendido como se le prometió. Si no puedo cumplir con un proyecto, no lo tomo. Además, es necesario tomarse el tiempo para charlar con el cliente y determinar exactamente lo que desea. De no ser, así tendremos problemas a futuro. Si no sabes exactamente qué quiere el cliente, ¿cómo podrás brindarle el servicio que necesita?

W: ¿Cuán a favor le juega a un profesional estar ubicado entre los mejores de cientos de profesionales?

C: Sin dudas, le juega muy a favor, no solo dentro del ámbito Workana. Las ventajas son obviamente la confianza que genero, ya que mis referencias pueden ser chequeadas al instante y el cliente puede estar tranquilo de que sabe perfectamente con quién tratara. Por otro lado, el estar bien rankeado es una excelente referencia, ya que en mi CV o perfiles sociales claramente me anuncio como profesional destacado de Workana, y genero contactos. La contracara de esto es que a veces me da la sensación de que algunos prospectos se “asustan” y creen que les voy a cotizar una fortuna. El precio es el mismo para un particular como para una empresa. Mi compromiso es el mismo hacia ambos; el valor es por hora, sin importar la categoría comercial del cliente. El servicio será impecable en ambos casos.

W: ¿Trabajas con un equipo, verdad? ¿Cuántos son y qué especialidades tienen?

C: Así es. Somos un equipo de profesionales expertos en dos temas bien diferenciados. Por un lado, Bernardo Rosello, Lidia Meoniz y yo formamos un equipo de marketing online, negocios, emprendimientos y capacitación a distancia. Bernardo es el experto certificado por John Maxwell en cursos, liderazgo, Mastermind, educación, puesta en marcha de sitios web de e-learning y demás (bilingüe español-inglés). Lidia se encarga de la edición de videos, publicidad, contenidos y administración general. Mis tareas en este team son puramente de marketing (publicidad, copywriting, mantenimiento de sites, etc). Por otro lado, junto a profesionales de sistemas ofrecemos servicios de VoIP, Networking, Infraestructura y Seguridad Informática. Ellos son Ernesto Scordo (Infraestructura), Jorge Rodriguez (Networking), Lucas Durante (Seguridad) y Alejandro Echague (VoIP)

W: ¿Cuál es la ventaja de contar con un equipo para trabajar? ¿Se lo recomiendas a otros freelancers?

C: Sin dudas lo recomiendo. Un equipo te permite ampliar los alcances de tu/s servicios, además de cubrirse mutuamente ante cualquier eventualidad. Siempre contamos con el apoyo de cada uno. Si alguien por ejemplo está enfermo, lo cubrimos y el proyecto sigue. Esto no solo nos beneficia a nosotros, sino que permite cumplir con el cliente y atenderlo como se merece. Es increíble lo que puedes hacer con un equipo. Siempre hay alguien que trae una idea brillante o que pone ganas cuando todos quieren abandonar. Sin un equipo, no estaría haciendo ni un tercio de lo que hago. Es indispensable armarse de un grupo de trabajo si realmente deseas crecer.

W: Y para cerrar… ¿cuál dirías que es tu mayor diferencial ante los clientes?

C: Para aquel que entendió mi perfil sabrá que no vendo nada. No ofrezco solo UN servicio. Soy la solución a su problema. El cliente presenta una necesidad, y si está dentro de mis habilidades yo le presento la solución a la medida de su problema. No soy un enlatado que hace varias cosas y podés comprarlo, y más o menos arreglo el tema. Soy la persona que escucha su requerimiento, lo evalúa, lo entiende y le presenta una o varias soluciones según los parámetros establecidos. En resumen, lo que siempre trato de hacerles entender a los clientes es que brindo VALOR, o sea, calidad en la solución. Le ofrezco lo que le sirve a él, no lo que me sirve a mí. En el camino, no solo genero ingresos, sino relaciones de confianza y amistades. Gracias a Workana por la confianza y el apoyo.

Prólogo: Jesica Mraz

Entrevista: Natalia Welner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *