De Sistemas a Desarrollo Web Freelance

De Sistemas a Desarrollo Web Freelance

Mi nombre es Juan, oriundo de Capital Federal, Buenos Aires, Argentina y en el Día de la Juventud quiero contarte mi historia de cómo llegué al freelancing.

Tengo 28 años y me “dedico” a la tecnología desde que tengo memoria. Creo que nací con una computadora al lado de la incubadora, pasión heredada de mi viejo. Soy Analista de Sistemas y próximo a recibirme de Licenciado, sí Licenciado… ¡qué ansiedad poder terminar la carrera! ☺

Actualmente me desempeño como Analista Funcional en una empresa y también me dedico al Desarrollado WEB de manera Freelance. Cada vez más Freelance que Analista Funcional. Lo que me atrajo de esta manera de trabajo fue la dinámica, autonomía y administración del tiempo, de mi tiempo.

Comencé con esto dado que llevo 7 años trabajando en oficina. Vengo de la vieja escuela: tenes que estudiar y trabajar (ese trabajar siempre fue con una imagen dentro de lo corporativo, grandes empresas, crecer y demás yerbas que siempre uno mama de chiquito…). Claro está que el anhelo era entrar a una empresa, pero a lo largo del tiempo (en mi caso como dije, 7 años) uno se da cuenta que los días se hacen monótonos, que a veces hay gente que se maneja muy mal, y más allá de que las tareas pueden ser siempre las mismas también lo principal que a mí me inquietaba fue no sentirme motivado sentí, que perdía mi norte…

De ahí que comencé mi carrera en desarrollo WEB. Verdaderamente, más allá de encantarme Sistemas, nunca fui apasionado del picar teclas. Pero con toda esta movida interna mía empecé a buscar, pensar y entender qué era lo que me gustaba, lo que quería para mí… Y lo vi…

Lo mío era dibujar, siempre lo fue… pero no lo recordaba por el hecho de estar pendiente en crecer en una empresa.

Dejé de hacerlo cuando arranqué 4to año del secundario. Al recordarlo me sentía contento, me volvió la motivación, veía algo allá a lo lejos. Es desde ahí, mitad del 2015, que vengo empezando con mi carrera de Diseño y Desarrollo WEB.

Seguro te preguntas ¿qué tiene que ver? Y, mirá… poder llevar a cabo un diseño personal y poderlo plasmar en algo tangible, poder sentarme a bocetar o dibujar como quiero que sea una WEB, elegir las fotos, los dibujos, y decidir de qué manera plasmarla, es lo que me di cuenta que me gusta. Y si le gusta al cliente, aun más.

Dadas esas ganas, hoy ya tengo hecho alrededor de 10 trabajos, 2 cursos y colegas con quien compartir experiencias. Me siento parte, me siento motivado para seguir y para crecer en esto que tardó, pero logré darme cuenta que es lo que quiero hacer.

Quiero que se identifiquen con mi historia y si están en la situación de no atreverse, lo hagan.

Aunque sea de a poco, dedicándole el tiempo que puedan y van a ver que si es lo que les gusta, va a terminar siendo su fuente de trabajo, con lo que van a poder mechar momentos de su vida cotidiana y disfrutarlo, como ir a correr, gimnasio, ver familiares, ir de viaje…

Poder hacer este tipo de trabajo te abre esa posibilidad. ¿Miedo a no llegar a fin de mes? ¿ O lo que la sociedad implícitamente te dicta? Sí, podes tener algo de miedo, pero no es imposible organizarte con lo que ganes. Vas a ver que al final del camino vale la pena y vas a poder disfrutar de lo que haces. ¿Difícil al comenzar? Sí, seguro. En lo que debes hacer foco es en no perder el norte, principalmente cuando las cosas no salgan… esto puede ser no conseguir algún cliente o proyecto a largo plazo pero la perseverancia es fundamental.

A nivel organización, lo que te recomiendo es que lleves una agenda de cosas que debes hacer en el día e ir tachando a medida que se cumpla. Ponele plazos a cada una de estas tareas porque no es bueno hacer solo una cosa en todo el día, teniendo otras que requieren su tiempo, ya que eso va a ser una bola que no para y también terminás en la monotonía. Entonces, poner foco en cumplir esos tiempos te ayuda a organizarte y sacar el trabajo.

Aplicaciones que te cronometren y que te ayuden a armar la lista de tareas son fundamentales. Lo no recomendable es no cumplir horario, por más que seas freelance… el levantarse temprano y organizar el día es fundamental. Luego, podes tener muchos breaks… siempre y cuando no sean irte del trabajo que estás haciendo porque eso lleva a lo anterior y es dejar cosas sin hacer “para la noche o mañana” y así, se acumulan.

Vamos, jóvenes profesionales: ¡anímense!

Juan Bonforti, freelancer de IT y Programación en Workana.

Para comenzar a trabajar de forma independiente, mira los proyectos publicados en Workana y postúlate. O también puedes emprender: crea un proyecto en Workana y contrata freelancers que te ayuden a desarrollarlo.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *