Las claves al momento de dar feedback

Cuando contratas a un profesional en Workana, uno de los parámetros clave que te hablarán sobre la performance del profesional es su rating general y el feedback que hayan dejado otros clientes para los cuales haya trabajado. Más allá de la formación, experiencia y portfolio, los reviews probablemente jueguen el rol más destacado, porque reflejan en concreto cómo se ha desempeñado el profesional.

Una nueva herramienta que acabamos de incorporar, el Sistema de Logros, también te servirá como referencia al momento de hacer tu elección. El nivel que haya alcanzado el profesional (Iron, Bronze, Silver, Gold, Platinum y Hero) será un reflejo de su experiencia en la plataforma y el compromiso que ha demostrado dentro de la misma.

Así como te vales del feedback de otros clientes para seleccionar a tu colaborador, también llegará el momento en que finalice tu contrato de trabajo con el profesional y debas dejarle tu feedback respecto a su performance. Y llegada esa instancia, es importante que tengas presente algunas bases para brindar un feedback objetivo y rico en información. Es esto justamente lo que queremos empujar desde Workana.

¿Qué consideramos entonces como “feedback constructivo”? Una combinación de varios elementos:

Haz foco en la performance

Tu objetivo es evaluar el trabajo que el freelance desarrolló como profesional, y no juzgarlo como individuo, ni involucrar temas particulares, prejuicios o diferencias de personalidad que haya habido entre ambos.

Sé sincero

Todo feedback debe ser honesto, siempre. Con lo bueno y con lo malo. Es eso lo que le otorga validez. Procura dejar de lado condicionamientos (positivos o negativos) que puedan incidir en tu evaluación final.

Rescata lo positivo

Siempre que sea posible y que así lo juzgues, trata de comenzar el review con un comentario positivo. Esto siempre genera una buena percepción pero además, en caso de que también haya algo negativo para destacar, te permitirá hacer un balance.

Destaca fortalezas

Haz referencia a habilidades específicas que hayas detectado en el profesional y cómo esto fue esencial para la concreción del objetivo.

Comparte tu percepción

El feedback debe ser objetivo en el sentido de no estar definido por tus propios condicionamientos. Así y todo tiene su cuota de subjetividad, y de esto también se trata dar feedback: di exactamente qué fue lo que para ti marcó la diferencia (para bien o para mal).

Sé específico

Debes poder ser directo y claro con lo que tienes para decir: sobre lo bueno, haciendo referencia a aquello que realmente te gustó y que impactó positivamente en los resultados, y sobre lo malo, qué fue lo que no te convenció y que podría mejorar a futuro.

Evita irte a los extremos

En lo posible no utilices exageraciones del tipo “siempre”, “nunca”, “el mejor” o “el peor”, porque resultan poco creíbles. Así y todo, no dejes de ser contundente y expresar tu sincera opinión.

Realiza una crítica constructiva

Los comentarios que realices deben poder servir al profesional para crecer y no para tirarle abajo su autoestima. Procura entonces hacer una crítica constructiva de su desempeño y buscar la mejor forma para transmitirlo. No busques marcarle errores o expresar disconformidades de manera reactiva y agresiva.

Haz tu “aporte”

En definitiva de eso se trata: que el profesional sepa cuáles son sus fortalezas, y qué aspectos podría mejorar. Haz que cada frase tenga un sentido concreto y que sirva tanto para el freelancer como para futuros clientes que consideren contratarlo.

8 Comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *