Lograr eficiencia en tu negocio en 4 pasos

Manejar un negocio propio es una actividad entretenida, estimulante y cargada de desafíos. Pero por otra parte, tener un negocio también puede ser estresante. Muy estresante.

Si bien llevar adelante un emprendimiento o empresa propia tiene un gran número de ángulos y factores, concentrémonos por el momento en uno: todas las actividades que hay para hacer y los recursos humanos que necesitamos para llevarlas a cabo.

Al llevar adelante un negocio propio primero que nada tendremos que concentrarnos en las tareas relacionadas con el negocio en sí: fabricar lavarropas, vender lámparas, tomar fotografías… lo que sea que haga nuestra empresa. Pero, además, seguramente sea necesario cubrir varios temas que son periféricos pero esenciales al negocio:

  • Administración y contabilidad. Organizar las finanzas, facturas, pagos a proveedores y empleados, llevar registros.
  • Imagen. Logo, folletería, sitio web, tarjetas personales, página de Facebook.
  • Ventas. Tratar con potenciales clientes, saber cómo ofrecerles el producto, entender cómo traer más clientes.
  • Atención al cliente. Resolver dudas y problemas, tratar de que los clientes se queden con nosotros.

Muchas de estas actividades pueden ser delegadas, ya que una persona no puede encargarse de absolutamente todo. Ahí es donde entra en juego un factor muy interesante: el trabajo freelance.

¿Qué tiene que ver el trabajo freelance con la eficiencia de un negocio?

Todo. Ser capaces de delegar tareas en otras personas de gran talento, sabiendo que son profesionales totalmente capacitados para esa actividad, es una excelente forma de generar resultados increíbles sin pagar de más ni perder tiempo.

Veamos un ejemplo concreto: supongamos que para nuestro negocio es crucial enviar un newsletter mensual a todos los clientes. Para esto podríamos contratar a alguien altamente calificado e incorporarlo como personal de la empresa. Seguramente haga un excelente trabajo pero, ¿vale la pena pagar un sueldo mensual, un espacio en la oficina y una computadora para alguien que sólo va a enviar un newsletter una vez al mes? Obviamente si contratamos a alguien de esta naturaleza seguramente también le pidamos luego hacer otras cosas, pero en principio nos estamos concentrando en el envío de un newsletter.

Otra opción sería, en lugar de contratar una persona nueva, asignarle la tarea de enviar el newsletter a alguien que ya esté trabajando en la empresa. Puede ser la contadora, el abogado o incluso nosotros mismos. En este caso, el problema es que esa persona no cuenta con los conocimientos necesarios para hacer el trabajo, por lo cual tendrá que empezar a empaparse de temas como redacción, diseño gráfico, maquetado HTML, manejo de herramientas de emailing… aprender todo esto sin duda llevará tiempo. Y eso se traduce en costos.

En cambio, una solución eficiente frente a esta necesidad es contratar un freelancer. De esta forma estaremos pagando sólo por la creación y envío del newsletter a alguien que ya tiene todos los conocimientos necesarios para hacerlo. Un día queremos enviar un newsletter y al día siguiente ya está siendo creado. Así de simple. Nada de procesos de selección, inversión en infraestructura o leer cinco manuales de marketing digital y programación. El negocio accede en seguida a lo que requiere y su costos, tanto en dinero como en tiempo, fueron los apropiados.

Lograr eficiencia gracias al trabajo freelance en 4 pasos

Paso 1. Anotar aquellas tareas desarrolladas in-house que son tediosas o que consumen demasiado tiempo. También anotar las actividades de gran importancia que hoy día no se están haciendo. Ejemplos de todas estas tareas pueden ser:

  • Mantener actualizada la página de Facebook o la cuenta de Twitter
  • Comparar los registros de pagos a proveedores con las facturas y recibos que tenemos guardados.
  • Armar una presentación con los productos y fortalezas de la empresa.

Para esto te puede servir nuestras ideas de tareas que se pueden tercerizar fácilmente.

Paso 2. Tomar una de las tareas que anotamos y publicar un proyecto en Workana (recordar los consejos para publicar un proyecto)

Paso 3. Revisar las propuestas recibidas, evaluando aptitudes del profesional y precio. Hasta este punto, Workana no te ha cobrado ni un centavo, con lo cual sólo has invertido unos minutos de tu tiempo.

Paso 4. Elegir al profesional idóneo y avanzar con el proyecto.

No permitas que tu empresa siga dejando temas sin resolver ¡Crea tu proyecto hoy!

 

 

 

9 Comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *