Cómo optimizar tus campañas de e-mail marketing

Las campañas de e-mail marketing son un excelente recurso para apoyar tus esfuerzos de comunicación online y offline. Pero hay una gran diferencia entre tan sólo sumar más y más contactos a tu lista y contar con una rica base de leads o clientes interesados en tu producto . . .  y que te representen VENTAS.

Todos recibimos día a día un número (mayor o menor) de e-mails que intentan convencernos de algo o vendernos un producto o servicio.

cómo optimizar campañas de e-mail marketing

Lástima que la mayoría de las veces los marcamos directamente como spam, o los eliminamos sin siquiera darles una oportunidad. . .  ¡De lo que nos habremos perdido! 😀

Evita entonces que tus e-mails caigan en la misma bolsa: haz que cumplan el propósito para el que fueron diseñados 🙂 En este post te damos una serie de tips que te ayudarán a destacar tus e-mails de entre la multitud. Y tranquilo. . . porque con criterio, capacidad de análisis y flexibilidad para realizar ciertos cambios, no es tan complicado generar una campaña de e-mail marketing efectiva.

Preparando los motores

Confecciona un plan de e-mail marketing (¡o al menos una guía!)

Esto te ayudará a ser consistente en los mensajes y a tener un foco de dirección para orientar tus esfuerzos.

Esmérate con el subject

En la mayoría de los casos, un buen subject marca la diferencia. Procura que sea conciso, atrapante, que requiera una acción de parte de tu target. No utilices subjects engañosos y siempre evita términos como “gratis”, “urgente”, “pídelo ahora”, “garantizado” o “éxito” (y la lista es extensa . . .)

Trabaja en un buen diseño

Asegúrate que el diseño sea atractivo pero a la vez sencillo, limpio, entendible (incluso sin haber descargado las imágenes). Conserva un mismo look and feel a lo largo del tiempo. Esto ayudará a la consistencia de marca y a la identificación de los colores e identidad corporativa por parte de tus clientes.

Genera contenidos de calidad

Procurar que los contenidos sean relevantes y útiles para tu audiencia (y no sólo a corto plazo). En definitiva, de eso se trata: de que seas capaz de generar una buena relación con los clientes y fortalecerla en el tiempo. Tu foco debe estar en la calidad y no en la cantidad. Tus clientes leyeron el subject, hicieron click . . . ¡que dé resultado! 😉

Diseña una buena landing page

La landing page tiene que tener todo lo necesario para convencer sin muchas vueltas ni demanda de tiempo. ¿No sabes qué tener en cuenta al momento de diseñarla? Revisa los 6 errores que debes evitar en tu landing page.

Segmenta tu audiencia

Es super importante que trabajes con listas específicas, diferenciadas por criterios de segmentación (por ejemplo, ubicación o industria), para asegurarte que tus leads/clientes reciben contenido atractivo de acuerdo a sus expectativas e intereses.

Ajustando las tuercas

Incluye botones de “Compartir”

Así les darás a los clientes la oportunidad de difundir cualquier contenido que consideren interesante. El poder del boca a boca es indiscutible. Amplía tu alcance a otros tantos clientes potenciales con los botones de “Compartir”.

Agrega la opción de “Remitente Seguro”

Dales a los clientes la opción de incluir tu mail en la lista de remitentes seguros, para que los proveedores de correo electrónico no lo envíen directo a la casilla de spam. Si haces bien las cosas (y contamos con ello :)) sin dudas  querrán recibir tus e-mails. Simplifícales el trabajo 😉

Largamos la campaña . . .

Utiliza A/B testing

Ejecuta pruebas con diferentes combinaciones de elementos y analiza resultados. Evalúa diferentes textos, estilos, tono, tipo de fuente, formato, colores y CTA, y realiza los ajustes que sean necesarios.

Guíalos en el proceso

Tus clientes leyeron el mail, ahora diles cuál es el próximo paso: incluye un Call To Action, un “más información” o alguna guía que los lleve a concretar la conversión.

Establece una frecuencia

Envía los mails con cierta regularidad. Tu objetivo es establecer relaciones a largo plazo, por lo que es fundamental mantener un contacto periódico con tu audiencia (sin ser “la figurita repetida” . . . pero sí “estando presente” ;))

Y evaluamos resultados

Siempre asegúrate de medir métricas y evaluar los resultados de la campaña. Lleva un control de las estadísticas y analiza aspectos como: ¿Cuántos contactos recibieron el mail? ¿Cuántos e-mails se abrieron? ¿Qué porcentaje de links se clickearon y cuáles fueron los que generaron mayor interés? ¿Cuáles generaron las mayores tasas de conversión?

También es muy recomendable que mantengas tus bases de datos actualizadas y “refinadas”, esto es: conviene eliminar a los clientes que no están interesados en tu producto y con quienes ya no tienes un “vínculo”. Esto te ayudará a mejorar resultados.

Ahora sí: ¿Necesitas un profesional con quien trabajar codo a codo en tu campaña? ¿Diseñador? ¿Asesor en marketing online? ¿Redactor de contenidos? Crea tu proyecto  en Workana y encuentra el mejor talento para optimizar tus campañas de e-mail marketing 😉

2 Comentarios
  1. Es un interesante articulo, y me parece muy llamativo el punto de vista de tus ideas y perspectiva de tus escritos, ya hace algún tiempo he venido leyendo varios articulos de tu blog y la verdad me encantan, aunque mi tiempo y trabajo no me permiten navegar mucho siempre trato de pegarme un a pasadita por tu sitio. Saludo cordiale sy un abrazo desde Colombia.

    1. ¡Muchas gracias por tu comentario! Siempre buscamos generar contenidos que les sumen 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *