Optimizar la eficiencia de tu empresa: Outsourcing

Las empresas se enfrentan a cambios y avances sin precedentes, estos cambios implican entre otras cosas: crecimiento,  no perder de vista las amenazas y oportunidades de la economía, y sobre todo estar atentos a las necesidades del consumidor.
Las empresas están obligadas a optimizar su eficiencia y mejorar sus estructuras internas, de esta forma mantener la competitividad en los mercados tanto internos como externos.

A partir de la globalización de la economía las organizaciones deben proyectarse a innovar y a concentrar sus recursos en su negocio principal.
Para afrontar estas tendencias actuales se nos presenta el OUTSOURCING, dar a un tercero especializado tareas en un área de nuestro interés, actividades específicas de la organización, las cuales no forman parte de la habilidad principal de la empresa.
Las actividades principales son aquellas que forman parte del negocio central de la misma.
Se trata de externalizar todos aquellos servicios y/o productos en los que la organización, por medio de una investigación de los responsables de cada sector, concluye que no le resulta eficiente o que no es especialista.

Las empresas deben en primer lugar poder responder la siguiente cuestión: ¿qué tipo de servicio les conviene tercerizar?, distinguiendo entre servicios centrales y servicios complementarios. Teniendo presente la importancia de los servicios complementarios que en la mayoría de los casos son parte fundamental del servicio central, dando como resultado el buen funcionamiento y rendimiento de la organización.
A partir de esta tercerización, la compañía se podrá centrar en el estudio de la competencia, en los cambios de la demanda de sus consumidores, en la conquista de nuevos mercados, en incrementar sus beneficios entre otras tantas actividades.

El Outsourcing es una tendencia empresarial que en la actualidad es adoptada a nivel mundial.
Esta tendencia transfiere los riesgos a un especialista que puede dar garantías de experiencia y seriedad en el tema. Este especialista, outsourcer, forma parte de la empresa, sin incorporarse formalmente a la misma.

¿Por qué incorporar el Outsourcing a nuestra empresa o negocio?
Entre otras podemos mencionar…
• Contar con personal altamente capacitado
• Control de gastos de operación
• Delegar tareas o funciones que exceden las capacidades de los recursos de la empresa
• Optimizar la eficiencia
• Captar y responder los cambios del mercado
• Disminuir la inversión
• La empresa puede poseer la mejor tecnología sin la necesidad de contar con personal capacitado dentro de la organización
• Aporta una ventaja competitiva
• Contar con los recursos específicos en cada área

Cuando la organización toma la decisión de incorporar el proceso de Outsourcing, debe en primer lugar definir una estrategia para implementar y guiar este proceso. Esta estrategia se debe basar en la planificación, organización y análisis de los diversos escenarios para responder a los objetivos de la empresa adaptando y descubriendo los pasos a seguir.

 

3 Comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *