Post de invitado: consejos a tener en cuenta a la hora de encargar una traducción

Nuestra escritora invitada del día de hoy es Liliana María. Lleva 8 meses ofreciendo sus servicios de traducción y generación de contenido a través de Workana, con 8 proyectos completados y muy buenas calificaciones. En esta ocasión, nos comparte 6 consejos clave para asegurarse un buen resultado y evitar malas experiencias a la hora de encargar una traducción. Esperamos que les sean útiles!!

—————————————————————————————————

Como traductora, me gustaría compartir algunas recomendaciones que podrían ser de utilidad para aquellas personas que precisan encargar una traducción. Estos tips están  basados en mi experiencia y en la de mis amigos traductores y tienen como objetivo facilitar la comunicación entre el cliente y el traductor, para que ambos sepan con antelación qué pueden esperar el uno del otro.

Buena comunicación: estar disponibles para responder las consultas deltraductor es muy importante para conseguir un buen resultado. Hacerle saber al traductor en qué horario puede contactarnos es  de suma utilidad para que el proceso de traducción se lleve adelante en óptimas condiciones. Si el traductor no responde o no hace preguntas, es preciso insistir para establecer contacto y saber si él/ella está efectivamente trabajando en nuestro proyecto.

Ser precisos: indicar exactamente cuántas palabras contiene el texto a traducir o, de contener ilustraciones, cuántas hojas son en total, cuántas de ellas son ilustraciones y si es preciso traducirlas. Asimismo, es importante establecer si se trata de una traducción o de una localización (traducir y adaptar las frases al español de un determinado país). Frases como “ gran cantidad de palabras”, “muchas ilustraciones y poco texto” o “traducir al español simple” dejan librado a la imaginación del traductor el tipo de trabajo a realizar, lo que eventualmente puede traer algunas complicaciones.

Ser específicos: ¿Qué queremos de una traducción? Queremos que sea fiel al original en todos los detalles, que sea libre y se acerque al tema central por aproximación, que tenga ciertas diferencias y ciertas similitudes con el texto o audio original o que conserve un 100 por 100 el sello de su autor/a. Al encargar una traducción, debemos dejarle bien en claro al traductor lo que queremos de su trabajo y cómo lo queremos. Es importante no dejar ningún detalle librado al azar. A buenas instrucciones, buenos resultados.

Elegir al traductor correcto: en los últimos años se han hecho cada vez más populares los programas de traducción automática, con la consecuente multiplicación de traducciones inexactas, llenas de errores y prácticamente carentes de todo significado. Para evitar recibir este tipo de traducciones, es importante revisar previamente el CV del traductor y pedir alguna muestra de trabajos previos realizados. Chequera este tipo de cosas nos ahorrará tiempo y dinero.

Pagos y tarifas: Es conveniente aclarar el método de pago desde un principio así como detallar las tarifas aplicadas en un aparte. Por ejemplo, algunos traductores  cobran un plus por formatear un texto, o a veces un texto ya ha sido traducido pero es necesario editarlo parcialmente o reescribirlo en su totalidad: cada uno de los pasos concernientes a la traducción, edición, formateo, etc. deben ser discutidos entre ambas partes para que no haya sorpresas a la hora de pagar los honorarios. En cuanto a las tarifas, si bien todos esperamos un precio racional, es importante tener en cuenta que las ofertas “tentadoras” de tarifas excesivamente baratas, suelen acarrear sorpresas poco agradables.

Programas de traducciòn y otros: Existen programas que ahorran tiempo en materiade traducciones, pero conservan el protagonismo del profesional y no perjudican la calidad de la traducciòn. Estos son los programas Dejà Vu, Wordfast, TRADOS,etc. Otras veces, la persona que encarga la traducción puede requerir de ciertas capacidades y programas para hacer una llevar a cabo la misma (Dreamweaver, Adobe InDesign, etc). El uso y la capacitación del traductor en el uso de estos programas pueden requerir una tarifa algo más alta que la habitual.

Para resumir, diría que la comunicación asertiva, directa y detallada de lo que precisamos y la escucha atenta de lo que nos ofrecen es clave para obtener un excelente servicio.

Espero que estos tips hayan sido de utilidad para clientes y traductores así como para todos los que contratan y ofrecen servicios freelance.

Autora: Liliana María

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *