Primeros pasos para definir una estrategia de marketing digital

Si el tuyo es un negocio online, seguramente definir una estrategia de marketing digital sea de las primeras cosas que se hicieron. Sin embargo, si tu negocio es más tradicional puede que el mundo de la comercialización en internet te resulte nuevo o extraño. En ese caso, este artículo te servirá para entender mejor cómo encauzar tus ideas y aprovechar las oportunidades del marketing online.

¿Qué resultados se esperan de la estrategia de marketing digital?

Objetivos de la estrategia de marketing digital

Sin siquiera todavía adentrarse en redes sociales, publicidad por PPC o email marketing, uno de los primeros puntos a cubrir es el resultado que uno espera. Lo más común es que se trate de incrementar ventas o reducir costos de atención, pero puede que los objetivos sean otros. Es crucial tener este ítem bien claro para asegurarnos de tener una dirección y que las acciones tomadas siempre contribuyan a que se logren estos objetivos.

En función de los objetivos esperados, ¿qué recursos se pueden alocar?

Con este punto la finalidad es tener una idea del monto que podríamos invertir, aunque sea una aproximación. Obviamente no es lo mismo contar con $20.000 que con $500, por lo que será útil tener en mente más o menos hasta dónde podemos llegar. De todas formas, es muy probable que al conversar con un experto en marketing digital surjan ideas nuevas.

Definiendo la presencia en internet

Históricamente, la principal presencia en internet se ha basado en contar con un sitio web. Hoy día esto sigue siendo vigente, pero también han surgido algunas opciones complementarias e incluso alternativas como las páginas de Facebook. Si bien son cosas muy distintas, hay negocios (pequeños, sobre todo), que para una primera etapa prefieren contar únicamente con su página en Facebook. Esto puede ser correcto o no dependiendo de lo que se espere lograr: la página en Facebook será un buen lugar en donde interactuar con una base de seguidores (¡la cual hay que construir!), mientras que un sitio web puede aprovecharse mucho mejor para lograr ventas a gran escala.

Esas son tan solo algunas de las diferencias. En términos generales, lo ideal es contar con un sitio web profesional y que ése sea el pilar para el resto de las acciones.

¿Es urgente lanzar un sitio web?

Sí. Lo primero que debe suceder para cualquier estrategia digital es que el sitio web (u otra forma de presencia, como se mencionaba en el punto anterior) exista y pueda accederse. Esto suena obvio, pero es importante recalcarlo porque muchos creen que no deben tener nada online hasta lograr ese sitio ideal, el Edén hecho web, en donde se refleje fielmente lo fantástico de su marca. Esto está bien si el sitio web se arma rápidamente, pero si por buscar ese Shangri-La digital el sitio web demora 10 meses en salir, hay un problema. Un buen sitio hoy es mejor que un sitio perfecto mañana (cuando necesites este trabajo, recuerda las preguntas que deberías hacerte al encargar un sitio web).

Explorando las redes sociales

Facebook, Twitter, Google+, LinkedIn, YouTube, Tumblr… ¿vale la pena invertir recursos en ellas? Como regla general, sí. Cómo hacerlo o cuánto invertir dependerá de la naturaleza del negocio y lo que se espere obtener, pero suele ser útil estar presente en las redes sociales. Como se trata de medios justamente sociales, son espacios en donde se da mucha interacción directa e inmediata con el público, por lo que es crucial mantenerse activo (recuerda nuestro artículo “Técnicas para crear conversación con tus fans”). Si se va a generar una página en Facebook pero sólo publicar algo nuevo una vez por mes, tal vez lo mejor sea ni tener la página, al menos en las primeras etapas.

Por otra parte, es importante tener en cuenta que la presencia en las redes sociales traerá, en muchos casos, resultados  intermedios o indirectos. O sea, podremos generar muchos likes o +1’s, cientos de retweets o miles de comentarios en una foto, pero nada de esto es un resultado que cumpla con los objetivos principales conversados en el primer punto (vender más, por ejemplo). Sin embargo, todos esos resultados intermedio sí pueden  por ejemplo colaborar con las acciones de publicidad, lograr que más gente ingrese a la tienda online o que el equipo de atención al cliente reciba menos quejas. Y ahí sí es donde estamos cumpliendo con las metas principales.

Con todo esto en mente, recuerda que puedes encontrar en Workana un excelente community manager para que mantenga activa tu comunidad.

Publicidad online

A diferencia de las redes sociales, las campañas de publicidad suelen estar más íntimamente ligadas con resultados estratégicos en el negocio, ya que podemos orientar una campaña de publicidad directamente a generar ventas o al menos interesados para atacar luego con el equipo de ventas.

En este punto existen infinidad de posibilidades, entre ellas pautar en Google AdWords o en Facebook Ads, dos opciones muy populares entre pequeños negocios ya que permiten comenzar con bajos presupuestos y hacer un seguimiento muy cercano. Si se necesitan resultados inmediatos, estas opciones suelen ser recomendables (siempre de la mano de un experto, ya que estas plataformas tienen numerosas particularidades y para un principiante puede ser un poco abrumador).

Email marketing

NO ES SPAM. Esto es lo primero a tener en cuenta: hacer email marketing NO es hacer spam. Bien hecho, el email marketing puede traer excelentes resultados y no ser para nada invasivo. Que esté “bien hecho” implica trabajar con bases de datos de personas que han dado su consentimiento para recibir ofertas o promociones, contar con una pieza bien redactada y diseñada y también una landing page optimizada.

Otras tácticas

Existen varias otras posibilidades que no se mencionaron (programas de afiliados, SEO). Las hay para diversos presupuestos, tipos de negocio, resultados esperados… lo recomendable es estar siempre dispuesto a escuchar ideas nuevas, ya que siempre puede surgir algo interesante.

Ordenando todo

En el primer punto de este artículo se definían los objetivos macro a cumplir. Ésto es lo que dará dirección a toda la estrategia de marketing online.

Luego, factores como redes sociales, publicidad, emailing, etc serán tácticas con las cuales buscaremos cumplir con esos objetivos. Estas tácticas pueden abordarse de a una e ir activándolas a medida que el presupuesto lo permite. Es muy útil contar con una planilla en donde hacer un monitoreo de las acciones que se llevan a cabo, los recursos que consumen y los resultados que traen. Así, podremos ver claramente cómo está funcionando la estrategia de marketing digital y hacer un aprendizaje.

Los costos

Hacer marketing online no es gratuito. Incluso si no hay que pagarle a Twitter por crear un perfil o una herramienta de emailing ofrece hasta 1000 envíos gratuitos, todas estas acciones tienen costo. Consumen tiempo y requieren de conocimientos, ambos recursos valiosos y finitos.

Trabajar con un equipo tercerizado te permitirá rápidamente comenzar a experimentar este mundo y encontrar la mejor forma de hacerlo funcionar para tu negocio.

¿Cómo fue tu experiencia haciendo crecer tu negocio gracias al marketing digital?

3 Comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *